Presupuesto del 1% se aleja para Cultura

Artistas se unieron a la marcha contra los recortes realizada el lunes 20 de octubre. (Foto: Katya Alvarado)“Concretar la asignación del 1% del PIB

Artistas se unieron a la marcha contra los recortes realizada el lunes 20 de octubre. (Foto: Katya Alvarado)

“Concretar la asignación del 1% del PIB para el Ministerio de Cultura y Juventud, para sustentar su gestión como entidad fundamental en el desarrollo del pensamiento y acciones de la ciudadanía”, es la promesa del gobierno de Luis Guillermo Solís en materia de cultura.

No obstante, si prosperaran los recortes que actualmente discute la Asamblea Legislativa, el monto designado a este Ministerio alcanzaría apenas el 0,55% de un presupuesto nacional de la República de ¢7,6 billones con rebajas. De no concretarse las modificaciones, llegaría al 0.56% de un presupuesto original por ¢7,9 billones.

Tanto la solicitud inicial del Gobierno (¢44.942 millones), como el resultado de los recortes (¢42.403 millones), implican una disminución significativa del presupuesto destinado a la cultura nacional, que en el 2014 alcanzó los ¢45.320 millones, un 0.66% del presupuesto nacional de ese año.

La ministra de Cultura y Juventud, Elizabeth Fonseca, afirma que los recortes afectarán el cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo. (Foto: Katya Alvarado)

El “1% para Cultura” es una meta fijada por la Política Nacional de Derechos Culturales, aprobada en el 2013, en vista de que este sector históricamente ha recibido un monto cercano al 0,5% (en los últimos diez años ha oscilado entre el 0,41% en el 2004 y el 0,66% en el 2014).

Durante la administración anterior el presupuesto pasó de un 0,56% en el 2011, a un 0,66% en el 2014, logrando un avance que se revertía incluso desde la propuesta gubernamental, pues el Ministerio de Hacienda planteó otorgarle al Ministerio de Cultura y Juventud un 0,56% del presupuesto nacional.

Pero, el retroceso en el camino hacia el 1% se profundizaría si se concretan los recortes impulsados por diputados del Partido Unidad Socialcristiana y Liberación Nacional, en acuerdo con Ottón Solís y Epsy Campbell −del PAC−, pues el aporte a Cultura bajaría al 0,55% de un presupuesto menor.

Estas rebajas implicarían tanto una disminución en el monto total solicitado por la administración Solís (aproximadamente unos ¢298.000 millones), como la baja porcentual en el monto destinado a la cultura.

Así, según la ministra de Cultura y Juventud, Elizabeth Fonseca, se pone en riesgo la consecución del Plan Nacional de Desarrollo en material cultural, el funcionamiento del Ministerio y sus instituciones adscritas.

Fonseca afirma que los recortes de la Asamblea Legislativa impedirían la adecuada ejecución de las funciones ministeriales, ya que se perjudica desde el pago de servicios públicos, hasta festivales, ferias, becas y apoyo a la producción artística.

Especialmente, de acuerdo con la jerarca, se afectarían los objetivos de regionalización de la cultura, al recortar los recursos de los que dispone la Dirección de Cultura, ente encargado de esta tarea.

RECORTE TRAS RECORTE

La supresión de fondos, que se impulsa actualmente en la Asamblea Legislativa, no es la primera que se aplica al presupuesto del Ministerio de Cultura. La propuesta presupuestaria sufrió tres recortes previos a su discusión en el Plenario, según informó la jerarca de la cartera y lo confirmaron datos proporcionados por funcionarios del mismo Ministerio.

El punto de partida, agregó Elizabeth Fonseca, fue un presupuesto que al asumir el cargo “ya estaba hecho” y correspondía a las solicitudes de los departamentos e instituciones dependientes del MCJ. Este monto ascendía a ¢52.742 millones.

A partir de ese documento y considerando que el Gobierno actual es −a su criterio− “austero”, se realizó un primer rebajo de poco más de ¢3.379 millones. Así, se envió al Ministerio de Hacienda una solicitud de casi ¢49.363 millones.

Ahí, en acatamiento a la “Directriz 9-h” sobre el congelamiento de plazas en el Estado, se aplicó otra reducción al presupuesto, esta vez de ¢3.000 millones. El total entonces se acercaba a los ¢46.363 millones.

Posteriormente y antes del envío del proyecto a la Asamblea Legislativa, Hacienda aplicó un nuevo recorte de casi ¢1.421 millones, por lo que el monto final solicitado por el Gobierno para Cultura era de ¢44.942 millones.

Finalmente, al llegar a la Asamblea, varios diputados han impulsado un recorte de más de ¢2.538 millones. Un monto final de ¢42.403 millones para esta cartera, fue aprobado por la Comisión de Asuntos Hacendarios y tendrá que pasar por el Plenario para concretarse, antes del 30 de noviembre.

