Premiaron mejores producciones nacionales

La XVII Edición de La Muestra de Cine y Video Costarricense concluyó el pasado 6 de noviembre.  Durante la ceremonia de premiación, se entregaron

Maricarmen Merino y Pablo Ortega, ambos de la UCR, resultaron ganadores en la Muestra de Cine y Video Costarricense.

La XVII Edición de La Muestra de Cine y Video Costarricense concluyó el pasado 6 de noviembre.  Durante la ceremonia de premiación, se entregaron un total de 18 premios a diez producciones galardonadas, entre ellos Maricarmen Merino y Pablo Ortega, de la UCR.

Según Karolina Hernández, productora general de La Muestra, el balance final es muy positivo, ya que “todo salió tal y como se planeó, a excepción de algunos detalles técnicos durante la inauguración, que pudieron resolverse en el transcurso de la semana”.
Hernández señaló que la convocatoria a la sala de cine fue exitosa, lo que permitió que muchos costarricenses disfrutaran de “lo mejor de lo mejor del cine tico”.
El evento del Centro Costarricense de Producción Cinematográfica y el Ministerio de Cultura y Juventud, fue producido por RedCultura.com y tuvo lugar del lunes 2 al viernes 6 de noviembre.
En el certamen se inscribieron 118 producciones nacionales de las que fueron elegidas 27.  Así, en las proyecciones se incluyeron 12 cortometrajes de ficción, 9 cortometrajes de animación  y 6 documentales. La categoría de Largometraje de Ficción fue declarada desierta, pues no alcanzó un número adecuado de obras inscritas para poder seleccionar.

LOS GANADORES

El Premio Víctor Vega al Mejor Cortometraje –el más esperado según la producción del evento– fue para “La vida y obra de Emiliano Villafuente”, del joven director Luis Salas. Además, este cortometraje fue galardonado como Mejor Guion.
Otro gran premiado de La Muestra fue el documental “Robinson, cuando el peso atómico difiere”, de Erick Vargas, que obtuvo el Premio del Público, además de los galardones por Mejor Diseño de Sonido y Mejor Montaje.
Como Mejor Documental resultó ganador “Uranio 2238” de Pablo Ortega, que también recibió el Premio Galán sin Ventura, al mejor tratamiento del tema terrestre, otorgado por la Asociación Terranostra y la Fundación Marviva.
El Mejor Cortometraje Animado fue “Cuento de Hadas” de Ana María Acevedo. Además, la animación fue merecedora del reconocimiento a la Mejor Música Original y a una Mención Especial del jurado por diseño de sonido.
El documental “Enrique y Mónica”, de Manuel Granda resultó merecedor del Premio al Mejor Tratamiento de Tema de Derechos Humanos, otorgado por el Instituto Interamericano de Derechos Humanos y también una Mención Especial del jurado por el diseño de montaje.
El reconocimiento otorgado por la Asociación Terranostra y la Fundación Marviva, llamado Tiburón Martillo se le otorgó a “La Paz de los Humildes” de Sonia Mayela Rodríguez, por Mejor Tratamiento de Tema Marino.
Además, “El Gato Negro” de Alex Catona recibió una Mención especial del Jurado como Cortometraje de Ficción. La Mejor Dirección de Fotografía fue la del cortometraje “Arena”, de Mauro Borges y la Mejor Dirección de Arte fue de “La piel cansada”, de Jurgen Ureña.
El jurado de la muestra eligió a la joven universitaria Maricarmen Merino como a Mejor Actriz por su trabajo en “Una tarde cualquiera”, de Hernán Jiménez y como Mejor Actor nombró a Mauricio Cruz por su interpretación en “El Mar” de Maricarmen Merino.

