Entrenador: A Liberia hubo que construirla

Lo acompaña Sylvie, su esposa, la mujer que le dio el empujón para que se viniera a trabajar a un país que solo conocía

Alain Gayhardy habló para UNIVERSIDAD contra reloj; lo pescamos a muy pocas horas de abordar un vuelo a París, donde haría trasbordo a Marsella para visitar familia y amigos, en unas cortas vacaciones como campeón.

Lo acompaña Sylvie, su esposa, la mujer que le dio el empujón para que se viniera a trabajar a un país que solo conocía de nombre y que recordaba, pasó a la segunda ronda del Mundial en Italia y enfrentó a Francia en un partido amistoso en Martinica.

Le hicimos 16 preguntas a quemarropa y respondió sin titubeos.

¿Cómo se dio específicamente el contacto en Francia, entre Nicolás Philibert, extécnico de Liberia Mía y usted?

-Somos amigos; trabajaba en un colegio dando clases a 500 alumnos y Nicolás me contactó para iniciar la aventura. Sylvie me dio el último empujón. Dije sí y aquí estoy.

¿Qué sintió en su primera práctica con Liberia?

-Cuando llegué al primer entrenamiento de Liberia Mía y lo comprobé en las prácticas siguientes, me di cuenta del bajo nivel cultural táctico del futbolista costarricense.

En Francia, por ejemplo, los clubes profesionales tienen la obligación de poseer un centro de formación que es evaluado anualmente; miles de futbolistas muy jóvenes se matriculan en esos centros, reciben instrucción; deben pasar muchas pruebas y deben ascender por capacidad a jugar los niveles más altos. En Francia se compite en cinco niveles según las edades.

Por ejemplo, un joven de 14 años firma con el Marsella; el va a jugar el campeonato de su categoría a nivel nacional, como lo hace la primera división de ese club. El filtro al éxito es sumamente difícil, porque igual las selecciones nacionales francesas juegan en los mismos cinco niveles, de manera que a la selección mayor solo llegan futbolistas excepcionales. Es una selección muy rigurosa; de verdad que solo llegan los mejores de los mejores. Desde luego que nada de eso percibí en las primeras prácticas con mis jugadores.

¿Cuáles son las diferencias básicas en cuanto a fundamentos del juego, entre el fútbol francés y el costarricense?

-En Francia se trabajan todos los aspectos básicos que necesita un futbolista profesional; se trabaja mucho en el orden táctico de un equipo; hacer diferencias entre lo que es una defensa individual; una defensa en zona y una defensa individual en zona; aprender a defender, avanzando; pasar de defensa a ataque tras la recuperación del balón; también saber presionar y recuperar la bola colectivamente; en fin, lo básico para poder jugar en Francia en segunda o primera división.

¿Qué opina de las canchas sintéticas?

-Las canchas sintéticas favorecen a los jugadores con buena técnica, entonces si tengo un equipo con futbolistas técnicos me conviene jugar en ellas. A lo que me opongo y sucede en Costa Rica es que haya estadios con sintéticas y otras con naturales. Lo normal es jugar cada fecha en canchas iguales, o todas naturales o todas sintéticas”.
¿Qué papel jugaba Odir Jacques en su equipo?
“Odir vino para ayudarme en el conocimiento de los equipos rivales y para estudiar los estilos de juego de todos y darme un informe para preparar los partidos. Mientras me actualizaba, hizo un excelente trabajo.

¿Las estrellas del club, como Mesén, Umaña, Wallace, Cancela, Mambo y otras, usted las pide o se las imponen?

-Cuando llegué a Liberia ya varias estaban en el plantel; las que han ido llegando, todas tienen mi consentimiento.

¿Qué trabajos específicos hizo usted con jugadores como Salazar, Sirias y Minor Díaz, por ejemplo, ahora tan renovados tácticamente?

-Hice un trabajo específico con Minor para enseñarle a pivotear; a Pablo Salazar como líbero, como último defensor, le tuvimos que enseñar a convertirse en atacante del equipo; tenía que ser el primer  lanzador hacia posiciones ofensivas; a Sirias le pedí cambiar de posición para que jugara como delantero, por banda externa izquierda.

¿Qué diferencias encontró entre Jacques Remy y William Sunsing?

