Documental “Resistencias” retrata a pueblos centroamericanos en lucha

Resistencias se proyectará en el Teatro Laurence Olivier, el 6 de febrero a las 7 p.m. La entrada es gratuita. (Foto cortesía Ditsö)Un documental

Resistencias se proyectará en el Teatro Laurence Olivier, el 6 de febrero a las 7 p.m. La entrada es gratuita. (Foto cortesía Ditsö)

Un documental que retrata procesos de resistencia de los pueblos centroamericanos frente a amenazas como megaproyectos y monocultivos llega esta semana a Costa Rica.

Se trata de “Resistencias”, del director guatemalteco Alejandro Ramírez, que se presentó el pasado martes 4 en la localidad de Térraba –en la zona sur− y que se proyectará este jueves 6 de febrero a las 7 p.m. en el Teatro Laurence Olivier, en San José.

La producción narra procesos de lucha emprendidos por los pueblos centroamericanos, desde lo vivido en tres países: Nicaragua, Guatemala y Costa Rica.

El director del documental explicó que se abordan tres historias: una en el territorio indígena de Térraba en Costa Rica; otro a orillas del río San Juan en Nicaragua; y el tercero en El Estor, Guatemala.

“Son las luchas de comunidades en defensa de su territorio, de su derecho a la vida y del respeto a la identidad; pero tratamos de contar las historias desde la particularidad y sin perder la esencia de lo colectivo que llevan estos procesos”, dijo.

“Resistencias” fue producido por la Oficina Regional en México de la Fundación Rosa Luxemburg Stiftung, en cooperación con la Fundación Guillermo Toriello −de Guatemala−, la Fundación para la Conservación y del Desarrollo del Sureste de Nicaragua y la Asociación de Iniciativas Populares Ditsö −de Costa Rica−, que realizó los vínculos entre la producción y las comunidades y organizaciones del territorio indígena térraba.

De acuerdo con la producción, el audiovisual de 50 minutos de duración retrata, por una parte, los hermosos paisajes de la región y, por otra, “la devastación que han provocado en ellos los proyectos que impulsa el modelo hegemónico”.

LUCHA INDÍGENA

“Resistencias” aborda, desde dos ejemplos de mujeres térrabas, la historia de un pueblo indígena costarricense que no llega a 1000 personas, que lucha contra la construcción del Proyecto Hidroeléctrico El Diquís, a la vez que trata de sobrevivir culturalmente.

Gustavo Oreamuno, de la Asociaciones de Iniciativas Populares Ditsö, comentó que se decidió narrar este proceso por lo emblemático de la lucha y por la magnitud del “megaproyecto” al que se enfrentan los aborígenes. “Es la heroica resistencia de los indígenas y, sobre todo, las térrabas, lo que ha hecho que el proyecto esté temporalmente detenido”.

Destacó que “era necesario que se resaltara el papel de las mujeres térrabas en el proceso de lucha, pues estas son mujeres que han llevado la lucha en los hombros. Al ser tan pocos y haber ido perdiendo tierra, los térrabas son un pueblo en peligro de desaparecer físicamente y culturalmente; pero, las mujeres han sido fundamentales, pues asumen temas de educación, de protección de semillas, de alimentación y lideran los esfuerzos por revitalizar su idioma”, afirmó Oreamuno.

El director del filme, Alejandro Ramírez, puntualizó que su objetivo es dar a conocer situaciones que muchas veces son pasadas por alto. “A veces oímos cifras y estadísticas, y nos lamentamos, pero la vida sigue inamovible; entonces, una compenetración con estos actores sociales, desde una óptica tan personal, puede hacer que la gente se inquiete”.

Oreamuno hizo ver que por parte de las organizaciones productoras, el propósito de la proyección de “Resistencias” al público costarricense es  evidenciar que es posible, con la organización popular, defender los derechos del pueblo.

“Defender una cultura como la del pueblo térraba solo ha sido posible a través de la organización, revitalizando su cultura, su espiritualidad y el documental refleja eso: que ante una realidad tan difícil como la que vivimos, de pobreza, injusticia y daño ambiental que ya llegó al límite, la única salida está en la organización comunitaria. Estas historias nos dan esperanza, nos señalan el camino, nos recuerdan que no todo está perdido”, expresó.


Un proyecto polémico

El Proyecto Hidroeléctrico El Diquís (PHED) es, de acuerdo con el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), una opción del plan de expansión energética del ICE, “para garantizar la demanda energética en el país”.

Dicha iniciativa es heredera del extinto Proyecto Hidroeléctrico Boruca, que generó amplia oposición en la población de la zona sur y que, según el ICE, se replanteó, pues “presentaba algunos importantes inconvenientes en materia social y ambiental”.

El Diquís se plantea como el “más grande de Centroamérica”, con un embalse de cerca de 7000 hectáreas, que estaría ubicado en el río General Superior, justo entre las comunidades de Térraba y Paraíso. Según el ICE, esta represa permitiría suplir las necesidades energéticas de al menos 1.050.000 personas al año.

Las comunidades de la zona, junto a organizaciones sociales, han manifestado desde el 2004 su oposición a la construcción del proyecto, ya que consideran que tiene serias implicaciones sociales, económicas y ambientales para la región.

Asimismo, de acuerdo con Gustavo Oreamuno, los pobladores consideran que el proyecto no responde a las necesidades de los pobladores de la zona sur ni del país, sino que “se quiere hacer negocio con esa energía”.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La maldad, con toda su perversidad, se ha introducido en las sociedades como una cobra reina, la peor serpiente. Dispuesta a hacer cualquier daño.

"Es mi primer voto, me llena de mucha emoción poder ser parte de este proceso y elegir con mi voto −que es un pequeño

“…La corrupción pa-arriba  eh, ya ves, pa-rriba tú ves  y el peso que baja  eh, ya ves, pobre ni se ve  y la delincuencia 

No todo trabajador de la enseñanza es un maestro(a). Parece una distinción ociosa pero no lo es. Hay mucha gente que se dedica a

Tengo el privilegio de vivir entre apóstoles, tres varones, Santiago de 9 años, Matías de 6 años y Felipe de apenas 4 meses,  que

“Es muy importante que haya una defensa del estudiantado, porque las demás instancias (administración, sector docente) tienen consolidados órganos de defensa de ellos mismos”,

Cada año aumenta el número de especies extintas y cantidad de especies están amenazadas. Prueba de ello, que se extinguieron en los últimos 90

El costo por crédito para los estudiantes del TEC durante todo el 2014 será de ¢ 15.640. En el 2010 el costo era de
Semanario Universidad