Campaña contra filibusteros es narrada en seis salas

Al artista Carlos Aguilar le correspondió el diseño y la conformación de las seis salas de la exposición permanente del MHCJS, la cuales dan

Al artista Carlos Aguilar le correspondió el diseño y la conformación de las seis salas de la exposición permanente del MHCJS, la cuales dan prioridad a lo lúdico y lo interactivo.

La Campaña Nacional contra los filibusteros entre 1856-1857 es narrada por medio de seis nuevas y modernas salas en el Museo Histórico Cultural Juan Santamaría (MHCJS), las cuales fueron inauguradas el 31 de julio pasado y vienen a darle al centro un aire de modernidad.

Así lo consideró el director del Juan Santamaría, Juan Madrigal, para quien la exposición permanente presentaba el reto de ofrecerle al público una propuesta innovadora y moderna.

De esa forma, Carlos Aguilar –diseñador conceptual de la exhibición− y su equipo se enfrascaron en una iniciativa que mezcla el rigor histórico, lo interactivo, lo tecnológico y lo convencional, con el fin de atraer un público que empezara por los niños y acabara por seducir también a los adultos.

 

La inversión, según el Ministerio de Cultura y Juventud, en las seis salas fue de ¢ 120 millones. El Museo Juan Santamaría se ubica en Alajuela y abre de martes a sábado de 10 a.m. a 6 p.m., con entrada gratuita.

 

La nueva exhibición permanente lleva por título “Caminos de libertad” y en cada una de las salas se centra un grupo reducido de acontecimientos, de modo que la suma de ellas permita al visitante hacerse de una idea general de lo que constituyó la campaña de 1856, de la que sobresalieron Juan Santamaría, el héroe nacional y Juan Rafael Mora Porras (Juanito), como el conductor de ese ejército de hombres sencillos que lograron vencer a los filibusteros liderados por William Walker.

De acuerdo con Aguilar, la parte interactiva de las salas fue un elemento que tuvo presente a la hora de confeccionarlas. De esa manera, los visitantes descubrirán que las salas son acústicas, por lo que si tocan una pared habrá una respuesta de sonidos relacionados con la campaña del 56-57.

Aunque fueron diseñadas para el público en general, los no videntes son parte de la población más beneficiada por la forma en que se estructuraron los mensajes.

Otro de los elementos resaltados por Aguilar es que se realza la presencia de la mujer en la historia nacional, así como algunas maquetas evocan el mestizaje que prevalece y define la identidad del costarricense.

LAS SALAS

Quienes se trasladen a observar la nueva exposición permanente del Juan Santamaría −que en criterio de Madrigal le da al museo una condición de gran modernidad, ya que pueden empezar por donde deseen−, los que sigan la propuesta cronológica podrán acumular más elementos, para tener una visión más completa del conjunto.

De esa manera, en las primeras dos salas se ubicaron aquellos elementos históricos que se presentaron después de la independencia de España en 1821, junto con todo el preámbulo anterior a que se entrara de lleno en la Campaña Nacional de 1856.

Mientras tanto, en la tercera se busca adentrar en la visión económica y política de porqué los filibusteros pretendían no solo ya adueñarse de Nicaragua, sino de Costa Rica y el resto de Centroamérica. Se describen aquí algunas de las primeras acciones militares que se produjeron y lo sucedido en la Vía de Tránsito.

En la cuarta, hay un enfoque relacionado con lo que se denomina como el período intermedio y la guerra en el área. Mientras tanto, la quinta sala hace alusión a las maniobras militares más importantes que se dieron en torno a la guerra, hasta desembocar en la rendición de Rivas y el triunfo del ejército de Mora sobre Walker.

La última sala invoca todo lo que se ha gestado alrededor de la Campaña del 56 y cómo el héroe Mora termina por ser fusilado debido a los intereses de poder que se crearon entre la oligarquía, una vez pasado el gran acontecimiento contra los invasores.

La nueva exposición permanente del MHCJS no solo aspira a ser muy moderna, según su director, sino que a la hora de ser concebida, como puntualiza Aguilar, se tomó en consideración que también fuera atractiva, de ahí que se le dio importancia a lo interactivo y a lo lúdico.

Como parte de la promoción que hace el museo, la niña Evelyn Vega aparece en un vídeo de Youtube y es ella la que relata parte de lo que el visitante encontrará.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Édgar Robles, superintendente de pensiones, se mostró preocupado ante el estado del RIVM.Enfrascados desde hace varios años en una discusión en torno a las

“Todo hombre es un fin en sí mismo y no debe ser un medio para el fin de nada ni de nadie”. Erich FrommLa

La estabilidad de una organización, en este nuevo siglo XXI, depende del cambio en el ambiente de su gestión del servicio, de una mayor

Hasta el día en que se remató el hotel “Las Cabañitas”, los empresarios turísticos de La Fortuna de San Carlos jamás creyeron que la

No hay datos concretos de cuántos empresarios del sector turístico enfrentan problemas financieros debido a las deudas contraídas con entidades financieras.La falta de claridad

El Club Sport Herediano presentó a finales de julio sus nuevos uniformes para la temporada que se inicia este 11 de agosto. (Foto: www.herediano.com)El

Al artista Carlos Aguilar le correspondió el diseño y la conformación de las seis salas de la exposición permanente del MHCJS, la cuales dan

María Rosa Angulo: “Voy a hacer mayores averiguaciones e investigar qué fue lo que pasó”. (Foto: Fabián Hernández)Un oficio del 1 de agosto de
Semanario Universidad