Dos Cy Young inauguran el Estadio de los yankis

C.C. Sabathia frente a Cliff Lee: compañeros de equipo en los Indios de Cleveland hace media temporada; ahora la historia les da una oportunidad

El nuevo y monumental Yankee Stadium abre sus puertas el 16 de abril.

C.C. Sabathia frente a Cliff Lee: compañeros de equipo en los Indios de Cleveland hace media temporada; ahora la historia les da una oportunidad única de convertirse en rivales, al abrir el primer juego en el nuevo estadio de los Yanquis de Nueva York como lanzadores.

Los Yanquis invirtieron $1.500 millones para levantar el nuevo reducto, localizado enfrente del antiguo parque, después de que la ciudad de Nueva York no estrenaba un nuevo estadio de béisbol desde hace 45 años.

El nuevo escenario de los Bombarderos del Bronx es el campo más caro jamás construido en la historia de las Grandes Ligas: la cifra invertida por la familia Steinbrenner no se le acerca ni por asomo lo gastado en otro similar, de manera que para hacer frente a la multimillonaria inversión, los dueños del equipo decidieron cobrar los boletos de entrada bien caros, decisión tomada antes de que se produjera la crisis financiera que hizo tambalearse la economía local y de la que no se salvó el deporte preferido de la familia estadounidense.

El precio de las entradas para los mejores asientos del nuevo estadio de los Yanquis es de $2 625 y en otros sectores van de los $500 a los $800, lo que ha generado crítica de la mayoría de los sectores de la sociedad que se preguntan quién puede pagar esas cantidades en tiempos de crisis.

Y, aunque los propios directivos de los “Mulos de Manhattan”, han reconocido que los precios son excesivos para el momento actual y pretenden valorar nuevas tarifas, lo cierto es que para el jueves 16, día inaugural en que los Yanquis reciben a los Indios en serie de cuatro partidos, no queda un asiento disponible de los 53.000 en venta.

PREMIO CY YOUNG

El duelo de este par de zurdos fenomenales, Sabathia y Lee atraerá a la multitud al juego inaugural.

Sabathia ganó el Cy Young de la Liga Americana en la temporada trasanterior, cuando “La Tribu” quedó a solo un juego de ir a la Serie Mundial. El corpulento lanzador ganó 19 juegos y perdió 7, para un promedio de 3.21 en carreras limpias permitidas.

La campaña pasada, Cleveland se desinfló y después del Juego de Estrellas – sin ninguna posibilidad de ir a la postemporada y para economizar una suma millonaria de dólares que C.C. pediría como agente libre – lo vendió a los Cerveceros de Milwaukee.
Sabathia ayudó a los Cerveceros a ir a los play offs y terminada la temporada, como agente libre, firmó un impresionante contrato con los Yanquis de casi $160 millones por seis años, que lo convirtió en el “pitcher” mejor pagado del béisbol profesional .

Mientras, Cliff Lee siguió con los Indios.  El año pasado, con un récord memorable de 22 triunfos y solo 2 reveses, ganó el Cy Young de la Liga Americana, con enorme promedio de carreras limpias permitidas (2.54), lo que pone a este par de lanzadores, hasta hace pocos meses compañeros de club, cara a cara en un duelo sensacional el jueves 16.

El premio Cy Young es un honor dado anualmente en el béisbol al mejor lanzador de las Grandes Ligas, distinción que se da en cada Liga: Americana y Nacional.

El premio se presentó por primera vez en 1956 en honor del lanzador Cy Young, miembro del Salón de la Fama que murió en 1955.
Lanzadores estelares de la era moderna se han repartido el galardón: el ya retirado Róger Clemens lo ha obtenido más veces (7), seguido de Randy Johnson, hoy con los Gigantes de San Francisco (5); Steve Carlton y Greg Maddux, quien se acaba de retirar del béisbol (4).

El famoso Pedro Martínez lo ha ganado 3 veces y el venezolano Johan Santana, hoy con los Mets, 2.
En la presente temporada, ya Sabathia perdió el juego inaugural de los Yanquis como visita ante los Orioles de Baltimore, pero se repuso ganando el segundo frente a los Reales de Kansas, mientras Lee arrancó una campaña desastrosa en la que ha perdido sus dos primeras salidas contra Texas y Toronto, respectivamente.

ES UN PALACIO

“Escuché que el nuevo Yankee Stadium es como un hotel de cinco estrellas con un estadio en el medio”, comentó con ironía el presidente de los Medias Rojas de Boston, Larry Lucchino, mientras que el crítico de arquitectura de la revista “The New Yorker”, Paul Goldberger, indicó que el nuevo recinto es “como un palacio”. “Su fachada de piedra caliza, los muros de granito y su diseño arquitectónico buscan impresionar como un moderno Coliseo o quizá el Palacio de Versalles”, agregó.

En la planta principal se construyó el “Gran Salón”, donde están colgados los uniformes de los míticos Babe Ruth, Lou Gehrig, Joe Di Maggio, Mickey Mantle, Reggie Jackson entre otros.

El día que se jugó el primer partido en el nuevo parque, un amistoso contra los Cachorros de Chicago, varios de los peloteros de los Yanquis se perdieron por la majestuosidad de las instalaciones.

Su capitán, Derek Meter dijo: “Es extraño; todo es diferente, qué gran trabajo con este estadio. Va a tomar un poco de tiempo acostumbrarse a él. No sé ni por donde se entra o se sale, toco las puertas equivocadas; los casilleros y la sala de capacitación son enormes; la sala de pesas, increíble; hay computadoras portátiles para cada jugador, pilas de natación, tinas calientes; la iluminación es fantástica”, agregó el mimado campocorto de la novena.
Todo está listo: Yanquis contra Indios, serie de cuatro partidos. Este jueves 16, 53.000 almas dejarán la primera recaudación millonaria en tiempos de crisis.

Pero…¿quién puede recordar la situación económica ante un duelo Sabathia-Lee?

Y el día dos van Luang contra Carmona; y el tres Burnett frente a Pavano y el cuatro, Pettitte ante Lewis.
Yankee Stadium: $1.500 millones, la segunda cantidad más alta para un recinto deportivo, solo superada por los $1570 millones del Wembley, el legendario estadio al norte de Londres.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

 Pero no fue sino hasta recientemente que conocí la  extraordinaria estructura empresarial en que se inserta el restaurante,  la cual  es un  ejemplo de

El posible cierre de la institución fue insinuado por Arias debido a que la Contraloría General de la República no refrendó un contrato suscrito

Al igual que ella, decenas de personas se encuentran en la misma situación y a la espera de que el Gobierno les concrete una

Cuando no había pasado una semana de que saliera bien librada de la querella que le puso el exviceministro Mario Boza Loría, la presidenta

Y he tardado tanto, porque el señor Arias basó sus argumentaciones en la existencia del “Acuerdo Parlamentario No. 39 de marzo de 1991”, y

Sólo en la UCR esto implicaría subejecutar unos ¢2 mil millones, alrededor de un 3% de su presupuesto anual 2009. La respuesta de la

Jorge Torres,  subdirector de la DIS, manifestó en un oficio del 27 de marzo, que “se desconocen los parámetros utilizados anteriormente” para que esa

La agenda parece no cambiar, a pesar de que las tintas están ahora mucho más cargadas que las del escenario de 1994. Ya entonces
Semanario Universidad