Esferas se interponen en el camino del Aeropuerto del Sur

Las esferas precolombinas de piedra de Diquís, reconocidas por su perfección y autenticidad, hoy son Patrimonio de la Humanidad. (Foto: cortesía MCJ)La reciente declaratoria

Las esferas precolombinas de piedra de Diquís, reconocidas por su perfección y autenticidad, hoy son Patrimonio de la Humanidad. (Foto: cortesía MCJ)

La reciente declaratoria de cuatro sitios arqueológicos en Osa como Patrimonio de la Humanidad por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) podría traerse abajo el proyecto de construir el Aeropuerto del Sur en la ubicación planificada inicialmente.

La declaratoria, anunciada por la Unesco el pasado lunes 23 de junio, incluye cuatro asentamientos cacicales precolombinos que albergan esferas de piedra de Diquís. Los sitios Finca 6, Batambal, El Silencio y Grijalba 2 se encuentran en las cercanías del terreno en el que se planificó la construcción del aeropuerto (Finca 9 y Finca 10).

En el documento emitido por la 38a Reunión del Comité de Patrimonio Mundial de la Organización, se recomienda al Estado costarricense la realización de “Estudios de Impacto Patrimonial”, para eventuales obras en la zona.

Así, “cualquier desarrollo propuesto que tenga el potencial de afectar la propiedad” deberá someterse a un análisis, realizado de acuerdo con la Guía de ICOMOS (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios) sobre impacto en el Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Adicionalmente, el documento enfatiza la necesidad de que se apliquen estos análisis al proyecto del Aeropuerto del Sur y de la Represa Hidroeléctrica Diquís (otro proyecto que podría verse afectado), y que los resultados sean presentados al Comité de Patrimonio Mundial antes de arrancar o continuar cualquier acción.

El geógrafo José Antonio Mora, miembro del programa Kioscos Socioambientales para la Organización Comunitaria de la Universidad de Costa Rica, afirmó que “uno de los tantos conflictos” en torno a la construcción del aeropuerto es, precisamente, el impacto arqueológico.

“No solamente existen conflictos ambientales por la cercanía con el humedal y conflictos agrarios y sociales por las 120 familias que viven en Finca 9 y Finca 10, sino que están a escasos dos kilómetros de Finca 6, el Parque de las esferas, una de las zonas declaradas patrimonio mundial”, explicó.

Mora añadió que aunque los hallazgos más importantes de la zona están concentrados en Finca 6, toda la zona es de gran riqueza arqueológica. “Ahí se revuelve la tierra y se encuentran vasijas, cántaros, etc. Construir un aeropuerto internacional ahí destruiría toda esa riqueza”.

El director saliente del Museo Nacional de Costa Rica –institución encargada de los sitios arqueológicos–, Christian Kandler, indicó que “tras el intenso trabajo realizado por muchas personas para lograr la declaratoria es importante establecer la protección de estos sitios como una prioridad definitiva”.

El jerarca afirmó que mientras exista un interés en mantener la declaratoria, es necesario sopesar la conveniencia del proyecto aeroportuario y “poner en una balanza los distintos intereses en juego, pues no se puede ignorar el posible impacto”.

Para este efecto, dijo, la introducción de los Estudios de Impacto Patrimonial será de gran utilidad, ya que ayudarán a determinar todo tipo de afectación negativa (desde contaminación sonora y vibraciones, hasta impacto en los suelos) no sólo de este proyecto, sino cualquier otro en la zona, sobre los sitios protegidos.

Consultado por UNIVERSIDAD, el director de Aviación Civil, Álvaro Vargas, hizo ver que el equipo del proyecto del referido aeropuerto no puede aún emitir criterio, pues “desconocen las implicaciones de la declaratoria por parte de Unesco con relación a este proyecto”.

El jerarca se limitó a señalar que en el estudio de impacto ambiental que actualmente estudia la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) se incluyó un capítulo de arqueología.


En Copán, Unesco pidió distancia entre aeropuerto y ruinas

Un caso semejante a lo que ocurre hoy en Costa Rica ocurrió hace unos años en Copán, Honduras, y hoy se gestiona la construcción del aeropuerto de Río Amarillo a unos 15 kilómetros del centro maya del sitio arqueológico Ruinas de Copán, declarado en 1982 Patrimonio Mundial por la Unesco.

