Monteverde se reúne en torno a la comedia musical

Ya es casi una tradición comunal: entre junio y agosto de cada año, durante ocho años, la organización internacional Far Corners ha puesto a

Jóvenes actores ensayan una de las canciones del musical “El vigésimoquinto concurso anual de deletreo local. (Foto: Ezekiel Blackwell).

Ya es casi una tradición comunal: entre junio y agosto de cada año, durante ocho años, la organización internacional Far Corners ha puesto a cantar, bailar y actuar a jóvenes de Monteverde en un montaje que involucra a toda la comunidad; si alguien no sube al escenario puede trabajar en la producción, colaborar con utilería y vestuario o donar almuerzos y hospedaje para los músicos.

Este año, los teatreros de Far Corners propusieron el montaje de una obra con un nombre peculiar: El vigésimoquinto concurso anual de deletreo local, que será presentada el 31 de julio a las 7 p.m. en la Escuela de los Amigos de Monteverde, así como 1 y 2 de agosto a la misma hora en el salón de Eventos del Centro Comercial de Monteverde.

La comedia musical, de Rebecca Feldman con música de William Finn, trata acerca de las historias de seis niños muy singulares que participan en un concurso de deletreo mientras el público presente en el auditorio se convierte también en un personaje más de la obra. La entrada cuesta 2.000 colones y 1000 colones para estudiantes.  

Isaac Matamoros Trejos tiene 13 años, cursa el sétimo grado en el Colegio Técnico Profesional de Santa Elena e interpreta el papel de Papi Carlos, el padre perfeccionista de una de las concursantes.

A su corta edad, Isaac ya ha acumulado la experiencia de participar en los musicales En esta isla, montado en 2012, e In the Heights, en 2013.

“En 2011 montaron La tiendita de los horrores y vi que eran muy organizados y que estaban haciendo algo que les gustaba mucho. Al año siguiente vi el afiche, participé en las audiciones y ya tengo tres años. Me gusta mucho el teatro y voy a seguir en el grupo hasta los 18 (la edad límite para participar), después seguiré en el equipo de producción”, dijo Isaac.

En esta ocasión, el trabajo comenzó en la segunda semana de junio y paulatinamente se ha intensificado. Los días previos al estreno, los ensayos se extendieron de las 10 a.m. hasta las 4 p.m., varios de los 18 actores y actrices han obtenido permisos especiales de sus escuelas y colegios para asistir.

“Sí, es cansado, pero vale la pena. He conocido a muchas personas, aprendemos a cantar y mucho acerca de teatro”, afirma Isaac, que agradece el apoyo de su mamá para poder participar. “Yo le digo ‘mami necesito comida’ y ella viene y me la trae’; si no, no podría”.

UNA OPORTUNIDAD ÚNICA… QUE SE REPITE

Mariela Herrera tiene 18 años, acaba de graduarse en la Escuela de los Amigos de Monteverde y es la asistente de producción. “Los montajes de Far Corners abren la puerta del teatro a jóvenes de la zona que quizás no habrían podido entrar en contacto con los musicales y nos da la oportunidad de montar una producción compleja, con 24 canciones, música, luces, vestuario, utilería y escenografía”.

Para montar las obras, cuatro jóvenes voluntarios estadounidenses suben hasta Monteverde, encabezados por la directora Kathleen Tissot. Erin Lafferty, coreógrafa, cuenta que esta es la quinta ocasión en la que participa en un montaje en Costa Rica. Ella relata que estudiaba danza y español en San Francisco, California, cuando en 2010 vio un anuncio de Far Corners Community Musical Theatre que buscaba a una coreógrafa que hablara español, y desde entonces se enamoró del proyecto y de Monteverde.

“Todo fue como un accidente muy lindo”, recuerda ella.

Far Corners es una organización sin fines de lucro dedicada a montar musicales en comunidades donde la lejanía geográfica o carencias económicas limitan la participación de niños y jóvenes en actividades artísticas. Los voluntarios de la organización producen y dirigen el montaje mientras que el elenco y equipo de la obra lo conforman miembros de la comunidad local. La producción se costea con donaciones y aportes de toda la comunidad.

Además del elenco y el grupo de producción, también participan seis jóvenes músicos voluntarios del Valle Central.

“Espero que llegue la mayor cantidad de personas a ver la obra –afirma con entusiasmo Isaac–, que se den cuenta de que hemos estado haciendo un trabajo muy bueno para la comunidad, porque esto es para la comunidad. Que el próximo año llegue aún mas público”.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Carlos Obregón, presidente del ICE: “Para mí hubo un cambio de criterio de la Contraloría”. (Foto: Katya Alvarado)Empecemos en el 2005, cuando se conforma

Uno de los grandes méritos de William Shakespeare es el magnífico retrato que hace en sus obras del poder y los conflictos humanos que

Es obvio que se debe buscar una mezcla óptima de fuentes no renovables y renovables en la construcción de la matriz de oferta de

Hay muchos tipos de grafiti; mejor dicho, hay personas que realizan lo que se da en llamar grafiti, que son mensajes anónimos, generalmente hechos

Ante todo, el poder político es económico. Para ejercerse requiere y disfruta de todos los bienes imaginables que hay en la naturaleza o que

… que bailar con ella”. Así se expresó el señor Presidente Luis Guillermo Solís ante una consulta periodística sobre sus primeros 60 días de

El canciller de la República, Manuel González, le presentó la situación del conflicto fronterizo con Nicaragua al Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon,

Gaza hoy se desangra por la despiadada ofensiva militar de Israel, con el silencio e indiferencia de la mal llamada “comunidad internacional” de naciones
Semanario Universidad