Restaurarán histórica ermita de El Llano de Alajuela

La ermita presenta agrietamientos en diferentes partes de su estructura, por lo se requerirá un trabajo profesional para reconstruirla.Inmueble empezó a construirse en 1881.

La ermita presenta agrietamientos en diferentes partes de su estructura, por lo se requerirá un trabajo profesional para reconstruirla.

Inmueble empezó a construirse en 1881. De su estilo ya quedan muy pocos en el país.

Tras permanecer un extenso lapso observando sus paredes, sus columnas, su espacio y su entorno, pareciera que de las calles aledañas se escucha el crujir de las carretas, el silbido de los campesinos y el murmullo de las fiestas que hace más de un siglo hicieron famoso a El Llano de Alajuela.

Hace 133 años se erigió aquí una ermita para rendir culto a la Virgen de la Inmaculada Concepción. Le correspondió al arzobispo de entonces, Bernardo Augusto Thiel Hoffman, autorizar, el 16 de agosto de 1881, la construcción de la ermita de El Llano, según consigna en su investigación Rónald Castro Fernández.

Castro hizo un rastreo histórico de las distintas etapas por las que ha pasado el inmueble desde su concepción hasta el día de hoy, cuando un grupo de ciudadanos se propuso salvar del olvido y la destrucción un inmueble declarado de interés patrimonial en el año 2000.

Construida con adobe, en su mayor parte, y bahareque, la ermita de El Llano es una bella construcción que por cerca de 30 años ha estado en abandono. Ha sido utilizada por drogadictos y vándalos que han dañado sus paredes.

La sensibilidad de José Manuel Morera, vecino de El Llano, movió conciencias y creó el Comité de Restauración de la ermita, integrado, entre otros, por el genealogista Rodrigo Emilio Fernández.

Ambos se dieron a la tarea de buscar recursos para reparar la edificación que presenta, según una visita hecha por UNIVERSIDAD, deterioros en paredes, techos, ventanas, columnas. Sin embargo, este templo de gran valor histórico y arquitectónico todavía está a tiempo de ser rescatado, de acuerdo con lo que concluyó una inspección del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS, Costa Rica).

“Tratamos de que nuestra ermita ganara el concurso Salvemos Nuestro Patrimonio en 2013 y aunque estuvimos muy cerca no logramos el objetivo. Sin embargo, no nos desanimamos y continuamos buscando recursos”, cuentan casi al mismo tiempo Morera y Fernández.

Ellos, apoyados por la Asociación de Desarrollo de El Llano, consiguieron que el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio destinara ¢45 millones para la reparación, que ya está en el proceso de licitación.

“Esperamos que a partir de junio comiencen las labores y que para diciembre reinauguremos esta ermita que tan importante es para nuestra comunidad”, expresó Fernández con la ilusión reflejada en sus ojos.

RESCATE INTEGRAL

El Comité pro Restauración de la ermita tiene claro que no es suficiente con las reparaciones que se hagan para rescatar en toda su dimensión a la iglesia, sino que lo más trascendental es su valor de uso.

Por tal motivo, hay firmado un convenio desde junio de 2013 entre la Asociación de Desarrollo de El Llano, las temporalidades de la iglesia Católica (dueña del inmueble) y el Centro de Patrimonio para convertir a la ermita en la Casa de la Cultura de esta localidad alajuelense.

El convenio establecido el 26 de junio de 2013 tiene una vigencia de cinco años y procura, en esencia, según se desprende del documento firmado, que la iglesia tenga un permanente y adecuado valor de uso, que le sea, ante todo, útil a la comunidad.

En ese sentido, Morera y Fernández dijeron que el Comité se comprometió con el Centro de Patrimonio en crear una serie de actividades culturales y religiosas en torno al templo, con el fin de que se convierta en un espacio de referencia para los pobladores de El Llano y de Alajuela centro.

El Comité impulsa el uso de la ermita para las actividades de Semana Santa pero primero deben ser reparadas las paredes agrietadas, un hueco en una estructura de bahareque en la parte de atrás; también se deben reconstruir los baños.

En el Llano de Alajuela se sienten orgullosos no sólo por contar con una edificación de más de un siglo, sino hacen “alarde” de que de este pueblo es oriundo Carlos Luis Fallas, el reconocido novelista nacional y fundador del Partido Comunista de Costa Rica.

Por eso, en su nombre, la plaza de El Llano lleva el nombre de “Calufa”, como se le conoció al escritor de Mamita Yunai, título que le diera su colega escritora Carmen Lyra, según reconoció muchos años después Fallas en una entrevista publicada en este medio y que realizó el periodista Enrique Mora, ya fallecido.

LOS GESTORES

Fernández, quien además de ser un apasionado de la historia, es un genealogista autodidacta y miembro de la Academia Costarricense de Genealogía, se dio a la tarea de buscar uno a uno los nombres de las personas que le solicitaron a Thiel la construcción de la ermita.

Figuran vecinos como Lorenzo y Bartolo Rodríguez, Blas Molina, Rafael Cabezas, Agustín Molina, Pedro Sibaja, Daniel Soto, Jacinto Morera, Fulgencio Soto, Marcelino Oviedo y Juan Santamaría —quien, desde luego, es otro diferente al prócer de la guerra de 1856.

El terreno donde hoy está la ermita fue donado, en 1880, por Eusebia Solano Sibaja; ello hizo que El Llano de Alajuela se convirtiera en uno de los pueblos clave del cantón en general.

De acuerdo con los documentos de la época y con Fernández y Morera, El Llano fue en los años treintas —y hasta los sesentas del siglo XX— uno de los pueblos en donde las fiestas patronales era un “acontecimiento cultural”.

“Todo el centro de nuestro pueblo se convertía en una fiesta completa. Eran tan famosas las fiestas que lo usual [era] que el Presidente de la República asistiera a ellas. Esto estaba rodeado de cafetales y aquello alrededor era una inmensa celebración, con toros, peleas, chinamos, algo que, desde luego, ya se perdió”, contaron.

Con las evocaciones referidas por Fernández y Morera, la conversación le hace un guiño al pasado y entre las historias que cuentan empieza a evocarse el rumor de las carretas, el estallido de los juegos de pólvora y las voces que festejan a la Virgen de la Concepción, en cuyo honor, hace 133 años, se erigió la ermita que en la actualidad procuran rescatar de las cenizas del tiempo y el olvido.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Tras admitir su derrota, el candidato presidencial, Johnny Araya, se puso un sombrero de papel periódico, cantó y bromeó con sus partidarios en el

En los últimos veinte años, la pobreza extrema no ha logrado disminuir más de un 35.28%, en el periodo 2006-2007 de la administración Arias

Sin embargo,  los seres humanos constantemente cometemos “hipóstasis”,  al creer que ciertas organizaciones  son inmortales y las tratamos   -inclusive adoramos- como si fueran seres

El grupo finlandés WHS  “hipnotizó” con su magia, emoción contenida y despliegue técnico en su presentación del pasado martes por la noche en el

El senador estadounidense Bernie Sanders revela que la concentración de riqueza en EE.UU. minó las estructuras políticas del país.“La clase media, la gran clase

“Con Luis Guillermo pueden pasar dos cosas: que continúe en el Gobierno con el ángel político protector, que nadie conoce pero que se sabe

La natación, orgullo nacional, enseña disciplina y perseverancia.  María del Milagro París, el primer orgullo de la natación, sétimo lugar en 100 metros mariposa,

Saliendo de Siquirres dos niños sorprendieron con la primera muestra de alegría durante una mañana apagada en el Caribe. (Foto: Juan Ramón Soto)La calma
Semanario Universidad