El proyecto de la terminal aeroportuaria ha generado polémica por años, de modo que incluso la administración de Juan Manuel Zelaya desistió de su construcción en el 2007, pero fue retomado en el 2011 por el gobierno de Porfirio Lobo.

En abril pasado, el Gobierno hondureño anunció que el aeropuerto será construido a unos 15 kilómetros de la zona declarada por Unesco como Patrimonio Mundial de la Humanidad, tras recibir en el 2013 el dictamen “favorable” de la Unesco sobre la viabilidad del proyecto, antes cuestionado por la misma organización a causa del daño que se ocasionaría a las Ruinas de Copán.

Cabe señalar que, en el 2004, el Comité de Patrimonio Mundial de la Organización se pronunció en contra de la edificación de la terminal aérea en Río Amarillo, dado que la obra afectarían los vestigios del parque arqueológico Ruinas de Copán e indicó que, de construirse un aeropuerto en la zona, debería ser en la zona de La Entrada, a unos 70 kilómetros del centro maya de Copán.

De acuerdo con el medio hondureño El Heraldo, aún no existe un informe público de la Unesco que avale la construcción del aeropuerto.


El valor de la declaratoria

A partir de la declaratoria de los sitios arqueológicos en Osa, el país cuenta, por primera vez, con un sitio cultural declarado Patrimonio de la Humanidad.

Hasta ahora, Costa Rica contaba con tres bienes naturales inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial (la Isla del Coco, el Área de Conservación Guanacaste y la Reserva de la cordillera de Talamanca-La Amistad).

Los cuatro sitios que abarca la resolución de la Unesco cuentan no sólo con múltiples esferas de piedra, reconocidas por su perfección, cantidad, tamaños y locaciones, sino que conservan restos de asentamientos cacicales, montículos artificiales y sitios de entierro.

El texto resolutivo de la Organización reconoce el valor cultural de los sitios arqueológicos, así como la autenticidad y buen grado de conservación en que se encuentran. Al mismo tiempo, se recomienda al Estado costarricense emprender mayores acciones de conservación, de divulgación, de involucramiento de las comunidades aledañas y la aprobación de un Plan Regulador de Osa que contemple la protección de estas propiedades.

Christian Kandler, exdirector del Museo Nacional, destacó que la declaratoria sobre los sitios es de gran importancia ya que permitirá un aumento en la visitación turística y un respaldo para ejecutar acciones de conservación, a la vez que compromete al Estado costarricense con la protección de los bienes.

“En una zona con condiciones complicadas y con las desventajas que todos conocemos, esta declaratoria abre muchas oportunidades, pues permite gestionar actividades que involucren a la comunidad, desarrollar el turismo cultural y reactivar la zona a partir de un circuito arqueológico.

Kandler comentó que, en acuerdo con las sugerencias de la Unesco, se está trabajando en la apertura al público en tres de los sitios declarados patrimoniales, puesto que actualmente sólo Finca 6 (conocida como “El Parque de las esferas”) es visitable. “Queremos construir un verdadero parque arqueológico, que la gente pueda recorrer los sitios y conocer la riqueza cultural arqueológica con que contamos”, puntualizó.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La anterior junta directiva de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) aprobó una contrapropuesta para modificar el presupuesto inicial que presentaron los ejecutivos de

Yamileth Astorga, presidenta de AyA: “Vamos a identificar cómo se dieron esos permisos”. (Foto: archivo)Yamileth Astorga, presidenta ejecutiva de Acueductos y Alcantarillados, visitó la

La convocatoria a audiencia pública realizada por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), para discutir una potencial modificación al esquema de cobro por descarga de

En junio del 2010, rectores y estudiantes de las universidades públicas salieron a reclamar un porcentaje mayor al 1,3% del PIB para el 2015.

Que siga la fiesta en paz. Fiesta política o “siesta política”, no importa. Desde el salvacionismo y la siesta política tradicionales, las grandes

Río de Janeiro, 6 jul (dpa) - El arquero Tim Krul se defendió hoy de las críticas que recibió por intentar desconcentrar a los

La Escuela de Administración de Negocios organizó el 4 de julio la novena edición de ExpoInnova, donde los estudiantes de cuarto año de la
Semanario Universidad