La música también es patrimonio

Durante la charla, el músico y especialista en archivística reflexionó en torno a las formas e importancia del rescate de patrimonio musical, modos de

Jon Bagués, musicólogo vasco y director del Archivo Vasco de la Música Eresbil, visitó la Universidad de Costa Rica la semana pasada, y como parte de las actividades de su visita, dictó la conferencia Archivos musicales: recuperar, describir, difundir el patrimonio musical, organizada por el Archivo Histórico Musical de la Escuela de Artes Musicales.

Durante la charla, el músico y especialista en archivística reflexionó en torno a las formas e importancia del rescate de patrimonio musical, modos de descripción y organización de los archivos musicales y vías de difusión de los mismos.

Bagués aseguró que la importancia de todos los procesos de conservación del patrimonio musical, es que este se reconozca como tal y se pueda entender y relacionar con otras piezas patrimoniales de su época. “La arquitectura y la pintura de una época también se explica a través de la música de ese periodo, ya que todas son manifestaciones culturales de un momento histórico”, dijo.

RECUPERAR, DESCRIBIR Y DIFUNDIR

En la primera parte de la conferencia, Bagués explicó que durante los siglos XVIII y XVIV la conservación de partituras y otros documentos relacionados con la música, se dio básicamente “por casualidad”, debido al menosprecio de los músicos de una época con respecto a sus predecesores.
Por esa razón, para el rescate de ese patrimonio resultaron fundamentales las instituciones  como capillas, bibliotecas y conservatorios. Asimismo, en el siglo XX se destacan las bibliotecas de bandas, orquestas y los archivos de autor, donde se almacena gran cantidad de documentación.
La segunda sección se enfocó a las formas de descripción del patrimonio almacenado en archivos musicales y la importancia de su correcta clasificación para que estos espacios tengan uso práctico y no solamente histórico.
De esta manera, la correcta clasificación de partituras, epistolarios, apuntes, fotografías, programas de conciertos, críticas, correspondencia y por supuesto, grabaciones, es fundamental para que los documentos puedan ser utilizados por músicos y estudiantes.
Bagués también abordó el tema de la difusión, haciendo énfasis en la necesidad de poner a disposición de músicos, estudiantes y público general, los documentos coleccionados, de modo que se inscriba dentro del patrimonio de la sociedad y ayude a la mejor comprensión de su historia cultural.

MÚSICO Y MUSICÓLOGO

Jon Bagués es actualmente director del Archivo Vasco de la Música Eresbil, creado para la recopilación, conservación y difusión del patrimonio musical del País Vasco –una de las regiones de España– y también dirige el Festival Musitaste de Errenteria.
Además es miembro de la Real Sociedad Vascongada de los Amigos del País, de la Sociedad de Estudios Vascos, de la Sociedad Española de Musicología y fue el primer presidente de la Asociación Española de Documentación Musical, de la Asociación Internacional de Bibliotecas Musicales.
Bagués estudió música en los conservatorios de Donostia-San Sebastián, Barcelona y Madrid. También cursó la carrera de Filosofía y Letras en Donostia-San Sebastián y en la Universidad Autónoma de Barcelona se especializó en historia de la música. Una vez vinculado a Eresbil, comenzó a estudiar archivística y documentación en Madrid y en 1990 obtuvo el doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona.
Según afirma, su relación con el patrimonio musical comenzó cuando se vinculó a la organización de la primera Semana de la Música Vasca (Festival Musitaste).  Una vez que esta concluyó, los coordinadores se percataron que no tenían más música para exhibir el año siguiente y se dieron a la tarea de recopilar música y documentación. Así, en 1974, nació el archivo Eresbil y con él, el interés de Bagués en la conservación del patrimonio musical.


“Preservar el patrimonio nos hace más cultos a todos”


¿Cual es la importancia de la preservación del patrimonio musical para los intérpretes, estudiantes, compositores y público en general?

-Empezando por los músicos es una oportunidad para desarrollar sus habilidades, ya que aprenden con grandes compositores internacionales y así podrían hacer música de autores más cercanos. Creo que los músicos deberían tener como motivación poder interpretar la música de sus países, pues es lo más cercano.
Para los estudiantes, significa descubrir nuevas músicas que vienen de maestros tal vez no tan conocidos, pero que facilitaron el desarrollo de grandes maestros.
Para el público, es descubrir nueva música, que es fantástico.  Para los compositores, es la única salida que tienen para la supervivencia de su música. Si no hay un concepto patrimonial esa música se podría perder.  Pero, bajo los conceptos de patrimonio esa música se preserva para la riqueza no solo de un país, sino para la riqueza cultural en general.

¿Cómo se inscribe la música en el patrimonio cultural de un país?

-Pues en el patrimonio cultural los edificios nos hablan de los arquitectos y de la ciudad y lo tenemos presente todos los días. Las esculturas y las pinturas están en los museos y los vemos.  Como la música es un arte temporal, si no lo ponemos un valor, no nos damos cuenta cuál es el acompañamiento sonoro de esos edificios, de esos cuadros. La música es parte del ideario cultural del país y sin la música no se podría entender por completo esas esculturas y esas pinturas.

¿Quién y cómo debe conservar el patrimonio?

-Todos en su nivel debemos preservar, pues el Estado no puede hacerlo todo. Las instituciones que generan documentación son las primeras que deben darse cuenta del valor patrimonial que van generando y ser conscientes, guardándolas de manera adecuada. Luego vendrán las instituciones y los técnicos, para archivar a largo plazo. Todos en nuestra medida tenemos responsabilidad para con el patrimonio

¿Cómo prevenir que el patrimonio que se encuentra en manos privadas pueda perderse o deteriorarse por estar en abandono?


-En este tema la palabra básica es la sensibilización a las autoridades, a quienes poseen esos documentos. Hay que hacerles ver que no solo tienen un valor crematístico, sino que principalmente es cultural.  Ese valor va a crecer si somos consientes de él y de la necesidad de preservación del mismo. Preservar el patrimonio nos hace más cultos a todos: a quienes escuchamos, a los que hacemos música, a los que preservamos patrimonio, y claro, hace más cultos a los países en su conjunto.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Especialmente considerando los últimos hechos registrados desde la suspensión el pasado 2 de noviembre del debate para la segunda ronda de las elecciones de

Durante la charla, el músico y especialista en archivística reflexionó en torno a las formas e importancia del rescate de patrimonio musical, modos de

En un debate con cuatro de los cinco candidatos a la alcaldía de la municipalidad de Montes de Oca, realizado en la Universidad de

Miles de letras se han escrito en procura de encontrar la razón, entre oraciones, revanchas religiosas, muñecos y brujerías, del porque se le niega

Varias organizaciones ambientalistas de Nicaragua rechazan que en isla Calero se esté produciendo un daño “dramático” al medio ambiente, por la construcción de un

El profesor de derecho ambiental de la Universidad de Costa Rica, Álvaro Sagot, presentó una acción de inconstitucionalidad ante la Sala Constitucional, para solicitar

Este documento ilustra con testimonios, entrevistas e imágenes el perfil de una comunidad que ha sido borrada con tabúes y prejuicios de la opinión

Esta investigación, legalmente programada para que se realice cada diez años, otra vez se hará tardíamente sin que medie una explicación satisfactoria.Sin embargo, el
Semanario Universidad