Un balón llamado esperanza

Documental hecho en Honduras revela el machismo, la falta de oportunidades para los adolescentes y la pobreza en la que viven sumidas las jóvenes.

Documental hecho en Honduras revela el machismo, la falta de oportunidades para los adolescentes y la pobreza en la que viven sumidas las jóvenes.


El fútbol femenino hondureño y el entorno social de las deportivas son reflejados en el documental «Adelante muchachas!» de la alemana Erica Harzer

Mientras algunos pocos amasan fortunas producto del mercantilismo futbolístico nacional e internacional, otros grupos sociales apenas tienen lo suficiente para entrar a una cancha y disfrutar del llamando deporte más famoso del mundo.

 

Y si a esto le agregamos pertenecer a un país subdesarrollado con marcadas diferencias sociales, vivir en una sociedad en la que impera el machismo y, además, quizás lo más importante, ser mujer y adolescente; son sin duda factores que limitan el desarrollo de la juventud femenina hondureña.

De todos estos temas trata el documental ¡»Adelante Muchachas!», filmado por la alemana Erica Harzer y presentado el pasado 17 de agosto del 2005 en la Sala Gómez Miralles del Centro Costarricense de Producción Cinematográfica (Centro de Cine).

El filme es parte del Programa de Arte y Cultura del Mundial de Fútbol Alemania 2006, el que consiste en una serie de actividades conexas a este encuentro deportivo mundial, siendo uno de éstos la convocatoria mundial hecha a realizadores de todo el orbe para presentar sus propuestas de cortometrajes publicitarios relacionados con la práctica de este deporte, explicó Bettina Sassen, relacionista pública de la Embajada de Alemania en Costa Rica.

Además de la proyección del filme la realizadora efectuó visitas a comunidades en Alajuelita y La Carpio, donde funciona el Programa Fútbol por la Vida, cuyo objetivo es fomentar valores y potenciar capacidades entre niños y jóvenes de zonas de exclusión social.  En esos lugares se realizaron entrenamientos y se exhibió el documental.

«¡Adelante muchachas!» se presentará en próximos días en Honduras y posteriormente en Alemania.  Desde su estreno en 2004 ha participado en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano en La Habana, en el Chicago Latino Film Festival y otros en México, Brasil, y Alemania.

A VIVA VOZ

«¡Adelante muchachas!» es el resultado de la experiencia de Ericka Harzer durante su permanencia en Honduras, país al que llegó para trabajar en un programa de salud preventiva, ya que además de estar vinculada al mundo audiovisual latinoamericano es trabajadora social y administradora.

En un inicio la idea era filmar el proceso de formación de la liga femenina de fútbol en Honduras, en el que también estuvo involucrado el esposo de Harzer, quien funge como entrenador de fútbol de ligas menores en Berlin.  Sin embargo, durante la filmación ambos se dieron cuenta que detrás de cada una de las protagonistas se escribía una historia que había que mostrar al mundo.

«En Honduras los jóvenes no son apreciados, se les critica y no se les apoya», señaló la realizadora, quien en su filme denuncia la matanza de niños y jóvenes por grupos autodenominados de seguridad ciudadana.

El machismo, la falta de oportunidades para los adolescentes y la pobreza en la que viven sumidas las jóvenes en Honduras son apuntados sin dudar en «Adelante muchachas!», un documental que señala sin el ya habitual sensacionalismo de las cadenas periodísticas la situación de un grupo de muchachas que solucionan en la cancha lo que los políticos no han podido solventar en las instancias políticas tradicionales.

NI FAMOSAS, NI HOMBRES

«Adelante muchachas!» transita por la vida de cuatro adolescentes hondureñas provenientes de clases sociales diferentes, entre los 15 y 18 años de edad:  Wendy, Cristel, Seydi y Kenia.

Durante la hora de proyección la directora devela al espectador los tristes parajes que habitan Seydi y Wendy, jugadoras del equipo formado por el Proyecto Compartir, que rescata y brinda a opciones a jóvenes excluidas socialmente.  En medio de pandillas, la desolación y la desesperanza sueñan con un futuro mejor para ellas y sus familias.

Mientras el club Motagua, integrada por muchachas de clase media, contrasta con las opciones de las jugadores del frente.  Cristel y Kenia, pese a ser apasionadas del fútbol, si tienen en su futuro una carrera universitaria y otros proyectos para su realización personal.

Sin embargo, todas ellas manifiestan como la censura y el rechazo colectivo son la tónica diaria por su afición a un deporte dominado por hombres.

«Adelante muchachas!» puede ser visto en versión para DVD, solicitándolo en el sitio web www.adelante-muchachas.de, que también brinda más detalles sobre esta producción.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La cambiante imagen del músico sigue siendo esquiva a casi 250 años de su nacimiento. Hoy crece la industria en torno a su figura

El aniversario este 6 de agosto de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki provoca una sombría reflexión y la más ferviente esperanza de que

No invitan al ICE a redacción del proyecto marco de telecomunicaciones. El ICE ha sido excluido de la redacción del proyecto marco de

La impunidad es una de las fallas del Estado, señaló la especialista en derechos humanos Susana Villarán. "El Estado está dormido, hay que acercarlo

Documental hecho en Honduras revela el machismo, la falta de oportunidades para los adolescentes y la pobreza en la que viven sumidas las jóvenes.

Aunque en muchos lugares -entre ellos la librería de la Universidad de Chile que clausuró por quiebra- me decían que estaba agotado, finalmente pude

Según informó este semanario, el Ministerio de Hacienda debe a las universidades públicas ¢4.600 millones, lo que, indudablemente, pone en apuros a esos centros

El torneo de clausura de la primera división empieza el domingo 28 de agosto a las 10 a.m. en la cancha de
Semanario Universidad