Carlos Mora, el «todocopas»

Es posible que Carlos Mora sea el único costarricense que ha estado presente en las 41 ediciones de la Copa del Café. Aunque nació

Es posible que Carlos Mora sea el único costarricense que ha estado presente en las 41 ediciones de la Copa del Café.

Aunque nació en Buenos Aires de Osa, desde los cuatro años se pasó a vivir a Escazú, su lugar de siempre; su papá daba mantenimiento a los campos de golf del cercano Costa Rica Country Club y el pequeño Carlos iba todos los días a dejarle comida.

Con su barra de amigos, entre los que estaban Carlos Muñoz, Jorge Arias, Víctor Manuel Jiménez y Leonel Bermúdez, todos después tenistas de renombre, el niño veía a la distancia los rectángulos de tenis y por ahí se fue acercando a juntar las bolas, que los jugadores socios del club enviaban afuera de las líneas en sus prácticas.

Como empezaron a pagarle una platilla como juntabolas, Mora combinó sus estudios escolares con este trabajo y ahí se quedó.

El pasado domingo 30 de octubre de 2005, Carlos Mora regresó de Estambul, Turquía, donde asistió al congreso para entrenadores que organiza cada dos años la Federación Internacional de Tenis.

Tremendo salto del chiquillo que hace 45 años jugaba al tenis con sus manos, porque no tenía dinero para comprar una raqueta, con el hoy Director de Tenis del Costa Rica Country Club. Decenas de sucesos memorables, vinculados todos con su vida que es tenis de principio a fin, se dieron en la vida de este hombre moreno, curtido en los rectángulos del país y del mundo, presente como juntabolas, jugador, árbitro y encargado de logística, en las 41 ediciones que se han celebrado de la Copa del Café, uno de los torneos juveniles de tenis más relevantes en el mundo.

UN JUEGO MEMORABLE

Carlos Mora fue juntabolas o «cadie» de la Copa del Café durante tres años, desde que se inauguró en 1965; «Recuerdo que fui juntabolas en la noche inaugural del partido entre Patrick Krammer de Africa del Sur, que luego ganaría esa primera edición y Pancho Guzmán de Ecuador».

En su segundo año de recoger pelotas en las canchas del Country, le tocó ver jugar a Ismael Al Shafei y fue ahí que dijo a sus padres que él jugaría por Costa Rica la Copa del Café.

Intensificó sus «entrenamientos» junto a Carlos «Mat’emaíz» Muñoz, su amigo del alma, dándole duro a la pared con las manos, hasta que algunos socios del Country le regalaron raquetas de segunda mano para que practicara.

En 1968, Mora debutó con 16 años en la IV Copa del Café, que se jugaba con un Torneo de Naciones, una llave individual y otra de dobles.

«Me tocó enfrentar en primera ronda a un tenista japonés y le gané; fui el primer costarricense en ganar un juego de la Copa en la llave individual. Creo que Arturo Rojas ya lo había ganado en el Torneo de Naciones», dijo Mora a UNIVERSIDAD.

«El año pasado una socia del Country Club visitó Japón, fue a jugar tenis en una academia y cuál no sería su sorpresa, que se encontró a un entrenador cercano a los 60 años, que al enterarse de que era costarricense, preguntó por un Moro, tenista, que lo había derrotado en la Copa del Café. Así le dijo, Moro, en lugar de Mora. Era el hombre al que yo le gané», expresó el tenista.

Después de este triunfo, a Carlos le tocó enfrentar a Karl Meiler de Alemania que lo eliminó; luego el germano ganó la Copa.

«En dobles hice pareja con Muñoz y derrotamos a un binomio argentino; luego nos tocó en la llave la pareja gringa que era impresionante, con Dick Stanton y Erick Van Dillen, que desde luego nos eliminaron. Este binomio jugó muchos años Copa Davis para los Estados Unidos», agregó Carlos.

Fue en 1970 cuando jugó el partido más memorable de su vida en Copa del Café, contra Guillermo Vilas de Argentina.

«Le gané el primer set 6-4; fue algo increíble y el momento más grande de toda mi carrera. Vilas era ya un monstruo del tenis juvenil y le había quitado un set. Después me arrolló 6-1, 6-0 pero ese gustazo nunca se me va a olvidar. Fue el partido más memorable de mi vida».

OTRO ESCENARIO

Terminada su función como jugador juvenil de Copa del Café, en 1971 Carlos Mora empezó funciones como asistente de los jueces centrales; fue juez de línea y rápido pasó a convertirse en juez principal hasta 1997.

