Guido Sáenz: Hay que dejar el «tugurismo» espiritual

El Ministro de Cultura dejará listo el plan para remodelar «La Aduana». Solo le quedan 18 meses a Guido Sáenz al frente del Ministerio

El Ministro de Cultura dejará listo el plan para remodelar «La Aduana».

Solo le quedan 18 meses a Guido Sáenz al frente del Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes (MCJD), corto periodo para concluir el gran proyecto del rescate y devolución del edificio de la antigua Aduana al pueblo y dar un paso hacia la solución del escaso presupuesto de esta cartera que contiene a 23 organismos adscritos.

Es precisamente la parte financiera y los largos procesos burocráticos los que han detenido el avance de los propósitos del ministro, quien cifra sus esperanzas en la aprobación del plan de reforma fiscal para obtener más recursos.

Al concluir este año, UNIVERSIDAD interrogó al ministro Sáenz sobre estos pendientes y nos dijo lo siguiente.

PENSAR EN GRANDE

«Mucha gente piensa en pequeño.  El espíritu del costarricense a veces cae en el tugurismo espiritual.  Se no has tuguriado el alma, y hay que salir de eso, ver las cosas con una visión más dilatada, más ancha, más amplia, más universal», dijo el jerarca al señalar que algunos políticos se oponen al proyecto de convertir la antigua Aduana en un gran centro cultural.

«El proyecto se varó 14 meses debido a pleitos con una empresa precarista, eso nunca lo perdonaré como ministro ni como ciudadano.  Pero al concluir la administración Pacheco, al menos lo llevaré lo llevaré a un punto de no regreso, porque después inventan cualquier ‘pirucho’ ahí o hacen un complejo comercial o mercado», señaló.

Sin embargo, según Sáenz González, existe un buen ambiente político para esta obra.  «Le doy 9 de 10 puntos, dejo un punto por fuera porque siempre habrá aves agoreras, torpeza, miopía y estupidez».

Sáenz dice contar el apoyo absoluto de Abel Pacheco, presidente de la República; Federico Carrillo, Ministro de Hacienda le dijo al presidente: «creo en los soñadores, y en los grandes sueños, este proyecto debe hacerse».

En la Asamblea Legislativa algunos diputados se oponen por rencillas estériles, hay otros como una

exministra que lo hace por razones que conocemos, «lo cual es absurdo», continuó.  También se opusieron «estos diputaditos, que son tan negativos en todo, que lo hacen nada más que por una morbosa manera de divertirse de echar abajo algo por deporte, estos señores del Movimiento Libertario».  Pero en general, hay consenso nacional sobre la importancia del rescate de la Aduana.

Sáenz afirmó que en otros proyectos ha tenido adversarios, como cuando impulsó la creación del parque La Sabana o la reforma de la Orquesta Sinfónica en la de década de los 70.

«Si Costa Rica fue capaz de construir el Teatro Nacional a finales del siglo XIX, ¿por qué ahora no lo seríamos para de construir un lugar con aspiraciones similares a la Plaza de la Cultura, que fue la construcción bajo tierra más ambiciosa en los 80?».

En su criterio la realización de esta iniciativa pondrá al día a la sociedad costarricense, que no sólo tiene ambición de mejorar y superarse, sino necesidades culturales, estéticas y educativas y tecnológicas.

«CREO EN LA REFORMA FISCAL»

Uno de los puntos débiles del MCJD es el escaso presupuesto que se le asigna cada año.  Para el 2005 tendrá recursos por ¢8.000 mil millones.

Ese monto es menos del 0.5% del presupuesto nacional para un enorme ministerio.  «Mi ambición cuando llegué fue subirlo al 1%. Los países desarrollados, como Francia, tienen ese porcentaje».

Pero los problemas financieros del MCJD, que impiden la ejecución normal de algunos programas, se deben al estrangulamiento que han sufrido algunas «instituciones no prioritarias» para el Estado.

