La pintura de los objetos

Tres jóvenes pintores egresados de la Universidad de Costa Rica (UCR) se unieron para presentar una exposición cargada de objetos de la vida cotidiana

Los cuadros de tres artistas cuestionan la realidad mediante objetos cotidianos.

Tres jóvenes pintores egresados de la Universidad de Costa Rica (UCR) se unieron para presentar una exposición cargada de objetos de la vida cotidiana y cuya huella va dejando un rastro de lo que acontece con esta modernidad desbordada de ansiedad y carreras.

Leonor Parra, Randolph Gómez y Mario Rojas presentan una visión de mundo en la que los objetos se contraponen a una realidad que es absorbida por ese ímpetu de llegar lejos, muy lejos, y estirar el curso de las horas y de los días.

La exposición estará abierta hasta agosto en la Casa de Cultura Popular José Figueres Ferrer, en Barrio Escalante, y es una oportunidad para apreciar una propuesta diferente de estos tres pintores.

“Es una propuesta pictórica contemporánea en su contenido, tradicional en su ejecución. La idea parte de un ideal común que nos unió como grupo…la pintura como expresión artística no es obsoleta ni está muerta, al contrario, está más vigente y viva que nunca”, dijo Gómez.

Una de las pretensiones de los creadores es invitar a la reflexión  del mundo en el que se vive, en el que la tecnología desempeña un papel crucial en la vida de cada uno.

“En un mundo cada vez más tecnológico, digital o virtual, en el que todo parece volverse obsoleto más rápido de lo que logramos asimilar, los objetos que alguna vez significaron algo importante en nuestras vidas se vuelven cacharros inservibles sin valor; todo esto apoyado por el ideal moderno del consumismo y el desperdicio irracional”.

El desafío, y así queda explicito en sus diferentes cuadros, es que esos objetos que han sido relegados al olvido y al ayer, recobren, por medio de la pintura, vida, alegría y vuelvan a relucir como lo hacían en un principio.

“Pero hasta la cosa más fea y decadente, cobra nueva importancia a través de la pintura; se revaloriza el objeto por su significado y su importancia estética. Todo lo viejo tiene importancia, solo por serlo, lo viejo tiene historia, una esencia propia adquirida por el tiempo y hasta se podría decir que huele a humanidad”.

“Dieta balanceada, navegante imaginario, sistematización versus tradición, fuego portátil y casi una rosa”, son algunas de las propuestas de Parra.

Gómez, por su parte, en “desayuno con violencia” junta una deliciosa taza de café con un menú que comprende un revólver y unos tiros. También alude en otros de sus cuadros a bichos y junta un teléfono con un caracol.

Rojas, entre tanto, junta una vela con un televisor al borde de despedazarse contra la realidad, a unas bolsas de plástico a punto de llegar al cielo y a unas pastillas que, lejos de curar, simbolizan la muerte.

Una propuesta de los mencionados pintores que bien merece su reconocimiento mediante una visita a la Casa de Cultura Popular José Figueres Ferrer. 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Qué más pacientes que Iniesta y Xavi para soportar sin perder el equilibrio, el concierto de patadas que propinaron los holandeses Van Bommel y

Un grupo de personas usuarias del gimnasio de la Universidad de Costa Rica presentaron en dos misivas una serie de solicitudes a Gerardo Corrales,

El 3 de julio pasado en medio del entusiasmo que los llevó a recordar tiempos de los años 80, se inauguró la Galería de

A los fenómenos de la inseguridad ciudadana Hernando Gómez Buendía propone verlos como la enfermedad. Lo primero es que es una mala cosa, y

En el Diario Extra del 22/03/10 el entonces Presidente de la República, Óscar Arias Sánchez, aseguraba dejar un ICE más sólido, fuerte y próspero, después ...

La relación entre el desarrollo y la seguridad ciudadana, así como la discusión de algunos enfoques simplistas que se hacen en torno a la

Las canciones del dúo Sin Líneas en el Mapa llenarán el Teatro Variedades el jueves 14 de julio a las 8 p.m., durante el

El recorte de un 50% en el presupuesto asignado para el Parque de las Esferas, en la zona sur del país, pondría en riesgo
Semanario Universidad