Rafa Fernández regresa con Lunas del silencio

Aunque el destino ha retado al pintor nacional Rafa Fernández, él sigue luchando contra las adversidades que truncaron temporalmente su trabajo pictórico.  Nuevamente, el

El pintor muestra su más reciente trabajo.

Aunque el destino ha retado al pintor nacional Rafa Fernández, él sigue luchando contra las adversidades que truncaron temporalmente su trabajo pictórico. 

Nuevamente, el maestro demuestra que su talento es más fuerte que los reveses de la vida.  Está listo para mostrar al país sus últimas obras en la exposición Lunas del silencio, la cual se inaugurará el próximo 3 de marzo en el Museo Histórico Rafael Ángel Calderón Guardia.
En esta ocasión, Fernández exhibe 25 óleos de mediano y gran formato. Lunas del Silencio es el nombre de su reciente producción artística, mediante la cual se adentra en ese mundo maravilloso que ha recreado constantemente el artista. Sus obras, planteadas siempre desde una óptica muy intimista, muestran un universo de conversaciones entre personajes que asisten, contemplan o participan de alguna acción, dijo Luis Núñez, curador de la exposición y director del museo.
Según Núñez, cuando inició la curaduría, el artista manifestó su preocupación sobre cual sería su reacción.  Sin embargo, cuando se encontró con las obras y con su autor, se sobrecogió de emoción durante el primer encuentro con este, al que califica como “uno de los más relevantes pintores costarricenses, cuya obra es reconocida internacionalmente”.
Para el curador, Fernández se reinventa con una obra rica en alusiones, “una obra cómplice que siempre nos seduce y nos permite soñar”, dijo.  “Pero aparte de ser un gran artista, es un luchador constante, que aún en situaciones adversas o en tiempos difíciles siempre persiste en una de sus mayores y vitales convicciones; el oficio de pintar”.
Y es precisamente ese amor al oficio con el que el maestro enseñará su obra, en una nueva etapa que sorprenderá a muchas personas. 

EL EXPRESIONISTA

Rafa Fernández obtuvo el Premio Magón en 2002 y ha recibido tres galardones Aquileo J. Echeverría en pintura.  Es uno de los costarricenses cuyo trabajo ha traspasado las fronteras y sus obras se cotizan en elevadas sumas.
Sin embargo, desde inicios de este siglo el pintor padece una enfermedad contra la cual se propuso luchar.  En ocasión del anuncio de su premio en enero del año 2003, Fernández dijo a UNIVERSIDAD que él no cedería ante lo que lo denominó un remolino que lo arrastró y al que vencería.
Hoy, Fernández, más que exhibir sus cuadros donde se reconoce su gama cromática y el mundo mágico que ha construido en sus décadas de trabajo, demostrará su tenacidad como artista que sigue su batalla para llevar al lienzo cada nueva obra. 
Esta vez, sentado frente al caballete nacieron estas Lunas del silencio, donde reaparecen las mujeres, rodeadas de la fascinación de Fernández por la noche. “Manejándose siempre en el ámbito del surrealismo, don Rafa ha vuelto su obra a un carácter más expresionista. Deja de lado sus preciosismos técnicos en aras de imprimir una mayor fuerza expresiva a sus composiciones, mientras que su paleta se mantiene siempre riquísima”, detalló Núñez.
Odaliscas, meninas, trapecistas, monociclistas, equilibristas y acróbatas; animales como caballos, gatos, serpientes, toros, aves y objetos inanimados dentro de los que encontramos bicicletas, puentes, carruseles y barcos. Incluso se toma la licencia en la obra Trapecista II de representarse como un espectador más de ese mundo fantástico por él creado, continuó el curador.
Según Fernández, sus cuadros son «aquellos fantasmas, grandes o pequeños, que me rodearon cuando niño y me enseñaron que el mundo podía verse desde una dimensión diferente: llena de magia, de atmósfera y de locura, que podía construir de las realidades más concretas los mundos más absurdos, y que podía permitirme el lujo de llegar a la convicción absoluta de que estos son reales. Me enseñaron a crear imágenes donde no existían, a dialogar con personajes que no conocía y que a través del tiempo se convirtieron en mi gran familia…»
Lunas del silencio estará en el Museo Calderón Guardia hasta el 27 de marzo.  Está ubicado en el Barrio Escalante, 100 metros este y 100 norte de la Iglesia Santa Teresita en Barrio Escalante.  La entrada es gratuita.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Bajo el argumento de que lo impide la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (TLC), varios centros de fotocopiado

¡Pero qué ingenuidad! Mientras el costo del crudo subía, se vendía la comida y agua, los ricos se enriquecían y los pobres se endeudaban

Sin embargo, las contradicciones de la educación actual no sólo son abundantes, sino que cuestionan el tipo de democracia que la ha inspirado.No es

Las críticas contra la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), así como la idea de que esa dependencia del Ministerio de la Presidencia debe

Tampoco podían faltar los ataques iracundos de la ultraderecha y del integrismo religioso, que ya comenzaron una feroz campaña en la Asamblea Legislativa contra

Lamentablemente, las voces que  replican este llamado son pocas y muy débiles. Las religiones del mundo, llamadas a ser agentes fundamentales de reconciliación humana,

El viernes 20 de marzo a las 5:00p.m. vuelven los cineforos al puerto y se quedarán durante todo el año. Así arranca el proyecto

Es imposible cerrar los ojos ante la realidad de que la enorme inmigración de nicaragüenses revolucionó la disciplina del béisbol costarricense.Es lógico comprender que
Semanario Universidad