Celestes arrancan en falso

Un par de reveses por la mínima y sin jugar mal al fútbol, condenan a la Universidad de Costa Rica a iniciar el campeonato

Dos derrotas consecutivas mandan a la UCR temprano al sótano.

Un par de reveses por la mínima y sin jugar mal al fútbol, condenan a la Universidad de Costa Rica a iniciar el campeonato mayor de fútbol ingresando al evento por la puerta de atrás.

El muy bien llamado Torneo de Invierno se está programando para jugarlo en horas de la tarde para evitar que los rayos del sol hagan estragos en la piel de los futbolistas; pero, una cosa por otra: evitar los peligros de cáncer de piel expone ahora a los equipos a actuar bajo torrenciales tormentas y aguaceros, de los que no quedó exento el plantel celeste, que cayó en Pérez Zeledón 2-1 y luego en Guadalupe 1-0 ante Limón, actuando en condiciones anormales, bajo tormenta.

Desde luego que esto no es excusa, porque llueve parejo para los dos equipos; sin embargo, la Universidad -que suma una nómina muy liviana y técnica- en ninguno de los dos partidos pudo mostrar su verdadero potencial, porque el terreno no lo ha permitido.

El par de reveses hunde de madrugada al equipo de Juan Diego Quesada en el sótano del Grupo B, que comparte con el excampeón nacional Brujas, más hundido este por su peor porcentaje de goles, tras ser apaleados en Puntarenas 5-2.
A pesar de la adversidad en los marcadores, se debe reconocer que la Academia no ha defraudado a sus seguidores, dado que en las dos confrontaciones enseñó destellos de que el equipo está bien preparado y cuenta con capacidad suficiente para lograr la primera de sus metas, que es la clasificación a la segunda fase y ocupar como mínimo el cuarto lugar de su grupo.

Amparados a este beneficio que otorgó la UNAFUT y que ha sido objeto de sana y fuerte crítica -al considerarse con toda razón que premia la mediocridad-, los equipos más débiles participantes de la competencia y entre los que está la UCR, puede beneficiarse de esta regalía procurando ese cuarto lugar de su grupo o el octavo de la clasificación general, que permiten la sobrevivencia en la primera categoría.

Sin pecar de conformistas, en el Valle de El General la UCR tuvo la capacidad de empatarle 1-1 el marcador a los anfitriones, con buen gol de Víctor Gutiérrez, pero a nueve minutos del final y cuando llovía copiosamente, Michael Rodríguez le dio el triunfo a los generaleños.

El domingo pasado en el Colleya Fonseca, la Universidad se tragó un golazo de vestidor de Dave Myrie en el minuto 45, solo segundos antes de que terminara la etapa y en el segundo tiempo los celestes volaron metralla sobre la portería defendida por el experimentado Dexter Lewis, arquero que evitó -con grandes atrapadas- que su equipo sucumbiera ante los estudiantes.

Dos malos resultados; dos decorosas presentaciones que dan espacio para suponer que pronto la UCR iniciará la cosecha de puntos que lo saquen del tempranísimo atolladero.

ESTRUCTURA LISTA

El director técnico Juan Diego Quesada, ha presentado a nueve jugadores como titulares en los dos partidos, lo que habla de que en la pretemporada se le insinuó el esqueleto del equipo.

El portero Jean Carlo Chacón; los defensores Owen Solís, Omar Royero y José Brenes; los mediocampistas, Cristian Badilla, Joel Hall, Víctor Gutiérrez y Windell Gabriels y el delantero, Minor Díaz, fueron estelares contra Pérez Zeledón y Limón; el defensor Pablo Salazar que jugó el primer partido, fue sustituido por Andrés Flores; el volante de marca, Julio Morales, por Randy Cubero, únicas variantes de un juego al otro, aparte que de cambios, en los dos juegos entraron Esteban Armijo y Sebastián Mattus. También actuó frente a los pimentosos limonenses, Diego Quesada.

Se informó que Salazar no pudo jugar contra Limón, porque se lesionó en el vestidor; lo suplió Solís, pero todo pinta a que Salazar, con Royero, Flores y Brenes, formen la línea de cuatro en defensa. Badilla no se toca como medio de marca; Gutiérrez ha sido el mejor del equipo en las dos presentaciones; Gabriels tiene rango de titular y Juan
Diego le ha dado total confianza a Hall.

Por lo actuado en 180 minutos, Randy Cubero, que militó con Brujas la campaña anterior, le ganó el viaje a Morales que está para labores de contención cuando el equipo vaya ganando. Randy se jugó un partidazo ante los del Caribe y si no anotó fue por centímetros; sus latigazos lamieron los postes.

Diego Quesada, que jugó por Minor Díaz, lo hizo bien y obligó a Dexter Lewis a sacarle un par de trallazos que olían a empate. El equipo espera con ansiedad que se resuelva el problema migratorio que le impide al colombiano Luis Lara, incorporarse a la nómina y reforzar la artillería. Windell, Minor, Lara y Quesada formarían una cuarteta de ataque de la que se pueden esperar goles y mejores momentos.

RUTA COMPLICADA

No se puede tapar el sol con un dedo y negar que no cosechar puntos contra un rival de media tabla y el campeón de la segunda división fueron detalles negativos en la ruta de los celestes.

Ahora el asunto se complica aún más, dado que la Academia juega contra los dos grandes de nuestro campeonato en las jornadas 3 y 6; va de visita ante el Saprissa el próximo fin de semana y espera a la Liga en Guadalupe en la jornada sexta.

Si la lógica nos hace presagiar un par de derrotas celestes en estos partidos, no habrá más remedio para las huestes de Juan Diego, que buscar y capturar seis puntos en los duelos ante Cartaginés y Puntarenas en las fechas 4 y 5, como única forma de empezar a ver el sol.

Sería letal que los estudiantes arribaran derrumbados a su partido contra Alajuelense, sexto del torneo; de manera que si se debe presupuestar la derrota ante el Saprissa -algo lógico-, igual la UCR queda obligada a triunfar de local contra Cartaginés y derrotar de visita al Puerto, que es una tarea bien difícil.

Este es el camino cargado de espinas que afronta la Universidad, contra la pared y contra las cuerdas, básicamente por jugar buen fútbol en las dos primeras fechas, aunque sin sumar, en una situación casi idéntica a la de campañas anteriores con Johnny Chávez, donde se jugó bien, pero estuvo siempre en los linderos del descenso.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Igualmente, es claro que el valor de una investigación científica no depende de período histórico ni del espacio geográfico escogidos, sino de los problemas

Después de 15 años de haber iniciado el Programa de Detección Temprana de Cáncer Gástrico en Costa Rica, la mortalidad por esta enfermedad ha

En el artículo 29 de esta ley se señala que lo referente a los concesionarios de radio y tv se regulará por la ley

Esa es la opinión del empresario Juan Francisco Montealegre, expresidente ejecutivo de la Junta de Administración Portuaria y Desarrollo de la Vertiente Atlántica (JAPDEVA)

También es evidente que el estado israelita ha utilizado todos los instrumentos de dominación, tanto hacia el exterior y en el plano ideológico, a

Su intención era establecerse en suelo nacional y ejercer la medicina pero también, inspirados por los hermanos von Humboldt, aprovechar esa singular oportunidad para

Ninguna sociedad humana se “enferma”, tampoco ninguna se “cura”. Las sociedades humanas se constituyen de una interacción compleja de relaciones sociales que posee un

Un par de reveses por la mínima y sin jugar mal al fútbol, condenan a la Universidad de Costa Rica a iniciar el campeonato
Semanario Universidad