De esta forma, gracias a los recortes del propio gobierno y de la oposición, Cultura perdería más de ¢10.300 de lo que originalmente fue solicitado por sus dependencias.

La ministra del ramo aseguró que el presupuesto que se planteó en el Proyecto de Ley de Presupuesto de la República 2015 −que ella misma defendió ante la comisión legislativa correspondiente− permitía el funcionamiento del Ministerio y sus dependencias, pero que los recortes aplicados posteriormente ponen en riesgo el cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo.

Fonseca aseguró que los diputados “o no escucharon o no entendieron cuando explicamos el presupuesto”, pues –reprochó− se recortaron rubros vitales para el funcionamiento de la administración central y las instituciones adscritas a ella.

“Nos quitaron los rubros con los que se pagan libros. Nos quitaron consultorías, que no son tales, sino que de ahí se paga a los productores de eventos, a los directores de obras, de conciertos, etc. No me escucharon”, reclamó.

Inti Picado, director del Centro de Producción Artística y Cultural (CPAC) del MCJ −unidad que se encarga de programas como el Festival Nacional e Internacional de las Artes, Enamorate de tu Ciudad y coproduce eventos como el Festival de Cine y la Feria del Libro, comentó que −por ejemplo− la mayoría de los pagos de su unidad se realizan por medio de la partida “Servicios de gestión y apoyo”, que los diputados pretenden recortar en más de ¢1.400 millones.

“La Ministra fue a la Asamblea a explicarles cuáles programas estaban recortando; el CPAC se ve muy afectado, porque vieron servicios de gestión y apoyo, y lo tomaron como consultorías, pero son más bien los productores, los artistas, la gente que ha venido trabajando en esto”, afirmó.

Picado aseveró que los recortes amenazan el funcionamiento del MCJ y que “tienen nerviosos a todos, porque es algo que no está en nuestras manos y por ahora no podemos hacer más que seguir trabajando”.


La Cultura en pie de lucha

El pasado domingo 26 de octubre, artistas y activistas del sector cultural se reunieron para definir acciones en defensa del presupuesto de Cultura.

La actividad se realizó en el Teatro Improptu-Giratablas y fue convocada por los artistas agremiados en Agitep, Anatradanza, Educarte, Proyecto Lagartija y Asocarte.

Carolina Valenzuela, de Anatradanza, indicó que parte de los acuerdos tomados fue centrarse en la lucha contra los recortes que actualmente se plantean en la Asamblea Legislativa; esto, a pesar de las diferencias que algunos artistas mantienen con las autoridades ministeriales y de que muchos consideran que el planteamiento presupuestario inicial era ya insuficiente.

Javier Monge, presidente saliente de Agitep, comentó: “El Gobierno mandó un presupuesto ya muy recortado y luego sigue la Asamblea haciendo recortes, sin tecnicismo alguno. Ahora lo que nos toca es defendernos del recorte, defender lo que queda”.

Kembly Aguilar, de Educarte, indicó que actualmente la principal preocupación del sector es lograr que no se aplique el recorte al presupuesto, dado que afectaría a todos los trabajadores de la cultura, instituciones adscritas al Ministerio y hasta a los grupos independientes.

Todos los artistas coincidieron en que esta lucha contra los recortes es también la continuación de la campaña por el 1% para la Cultura, “una meta urgente”.

Aguilar y Monge sostuvieron una reunión con la Ministra en días pasados y aseguraron que la jerarca se comprometió a acompañar la lucha contra los recortes y por alcanzar la meta establecida por el plan de gobierno del PAC y la Política Nacional de Derechos Culturales.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Tras la presentación de los anexos en Setena persisten dudas sobre los efectos ambientales que tendrá la TCM (marcada en rojo en el mapa)

Leopolt Linkimer estaba lavándose los dientes, justo antes de dormir, cuando sonó su celular. Eran las 11:30 p.m. del 29 de octubre, horario poco

Desde el siglo pasado, el presupuesto universitario ha sido objeto de cuestionamientos por los gobiernos de alquiler y por los mismos actores que han

Artistas se unieron a la marcha contra los recortes realizada el lunes 20 de octubre. (Foto: Katya Alvarado)“Concretar la asignación del 1% del PIB

Después de un movido conteo de votos a causa de dos sismos sentidos la madrugada del sábado, el Tribunal  Electoral Estudiantil Universitario (TEEU) anunció

La Universidad de Costa Rica (UCR) inauguró este miércoles 29 de octubre las nuevas instalaciones de la Facultad de Ciencias Sociales, una de las

“¡Salú y poesía!” es el epigrama que utiliza el poeta Adriano de San Martin. ¿Qué  más necesitamos?... Ya lo dijo el maestro Confucio: “¿Me

Jei Valverde afirma que Convergencia puede dialogar pero no negociará el derecho a la educación ni con la rectoría ni con el gobierno.Las elecciones
Semanario Universidad