UNIVERSITARIOS PRESENTES

Como en años anteriores, profesores, trabajadores y alumnos de la Universidad de Costa Rica participaron en La Muestra de Cine y Video Costarricense, e incluso resultaron entre los ganadores.
Destaca el premio a Mejor Documental otorgado a “Uranio 238”. La dirección del documental estuvo a cargo de Pablo Ortega, quien se desempeña como realizador en la Unidad de Producción Audiovisual de la Vicerrectoría de Acción Social de la UCR.
Este trabajo se realizó para el I Congreso Latinoamericano para la Erradicación de Armas con Uranio Empobrecido, que tuvo lugar en el país en marzo pasado. El documental de 28 minutos expone los principales riesgos de salud a los que se exponen soldados y civiles al usar el metal conocido como «uranio empobrecido”.
El director de “Uranio 238” opinó que se premió la actitud de sacar a la luz un tema de denuncia marginado por grandes medios a través de fuentes visuales y científicas suficientes, pero sin perder la humanidad del problema.
Ortega añadió que parte de la importancia de este reconocimiento es que plantea el reto a los documentalistas de “asumir el desafío de tratar un tema poco atractivo para las formas de financiamiento y apoyo más usuales, y encontrar formas creativas para superar estas limitantes”.
Por otro lado, la estudiante de Comunicación Colectiva Maricarmen Merino, resultó doblemente galardonada, pues recibió el Premio a Mejor Actriz por su papel de Camila en “Una Tarde cualquiera” y porque Mauricio Cruz recibió el Premio a Mejor Actor por su trabajo en “El Mar”, precisamente bajo su dirección.
La joven reconoció que le satisface el premio que recibió Mauricio ya que le abre puertas a este niño que asegura “es ya un gran actor y sin duda seguirá creciendo”. Además indicó que el premio a su propia actuación es más bien un mérito de Hernán Jiménez pues “una buena dirección de actores convierte en actor o actriz a quienes no lo son para contar una historia”.
Merino detalló que en ambos cortos la actuación se basó en la honestidad y es eso lo que se reconoce. “Por encima que los conocimientos técnicos, profesionales o del saber un oficio en particular, como actuar o dirigir, lo que está es la honestidad con que se encarna una situación imaginaria”, dijo.
Cabe indicar que este año la participación de trabajos de estudiantes, docentes y personas egresadas de la Universidad de Costa Rica fue menor que en ocasiones anteriores. Además de estos trabajos galardonados participó “La Bruja”, del exalumno Andrés Campos y varias producciones en que estudiantes de la UCR participaron en producción, diseño de sonido, creación de música original, cámaras, diseño de montaje e incluso, actuación.
La productora Karolina Hernández indicó que se espera que en años próximos se superen las diferencias que existen y que han llevado a que algunas personas de la UCR no participen en La Muestra. “Esperamos integrar a más gente y así seguir mejorando la calidad y magnitud del evento,” dijo.

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Y si, por añadidura, se menciona algo relativo a la homosexualidad,  entonces el escándalo, el estigma,  la discriminación  sin dar la cara y el

Según Jara, la decisión de la Academia sobre su designación le fue anunciado personalmente por su directora, Estrella Cartín de Guier.  Jara relató que

Si  la Conferencia Ministerial del Programa de negociaciones comerciales basado en la Organización Mundial del Comercio (OMC) fuera real, se avecinaría muchos cambios en

Ya no son capaces de convocar y apasionar el espíritu humano.Cuando la región superestructural se desarticula, las comunidades estructuradas dentro de ese escenario entran

En alguna de sus obras el noble educador brasileño Paulo Freire señalaba: “El oprimido aloja al opresor en su conciencia”. Esta sentencia no solo

Dirigida por Andrés Heidenreich, la película busca adentrarse en las regiones oscuras de lo que significó la vida de Moreno Cañas, quien fue asesinado

Otrora estas figuras tenían un aura protectora contra la mirada crítica, exhalaban aires sobrehumanos marcando una diferencia aparente entre su estatus y el de

Decía Foucault que la sociedad tiende al control de las operaciones del cuerpo. El cuerpo, según Maslow, requiere satisfacer necesidades básicas: alimento, aire, agua,
Semanario Universidad