Feria Internacional del Libro al son cubano

La próxima Feria Internacional del Libro, por realizarse del 28 de agosto al 5 de setiembre, rendirá un homenaje a las letras cubanas, las

Diez representantes de las letras cubanas participarán en la edición número once de la feria internacional del libro.

La próxima Feria Internacional del Libro, por realizarse del 28 de agosto al 5 de setiembre, rendirá un homenaje a las letras cubanas, las cuales han tenido históricamente una gran relevancia en Latinoamérica.

La feria, dedicada al fallecido librero y empresario Antonio Lehmann, contará con 34 puestos de venta, y como parte de las actividades tendrá amplia variedad de  presentaciones culturales.

Una de las ventajas de esta undécima edición es que la sede estará ubicada en la Antigua Aduana, un lugar de fácil acceso para los lectores interesados y que cuenta con un amplio parqueo.

Con Cuba como invitada principal, las letras tendrán ese eco de José Martí, Alejo Carpentier, Eliseo Diego y Cintio Vitier, entre otros grandes exponentes de la literatura de la isla.

Por lo general, Cuba presenta un puesto de libros siempre variado, y en esta oportunidad traerá una delegación de diez representantes, entre los que se encuentran Alberto Guerra, Emeregildo García, Jaime Sarusky, María del Carmen Barcia, Zaida Capote, y Arístides Vega.

En el caso de Guerra, se destaca como guionista y narrador. Entre sus obras se encuentran “Disparos en el aula, Aporías de la feria y blasfemia del escriba”; todos ellos son colecciones de cuentos. En 1998 recibió el premio Hemingway.

En el caso de García, él ejerce no solo como poeta, sino también como promotor cultural, campo en el que ha efectuado una extraordinaria labor, lo que le ha permitido hacer intercambios en Chile, Brasil y Colombia, todos ellos con una rica variedad en sus manifestaciones artísticas.

Gracias a su estupenda labor como gestor, García recibió “la distinción por la cultura nacional”, uno de los más importantes galardones en Cuba.

Entre los narradores que el público costarricense tendrá la oportunidad de conocer, se encuentra Sarusky, quien ostenta el más destacado de los premios que un escritor puede recibir en Cuba, como es el “Alejo Carpentier” de novela.

Además de trabajar a fondo la ficción, Sarusky tiene la ventaja de que es periodista, lo que le permite mantener un contacto directo con la realidad de su país y de Latinoamérica en general.

Sus tareas como periodista cultural motivaron a los cubanos a entregarle el premio “José Antonio Fernández de Castro”, con el que se destaca a los buenos periodistas en el campo de la difusión de las letras y las artes.

En el 2000 se hizo acreedor de tan destacado premio con “Un hombre providencial”, que lo puso en un lugar de privilegio entre los escritores de su generación.

Sarusky también frecuenta el ensayo, lo que lo faculta para moverse con propiedad entre los distintos géneros literarios.

SIEMPRE CON LA REVOLUCION

Por su parte, María del Carmen Barcia siempre ha estado ligada a los desafíos educativos y culturales de la revolución cubana, que triunfó en enero de 1959 e implicó un giro total en el manejo de la cultura en la isla.

Desde muy temprano de esta gesta heroica, Barcia ha estado al pie de los preceptos y los proyectos impulsados por el comandante en jefe Fidel Castro, quien fuera sustituido en la presidencia hace tres años por su hermano Raúl, debido a problemas de salud que lo obligaron a retirarse de la vida pública.

Barcia ganó en el 2003 el premio Casa de las Américas en la rama del ensayo histórico social, que es uno de los galardones más preciados de esta importante editorial cubana, que ha tenido una influencia en todo el subcontinente.

La delegación cubana la complementan Capote y Vega, quienes son dos entusiastas de la cultura de su país, aislado por un bloqueo comercial por parte de Estados Unidos desde hace ya más de 45 años.

Capote, cuyo apellido de paso evoca el del gran escritor estadounidense Truman Capote -autor de la célebre novela-reportaje “A sangre fría”-, se inclina más por el género del ensayo.

De esta manera, cuenta con “Tres ensayos ajenos”, “El lente oblicuo” y “Ensayo contra el silencio”, que es una lectura alternativa de la obra de Dulce María Loynaz.

FERIA EN NUMEROS

Además de la venta y exhibición en los 34 puestos que tendrá la feria y que convocará a librerías y editoriales nacionales y extranjeras, habrá charlas, talleres de trabajo, visita de escolares, y contará con un salón infantil, con el afán de impulsar la lectura en este importante público.
Los grupos culturales municipales e independientes, tendrán la opción de mostrar sus destrezas en las actividades que se programarán entre el 28 de agosto y el 5 de setiembre.
Para que los entusiastas de la lectura puedan asistir sin mayor problema, la Cámara Costarricense del Libro -organizadora de la actividad, con el respaldo del Ministerio de Cultura-,  acordó que el valor de la entrada sea solo de ¢1.000.
Para que haya suficiente espacio tanto para compradores como para los interesados estrictamente en las propuestas culturales, se acondicionaron dos salones especiales.

IN MEMORIAN

La XI edición estará dedica al libro y promotor cultural Antonio Lehmann, quien fue asesinado el año pasado mientras cenaba en un restaurante en el cantón de Tres Ríos.

Dunia Solano, presidenta de la Cámara del Libro, recordó la trayectoria de 60 años de Lehmann, propietario de la librería que fuera pionera en Costa Rica en el mercado de los bienes culturales.

La Librería Lehmann, cuya sede principal está en la Avenida Central, tiene una historia de 115 años, lo que demuestra la solidez  de las apuestas de esta familia por el libro y la cultura, destacó Solano.

La presidenta resaltó el carisma, el compromiso, la lealtad y sobre todo el entusiasmo que Antonio Lehmann siempre manifestó en beneficio del libro y de la cultura del país en general.

“Su ausencia física nos provoca un gran sentimiento de vacío, por la forma violenta con que se nos arrebató, lo que nos causó mucho dolor y rabia”, dijo Solano.

Con la merecida dedicatoria al empresario librero y con el ímpetu y la vigorosidad de las letras cubanas, la feria del libro espera al público durante dos semanas, en las que podrá disfrutar de muchas actividades culturales y de 34 puestos de venta de libros que abarcan las más diversas áreas.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El destacado científico nacional Dr. Rodrigo Zeledón, entrevistado recientemente por el arquitecto Roberto Villalobos en el Canal 15,  planteó con gran propiedad cuál es el ...

En términos de cultura, Itamaraty –la cancillería brasileña–, la Galería Nacional del Museo de los Niños y la Embajada brasileña en San José, sumaron

En la actividad, que tendrá lugar en el Teatro Popular Melico Salazar a partir de las 6:00 p.m., también se entregará el Premio Rodrigo

Realizar una auditoría de la deuda externa latinoamericana y revisar los tratados bilaterales de inversión, que ponen en manos de una institución del Banco

 Una inmediata intervención de la Asamblea Legislativa en la Contraloría General de la República (CGR) demandaron los expositores en un foro realizado el jueves

Déjeme decirle que, tal y como yo veo la cosa, lleva razón el Gobierno en oponerse a brindar a las universidades el presupuesto que

Así, dos componentes fundamentales para la construcción y el avance del conocimiento, la crítica y el debate, son comparados con una actividad pugilística.

El último proyecto de la Ley General de Electricidad, que implica la apertura del mercado eléctrico y la llegada de competencia para el Instituto
Semanario Universidad