Sáenz justificó tales acciones gubernamentales, al brindar su apoyo al presidente Pacheco en este tema.  «El problema debe verse desde el punto de vista político, y desde ahí es comprensible que algunos se opongan, tienen el derecho, eso es parte de la democracia.  Otros sí creen que es necesaria, estoy yo dentro de ellos, aunque no entiendo mucho el asunto económico».

UNIVERSIDAD le preguntó su opinión sobre la posición de algunos asesores en materia económica que no consideran «prioritaria» la producción creativa y artística nacionales.  El funcionario respondió que a su juicio personal «es un error, de lo que estoy seguro es de la trascendencia que tiene la cultura en una sociedad, por eso estoy aquí».

Aprender a ver el mundo

«En el 2005 toda mi capacidad estará en función de La Aduana, sin descuidar otros proyectos, y será posible porque tengo un gran equipo humano», aseguró Guido Sáenz.

Este proyecto tendrá un costo de $8 millones y ofrecerá una amplia oferta cultural y académica a la juventud, sector al que se dirige esta iniciativa.  Sáenz afirmó que debe seleccionarse bien a quién se dirigen todos los esfuerzos; los infantes ya tienen el Museo de los Niños.

El ministro explicó que su propósito es seguir el ejemplo de Francia, que transformó un antiguo matadero parisino en un centro cultural, conocido como «La Villete».  «Fui para aprender de los errores que se cometieron hace 20 años y lo que podemos hacer nosotros, guardando las distancias», agregó.

Por el momento, ya están aprobados los primeros ¢500 millones para los estudios estructurales de la edificación, a partir de una idea de María José Trejos, quien como parte de su proyecto de graduación aportó al Ministerio las ideas para la transformación de este sitio.

Una vez consolidada la centenaria estructura, se excavarán 4.5 metros bajo el piso, para convertirlo en un espacio con 13 metros de altura.  En las afueras se construirán nuevos accesos, se cambiará el techo para mejorar la iluminación natural y la ventilación; habrá estacionamiento subterráneo y locales que pueden ser explotados mientras no riñan con el objetivo del centro.

«Quiero que el costarricense aprenda a ver espacios abiertos bajo techo.  Crearemos un espacio enorme, mayor a la escala a la que está acostumbrado el tico.  El edificio será una lección para contemplar el mundo, la vida», manifestó Sáenz.

La remodelación de la Aduana se inserta en una instancia mayor que involucra a la Municipalidad de San José referida al rescate del entorno urbano.  La zona le hemos denominado la Puerta del Este.

Los recursos requeridos, recalcó Sáenz, están asegurados.  No descartó el aporte privado ni tampoco el estatal o préstamos, o combinaciones de ambos.  «Podemos darnos lujo de decir que tenemos de dónde escoger», apuntó con seguridad.

Será durante la gestión del siguiente jerarca del Ministerio, cuando la juventud podrá disfrutar de un espacio concebido especialmente para su desarrollo cultural.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

¿Ha habido tráfico de influencias en la ejecución del contrato de Alterra para modernizar el aeropuerto Juan Santamaría? Esta es una de las dudas

Laura Guzmán Stein, directora del CIEM, (izquierda) y Silvia Regina  De Lima Silva, teóloga brasileña, (derecha), durante el foro que analizó los textos de

El vuelo de la reinaTomás Eloy MartínezNovelaAlfaguara296 pagsEsta novela, que la valió a su autor el premio Alfaguara 2002, es, no obstante, menor al

Lucí Etxebarria.

Es una trampa considerar que el bipartidismo es la suma de unos cuantos políticos. Unos llamados expresidentes, otros ministros y otros directores y  punto.

Éxtasis y ortigasLas mujeres, entre el goce y la censuraYadira CalvoFarbenUna vez más Yadira Calvo nos ofrece el producto de una investigación minuciosa, bien

En la calle Maloja, una de las calles más habaneras de La Habana, por la que cada mañana pasaban rebaños de vacas y en

Erik Lamela de 12 años, fue pretendido por el Barcelona de España en medio de una gran controversia Para millones de niños en el
Semanario Universidad