Ese año lo nombraron Director de Tenis del Costa Rica Country Club y hasta la fecha; sin ser miembro del Comité Organizador de la Copa, es el encargado de toda la logística de la competencia: canchas, bolas, encordados, nombramiento de jueces y decenas de funciones que obliga a cumplir al Country, como sede del torneo.

En su carrera como jugador, Carlos Mora ganó el título de campeón nacional en los años 78 y 79; fue subcampeón por 12 temporadas cuando su «cuate» Carlos Muñoz, un tenista magistral, dominó la escena del tenis criollo, antes de dar paso a otro gigante de nombre Rafael «Felo» Brenes.

En dobles, la pareja de Carlos Mora y el zurdo Mario Delgado ganó más de 20 títulos nacionales.

En el nivel internacional, Mora jugó las ediciones del Orange Bowl en Miami como juvenil en los años 68, 69; en 1965, fue campeón centroamericano infantil a los 14 años.

En 1973 ganó la Copa de Naciones en Guatemala y un año después, fue medalla de plata en dobles de los Centroamericanos, con Delgado.

«Un título que me gustó mucho, fue cuando me declararon el mejor tenista centroamericano en un Torneo de Estrellas en El Salvador en 1978, en el que participaron ocho estrellas de Estados Unidos y ocho de América Central.

Tampoco olvido más de 25 participaciones en el Torneo Fraternidad que se jugaba en San Andrés», manifestó Mora.

VIDA ACADÉMICA

Graduado como profesor de tenis profesional en 1980, de la prestigiosa academia del instructor Denis Van der Mir en la Florida, Mora ha recibido más de diez cursos impartidos por expertos de la Federación Internacional de Tenis (FIT) en todo el mundo; tiene una Maestría de la Escuela de Tenis de Madrid (1990) y ha recibido cursos para entrenadores en Barcelona, Marruecos, Tailandia, Portugal y este último de Turquía, que enriquecen sus credenciales.

Formador y maestro de muchos jóvenes que destacaron en el ámbito costarricense, como Rodolfo Herrera, Ignacio Sancho, Fred Thome, Rodrigo Umaña, Pedro Raventós, Eladio Villalta, Erica Nahrgang, July Raventós, Julia Roca y decenas más, hoy Carlos Mora vuelca sus enseñanzas y conocimientos del deporte blanco, en muchos niños que todos los sábados visitan la Escuela de Iniciación en el Tenis, que se promueve en el Country Club.

Por dentro

Nombre: Carlos Mora Umaña

Nació: abril, 1952

Lugar: Buenos Aires, Puntarenas

Primaria: Escuela Yanuario Quesada

Secundaria: Justo A. Facio y Carlos Gagini

Esposa: Olga Aguilar Herrera

Hijas: tres, Olga María (arquitecta), Carla y Katerin

Hermanos: once, 4 mujeres, 7 varones

Residencia: San Rafael de Escazú

Pasatiempos: jugar golf los domingos, ver noticiarios y juegos de tennis en televisión

Tenistas preferidos: Martina Hingis, Pete Sampras y Róger Federer.

Un tenista costarricense joven: Eduardo Pinto.

Un equipo de fútbol: Alajuelense

Un futbolista: Luis Antonio Marín

Un sueño: estar en el U.S. Open como turista

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El escándalo ante la injustificada censura de la campaña contra el TLC y el "retocado" en el periódico La Nación de una foto en

"Colón admiró mucho sus habilidades, inteligencia y buen juicio por lo que se llevo dos para que le sirviesen de guías".  Cartilla histórica de

Carlos Slim: "Para mí trabajar implica no sólo una responsabilidad social y empresarial, sino una necesidad emocional". an valiosos como los $12.000 millones que

La amistad de los pueblos de Costa Rica y Estados Unidos está por encima de vicisitudes y desencuentros. Las democracias de Juan Rafael Mora

Cuando Costa Rica fue arrastrada a la negociación del TLC con Estados Unidos, el Presidente Pacheco sostuvo -en todos los tonos e inflexiones posibles-

El expresidente Felipe González fue el nombre sugerido al exmandatario Pacheco para que sirviera de mediador en un proceso de diálogo social, que no

José Manuel Echandi Meza, candidato del Partido Unión Nacional: Si va a haber un TLC, tiene que ser un tratado con rostro humano.El fortalecimiento

El magnate Carlos Slim y la corporación privada española, Telefónica, aspiran a incluir al país en su respectiva parte del "pastel". De aprobarse el TLC,
Semanario Universidad