-No se pueden comparar los estilos de Remy y Sunsing; le puedo decir que hablé fuerte con Sunsing para que aceptara jugar con más eficiencia, sobre todo cerca del área grande rival por el bien del equipo y no para lucir de forma individual.

¿Siendo usted diplomado de la Federación Francesa de Fútbol; profesor de Educación Física y Director de Enseñanza Secundaria, estaría dispuesto a ofrecer cursos o charlas para directores técnicos nacionales, promovidos por la Federación o algunas universidades?

-Desde luego me gustaría dar cursos a futuros entrenadores de Costa Rica, con mucho gusto y para compartir.

¿Cómo francés, qué impresión le causó el incidente entre Zidane y Matterazzi en el Mundial?

-Zidane se comportó como un niño de escuela maternal; me decepcionó del mal ejemplo que dio a la juventud.

¿Y también, como francés, que opina de los besitos de Blanc a Barthez en la calva?

-Una costumbre para deleite de periodistas de tabloides baratos.

¿Hay talento en los jugadores jóvenes liberianos, como los Gamboa, Guevara, Ramírez, Chévez y otros?

-Deben aprender y trabajar tácticamente más; tienen talento y un gran futuro, pero como digo yo, con cabeza fría y los pies en la tierra para que no se pierdan; pero estoy tranquilo con ellos.

¿Por qué Willy Eras no volvió a la Selección?

-Es una decisión del entrenador y debe ser respetada. Willy lo sabe; debe trabajar fuerte el primer pase tras una recuperación.

¿Qué pensó de la prensa deportiva costarricense, que lo ignoraba en su trabajo inicial?

-Pensé precisamente eso; que era una prensa ignorante y de poca crítica; de escaso o ningún análisis.

Luego empezaron a mirarnos…los perros ladran…sigue adelante la caravana.

¿Liberia Mía fue campeón por sus figuras. Fue campeón porque sus dueños sacaron la billetera?

-La presencia de figuras en un equipo es insuficiente para hacerlo campeón; tratar de formar un buen equipo comprando figuras es ilusionarse ingenuamente; pensar que caen estrellas del cielo y que ya el equipo lo va a ganar todo, sería muy sencillo.

El mejor ejemplo es Barcelona con tantas estrellas, pero se nota la mano del entrenador para hacerlas lucir en el mismo tiempo y con eficiencia.

No es el jugador el que hace el equipo. Es el equipo el que hace al jugador.

¿Qué viene para Liberia Mía en la nueva temporada?

-Ya nos conocen; habrá que trabajar más fuerte; tenemos planificado un trabajo específico de fondo con los jugadores jóvenes; vamos poco a poco; llegan un par de jugadores a reforzarnos, Freddy Fernández y Lucas Carrera y la intención es acercarnos y parecernos a los clubes grandes del país.

Guanacaste está repleta de talentos; vamos a buscarlos, trabajar con ellos, pulirlos, para hacer de esta provincia un club fuerte en la primera división”, expresó el educado maestro que habita en Lomas de Ocotal.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El costarricense Óscar Arias y el nicaragüense Daniel Ortega, dos presidentes que hace más de 20 años fueron protagonistas en el proceso de pacificación

La aclaración la hizo a raíz de que la presidenta de la Asociación Conservacionista Yiski –María Elena Fournier Solano- le pidió cuentas al Ministerio

Lo ético no resuelve la crisis de capitalismo, sino que nos lleva  al reconocimiento de que ha de plantearse una solución alternativa en la

Es por esa razón que la recesión actual no implica hacer un esfuerzo extraordinario de parte de quienes se dedican a esta disciplina, que

Las imágenes de las fiestas del primer ministro italiano , Silvio Berlusconi, en su casa de Cerdeña, con mujeres y exprimer ministros desnudos, viajando

El Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (MINAET), la Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL)  y la Cámara Nacional de Radio (CANARA) rehusaron participar en un

Quienes siempre hemos creído en un país libre, soberano e independiente, nos sentimos muy decepcionados con el accionar de los partidos políticos. Nos sentimos

Por otra parte, los aportes que la Ley exige de los operadores al Fondo Nacional de Telecomunicaciones, Fonatel, representarán un estimado de otros $15
Semanario Universidad