Nuevo documental recuerda a Hugo Díaz

La vida y obra del emblemático caricaturista de UNIVERSIDAD Hugo Díaz será repasada en el documental Recordando a Hugo, realizado por el escritor y

En junio se estrenará producción que recopila testimonio de quienes le conocieron.

La vida y obra del emblemático caricaturista de UNIVERSIDAD Hugo Díaz será repasada en el documental Recordando a Hugo, realizado por el escritor y productor audiovisual Rodrigo Soto.

Esta nueva producción se estrenará en el programa Lunes de Cinemateca el 1 de junio a las 8 p.m. por el Canal 15 de la UCR. De acuerdo con el realizador, se refiere a la trayectoria de Díaz “como caricaturista, ilustrador y persona política, además de como amigo muy querido, para todo lo cual se recogieron testimonios”.

Soto explicó que el proyecto nació como una iniciativa personal, pues aunque no fue un amigo muy cercano de Díaz, pero sí le conoció y consideró que se le debía este homenaje.

“La idea nació en el 2005, pero su ejecución se demoró por la falta de recursos. Al final contó con el apoyo del Centro de Cine y del fondo PROARTES, que aportó el financiamiento para la edición. Se trata de un proyecto de resorte personal, en que conté con mucho apoyo de UNIVERSIDAD”, apuntó.

Soto señaló que el formato de documental implica que el producto se arma en su mayor parte en el proceso de edición, por lo que cuando se graba “se debe llegar con ideas claras, pero no tanto con un guión fijo”.

En este caso se trata de recordar a Hugo Díaz “desde la amistad y el cariño”. El realizador adelantó que la familia de Díaz puso a su disposición videos de entrevistas que el caricaturista en vida ofreció en algunos noticieros, “pero eso no me interesaba, la única imagen audiovisual que de él aparece proviene de una colaboración que hizo para el videasta costarricense Juan Mata, una actuación en la película La Sujetiva, del 2001”.

En Recordando a Hugo, el cual dura media hora, Soto adelantó que aparece una ilustración animada que hizo para el documental El Salvador: El Pueblo Vencerá, de 1981, “pues me interesó mostrar esa faceta de él”.

Soto opinó que Díaz fue una persona muy singular “por su don de gentes y su extraordinaria bondad” y manifestó que “lo que hace grande” es “su disciplina, pues fue muy trabajador”.

El realizador, quien se ha dado a conocer por la publicación de textos como Floraciones y Desfloraciones o El Nudo, consideró que la obra del caricaturista “sólo se puede valorar en retrospectiva, por ser una actividad tan cotidiana se tiende a menospreciar, pero al verla en su conjunto se encuentra un retrato de la sociedad costarricense en toda su complejidad”.

Resumió que “la visión del conjunto de su trabajo permite dimensionarlo y ver la riqueza y profundidad del retrato que hizo de la Costa Rica de las últimas décadas del siglo XX”.
    

“MAESTRO”
    

Hugo Díaz fue un artista autodidacta que nació en San José en 1930. 40 años más tarde inició su trabajo en UNIVERSIDAD, donde desarrolló su carrera como caricaturista hasta su muerte en el 2001.

El trabajo de Díaz destacó por su sensibilidad social, siempre del lado de quienes más sufren las injusticias sociales y crítico implacable de las clases poderosas.

Además de UNIVERSIDAD, su pluma también enriqueció las páginas de La República y Pueblo. A lo largo de su carrera, recibió premios como el Joaquín García Monge, además de reconocimientos internacionales en España y Canadá.

En vida publicó libros como El mundo de Hugo Díaz y Díaz todos los días, además de haber ilustrado textos como Cuentos de mi tía Panchita, de Carmen Lyra; Cocorí, de Joaquín Gutiérrez o Pantalones Cortos, de Lara Ríos.

Luis Demetrio “Mecho” Calvo, actual caricaturista de UNIVERSIDAD, calificó a Díaz como “el pilar sobre el que la caricatura costarricense como medio de expresión se desarrolla y consolida como medio de interacción entre público y artista”.

Añadió que el trabajo de Díaz “goza de una gran humanidad”, pues cada uno de sus personajes “se pueden identificar claramente figuras de la vida nacional, ricos, pobres, políticos trabajadores, haciendo de la caricatura un reflejo cotidiano con el que transmitía su mensaje”.

Para “Mecho”, Díaz tuvo el gran mérito de “representar fielmente la idiosincrasia nacional” y por ello apuntó que “él hizo para CR lo que Joaquín Salvador Lavado, ‘Quino’, hizo en Argentina”.

Añadió que toda la capacidad simbólica de Díaz en sus dibujos, se combinó con su capacidad analítica de la vida humana, “cómo la percepción de las personas se ve afectada por la política, las circunstancias sociales y el ambiente”.

“Él desarrolló la caricatura como profesión, a través de los años mantuvo su línea crítica y ello implicó una trayectoria que muchos caricaturistas hemos tratado de seguir, pero en el medio costarricense hay pocas posibilidades de expresión para nuestra línea de trabajo”, lamentó.

El caricaturista de UNIVERSIDAD recordó que en algún momento Díaz manifestó que sólo en este medio sentía plena identificación y libertad de expresión, “eso me hace sentir una gran responsabilidad en mi trabajo, semana a semana”.

“Mecho” lo calificó como “maestro” y subrayó que “su trabajo tiene la misma vigencia hoy en día como hace 30 años”.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En Costa Rica las personas opinan que están muy expuestas a desastres naturales, pero consideran entre regular y muy malo el conocimiento adquirido sobre

Se ha producido una  desarticulación superestructural en la que se ha perdido la capacidad de mantener un régimen de  coherencia conductual e intelectual; con

Afirmaba don Jenaro Valverde que cuando un limpiabotas del Parque Central recibe de un turista un dólar a cambio de sus servicios, en verdad

Casi un centenar de objetos se exponen en los Museos del Banco Central en la exposición “Plantas y animales en la numismática costarricense”, inaugurada

No se trató de un experimento antropológico. Es una dura realidad. Comienza con el vaho que golpea la cara, pese a que afuera huele

Valoraron positivamente el que fueran escuchados por el Gobierno, pero consideraron prematura la propuesta oficial de integrar de inmediato mesas de trabajo con especialistas

Los medios no cesan de informar que Pinocho en tremendo bizcocho se metió. Aquel que se definía a sí mismo como de puro roble,

No sólo era preocupante, desde cualquier punto de vista, escuchar la simplicidad con la que el Presidente de la República, doctor en Ciencias Políticas,
Semanario Universidad