Jugar sí es una cosa seria

Cada día los niños y niñas tienen menos espacios para jugar y si a eso le sumamos las largas horas frente a los videojuegos

Teatro Contraluz estrena espectáculo infantil.

Cada día los niños y niñas tienen menos espacios para jugar y si a eso le sumamos las largas horas frente a los videojuegos y las redes sociales de Internet, nos enfrentamos a una población infantil que requiere de mayores espacios para la diversión. 

Y una de esas posibilidades la ofrece el Teatro Contraluz con su nuevo espectáculo interactivo 1, 2, 3 A jugar otra vez, el cual está en cartelera en octubre en el Teatro Variedades.

La pieza, que se enmarca dentro del espacio Vamos al teatro a jugar con los niños, ofrecerá funciones matutinas todos los domingos a las 11 a.m. y a las 2 p.m., con el objetivo de acercar a todos los miembros de la familia a la experiencia teatral a un precio popular, en épocas en que todos merecemos salir a pasar un rato agradable, explicó Gladys Alzate, directora del montaje.
El Grupo de Teatro Contraluz surgió en 1995 y desde entonces crea espectáculos a partir de su investigación artística en áreas como la dramaturgia, la dirección, la actuación y los títeres, agregó Alzate.

A JUGAR AL TEATRO

A diferencia de otras propuestas escénicas, en 1, 2, 3 A jugar otra vez los niños y niñas “pasarán durante una hora de diversión por diferentes modalidades de juegos: desde la aventura de imaginar, viajar y explorar, hasta la exploración de destrezas físicas como los malabares, las competencias y finalmente el baile”, indicó.la directora.
En la obra se retoman los juegos tradicionales y se complementan con la música, la danza y los títeres para tomar la escena “con el mensaje formativo implícito en la trama, un espectáculo total que atrape la atención de los niños y les permita interactuar”, acotó.
“Nos hemos propuesto recuperar el espacio lúdico y todo el potencial del recurso teatral para incentivar a jugar, a inventar, a explorar, a romper el miedo de subirse al escenario y ser uno de los protagonistas de las aventuras que se desarrollarán durante la función, a ponerse en movimiento, a interactuar en el escenario con los actores y con los demás niños”, prosiguió la directora.
Alzate afirmó que “jugar es cosa seria, y que solo necesitan la imaginación.  Es un espectáculo basado totalmente en la actividad física, enseñándoles la necesidad de ponerse en acción, de desconectarse de la tecnología e interactuar con sus amigos y familiares”, concluyó.


A jugar en familia

1, 2, 3 A jugar otra vez dará funciones hasta el domingo 1 de noviembre.  La entrada tiene un costo de ¢1 500.  Las reservaciones se hacen al teléfono 2222-6108 o en el correo electrónico [email protected].  El Teatro Variedades se ubica 50 metros norte de la esquina noreste de la Plaza de la Cultura.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Las comunidades afectadas por los cultivos de piña en el Caribe y la Zona Norte, tuvieron que jugar de “investigadores” para poder interceptar a

Cada día los niños y niñas tienen menos espacios para jugar y si a eso le sumamos las largas horas frente a los videojuegos

La importancia del tema ambiental es cada vez mayor, ya no solo para grupos denominados “verdes” o “ecologistas”, sino para todos los sectores de

Muy atrás, sin posibilidades reales, sumido en la derrota, el siguiente candidato  tenía un distante e intrascendente 13% de intención de voto. Titular del

Los indicadores actuales no son buenos datos de estimación de tendencia en el desarrollo económico-empresarial, ya que este año presenta síntomas económicos de un

Como muestra de solidaridad con el pueblo hondureño, cientos de escritores y artistas han suscrito la declaración Democracia para Honduras, en repudio al golpe

Entre las más comunes escuchamos: quiero tener mucha plata, quiero viajar, quiero dejar de trabajar, quiero comprar una casa para mi mamá, quiero cambiar

El  programa  incluyó  educación, estudios clínicos, investigación, homeopatía oriental,  farmacia homeopática, homeopatía en odontología, en  veterinaria, en  agricultura y  en la sociedad. Presentamos un estudio
Semanario Universidad