UCR es la casa de Creative Commons-Costa Rica

El pasado 5 de noviembre, la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad de Costa Rica presentó al público las Licencias Creative Commons para Costa

Las licencias Creative Commons permiten ceder derechos para reproducción del arte y la ciencia.

El pasado 5 de noviembre, la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad de Costa Rica presentó al público las Licencias Creative Commons para Costa Rica (CC-CR).

Las seis licencias son producto del trabajo conjunto de la institución con Creative Commons Internacional y estarán disponibles en la página web de la organización (www.creativecommons.org) en los próximos días.

A partir de entonces, autores y creadores costarricenses podrán licenciar sus trabajos artísticos o científicos usando los términos que establecen estos contratos, en acuerdo con la legislación nacional.

 

Meylin Garro, representante de Creative Commons – Costa Rica (CC- CR) e integrante del Proyecto LATINDEX de la Vicerrectoría, comentó que la institución se involucró hace un  par de años en el proyecto. Desde entonces se designó un equipo que trabajaría en la adaptación de las mismas al lenguaje jurídico costarricense.

Una vez realizado este trabajo se abrió un período de discusión pública, durante el cual se pusieron a disposición del público las versiones preliminares de las licencias y se aceptaron sugerencias y comentarios sobre las mismas.
Ese período finalizó hace unas semanas y ahora, ya aprobadas, sólo se está a la espera de que sean subidas al sitio oficial de CC y puedan ser utilizadas.

ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS

Las licencias Creative Commons ofrecen a autores y usuarios una forma distinta de compartir conocimiento, pues representan un término medio entre las condiciones absolutamente privativas del “copyright” (todos los derechos reservados) y el dominio público (material liberado o sin ningún derecho reservado).

Con la aplicación de las estas el autor resguarda la autoría de sus creaciones, pero cede algunos derechos de uso dependiendo de la licencia que elija (ver recuadro “Tipos de licencia”), como la libre reproducción, la posibilidad de hacer trabajos derivados, e inclusive, de hacer uso comercial con la obra original o sus derivados.

Denis Campos, líder del equipo legal de CC-CR y abogado de la Vicerrectoría de Investigación,  explicó que el registro de obras bajo “licencias libres” tiene por objetivo subsanar la brecha que existe en la distribución del conocimiento, permitiendo aumentar el alcance de cada obra y mejorar la calidad de cada trabajo científico o artístico que se produzca, a través de la acumulación del conocimiento como un bien común.

El abogado afirmó  que estas licencias no comprometen el derecho de un autor a reclamar una obra como suya, sino que le permiten determinar en qué condiciones debe darse su distribución.

“Las licencias CC no se contraponen a los derechos de propiedad intelectual, sino que ofrecen la posibilidad de que el licenciante ceda algunos derechos sobre sus obras en beneficio de la mayor difusión de la misma”, dijo.
Campos detalló que actualmente las leyes costarricenses permiten que un creador o autor ceda derechos sobre sus trabajos a través de un contrato. De este modo, las licencias Creative Commons vendrían a establecer contratos entre autores y usuarios, para la cesión de los derechos que el licenciante establezca.

Sin embargo y de acuerdo con Campos, la validez de estos contratos frente a una Corte aún no ha sido probada en Costa Rica, ya que no se han presentado casos relacionados.  Sin embargo, en países como España y Estados Unidos, se han dado casos en que las cortes no solo han reconocido que el material licenciado bajo CC debe ser protegido, sino que han respetado las especificidades de la licencia elegida por cada autor.

El abogado aseguró que el vínculo de la Universidad con un proyecto como este, es “simplemente consecuente con la misión de la institución, en pro de la distribución equitativa del conocimiento”.


Tipos de licencia

Atribución

Permite que otras personas modifiquen, remezclen y distribuyan el trabajo, siempre que se dé  crédito al autor del trabajo original. Es la licencia más “libre”.
Atribución – Compartir igual
Permite que otras personas modifiquen, remezclen y distribuyan el trabajo, siempre y cuando se dé crédito al autor del trabajo original y se distribuyan los trabajos derivados de este con el mismo tipo de licencia.
Atribución – No trabajos derivados
Permite la distribución y comercialización, siempre que la obra se mantenga intacta y se otorgue el crédito correspondiente.

Atribución – No usos comerciales

Permite que otras personas modifiquen, re-mezclen y distribuyan el trabajo licenciado siempre que no se haga con fines comerciales y se otorgue el crédito correspondiente a la publicación original.
Atribución – No usos comerciales – Compartir igual
Permite que otras personas modifiquen, remezclen y distribuyan el trabajo con fines no comerciales, dando el crédito al creador original y compartiendo los trabajos derivados bajo la misma licencia.
Atribución – No usos comerciales – No trabajos derivados
Permite la distribución de las obras, pero se restringe la posibilidad de realizar trabajos derivados o distribuir con fines comerciales. Es la licencia más restrictiva.

 


 

¿Cómo compartir?

Las licencias Creative Commons permiten que las personas se involucren de distintas formas: como autor, como usuario de material compartido, o bien, como ambos.

CREADORES

Las licencias de Creative Commons pueden ser aplicadas por un autor o creador a cualquier tipo de obra, exceptuando los programas informáticos (software) libres, ya que para eso existe una licencia particular llamada GPL (General Public License), antecedente de las licencias CC.
Para adquirir la licencia, el autor debe acceder a la página de la organización, seleccionar las licencias de su país de procedencia (o si su país aun no es portador, el que tenga la legislación más similar) y elegir la que más se adapte a la forma en la que quiere distribuir su trabajo.
Una vez elegida, debe aplicar el código fuente ofrecido en la página al lugar donde se archiva virtualmente la obra que desea licenciar (blog, página web o archivo de metadatos). Si así lo desea, también puede especificar en sus trabajos “en duro” (obras de arte impresas, libros, discos, etc) que estos están licenciados bajo los términos de Creative Commons.
Al realizar este procedimiento, quienes accedan a las obras licenciadas tendrán claro qué derechos han sido cedidos por el autor y por lo tanto, cómo pueden distribuir ese trabajo. Además, las obras registradas aparecerán como tales en los buscadores que discriminan, de acuerdo con reserva de derechos de autor, como los insertos en sitios como Flickr, Jamendo o Blip.tv

USUARIOS

Para ser usuario de materiales compartidos solo es necesario ubicarlos y darles el uso que se desee, de acuerdo con lo establecido en la licencia.
En la página
http://search.creativecommons.org/ se puede acceder a obras de arte, ciencia, etc. de acuerdo con los términos en que han sido registrados. De esta forma, si un usuario desea buscar una información, ilustración, música o cualquier otra obra para distribuir o recrear, puede usar los materiales allí disponibles, con plena certeza de que no estará incurriendo en delito alguno.
De acuerdo con los promotores de licencias libres, la cesión de derechos sobre creaciones científicas u obras de arte, permiten no solo una mayor distribución del conocimiento, sino un aumento en la calidad de las obras que se produzcan.
Por ejemplo, el Proyecto Genoma Personal de la Universidad de Harvard “liberó” las secuencias del genoma bajo una licencia CC con el propósito de que cualquier investigador del mundo pueda profundizar estudios basado en los avances logrados.


 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

O sea, que hacer Diquís, evitando con ello la generación térmica de esa misma cantidad de electricidad, equivale a la reforestación del cinco por

Con un 60.15% de los sufragios emitidos, el partido “Progre” resultó ganador del directorio de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa

No puedo negar que mi reacción fue de alegría al saber que los 33 ahora llamados héroes, se encontraban con vida; sin embargo, de

Luego fue trasladado como mensajero a la Oficina de Correos, durante 12 años, donde recibió y distribuyó correspondencia por todo el campus hasta que

Hasta mediados de la década del treinta del siglo XX, la instancia constitucional norteamericana había mantenido una visión de libertad sin límites sobre el

Llamada La sublime puerta, esta centenaria ciudad, limpia y segura, fue austro húngara hasta 1918 y ahora sus imponentes edificios de piedra, vetustas iglesias

Veintitrés personas murieron la semana pasada en San Antonio de Escazú por una avalancha originada por un derrumbe en el cerro Pico Blanco a

La Administración realizó renegociaciones del contrato con la concesionaria española Autopistas del Sol que “no fueron en beneficio del interés público” y que pudieron
Semanario Universidad