Entrenador UCR Me encanta trabajar con basquetbolistas jóvenes

Alexis Monge, entrenador de la UCR, cree que todavía le falta un centro alto para completar mejor su conjunto El equipo de baloncesto de

Alexis Monge, entrenador de la UCR, cree que todavía le falta un centro alto para completar mejor su conjunto

El equipo de baloncesto de la UCR deberá abrirse campo frente a los mas duros contendientes en el torneo de apertura de 2005, conformados por el quinteto del Liceo de Costa Rica, bicampeón  nacional y favorito indiscutible, el conjunto de Barva que le sigue los pasos a los «liceistas», el temido Limón y la inclusión de clubes de fútbol en el deporte de canasta, como son el Saprissa, Fusión Tibás y Brujas.

Precisamente,  la primera visita de los celestes en la temporada de la Liga de Baloncesto Superior (LBS) será en Barva este sábado 5 de marzo. Sin embargo, bajo el mando de Alexis Monge, los universitarios esperan remontar el cuarto puesto conseguido durante el campeonato de clausura 2004.

Monge llegó al campus universitario a mediados del año anterior después de galardonarse campeón centroamericano.

Este entrenador lleva 30 de sus 46 años ligado al basquetbol y desde 1980 se ha mantenido vigente en la primera división con  una participación ininterrumpida en nueve equipos.

Su experiencia nos detalla un primer periodo de seis años con la Universidad, entre 1986 y 1991, la obtención de un título nacional con Belén Pedregal en 2000, cuatro medallas de bronce y una de plata en juegos nacionales, numerosos títulos de segunda división y la responsabilidad de las selecciones nacionales, que abarcan desde el minibasquet hasta la mayor.

UNIVERSIDAD conversó con Alexis Monge sobre su nueva campaña con los celestes, los cambios que experimenta la LBS, y en general, sobre el deporte que más quiere: el baloncesto. A continuación un extracto de la entrevista:

Usted asume al quinteto universitario para el torneo de clausura del 2004, ¿Qué balance hace de estos meses frente al equipo universitario?

Por lo menos el año pasado, para el clausura, al equipo le fue bastante bien. Mejoramos en cuanto a la posición del (torneo) apertura ya que al final quedamos en cuarto lugar, empatados con otros dos y por desempate nos adjudicaron el quinto lugar. Pero yo siento que hubo una buena labor, de hecho aquí en casa solo perdimos con los dos equipos que llegaron a la final, Liceo y Barva. Siento que eso, más el resultado de los demás partidos nos dio una buena temporada por lo menos en el clausura, aunque en general fue un buen año.

Y en lo personal, ¿Cómo se ha sentido?

Muy bien, porque me encanta tener gente joven, siento que el trabajo se aprovecha mucho más, la gente tiene muchos deseos de superación y  es una maravilla, porque además son gente disciplinada, me siento bastante bien.

¿Cómo se dio su retorno al equipo de la UCR?

En el lapso que la Universidad esta buscando entrenador me contacta Barva y le hago el comentario al entrenador del femenino de la UCR, quien es compañero de trabajo mío en un colegio. Él me dice que si no estoy interesado en concursar para la Universidad y me hace el contacto con la gente de Programas Deportivos. Después pasa algo curioso, cuando me reúno con ellos era un martes a las 5:30 p.m. y había un señor de Barva esperándome a las 6 p.m. para que le firmara la ficha porque de casualidad en Barva también había renunciado el entrenador y venía la final. Entonces el señor me estaba esperando afuera, pero yo cuando salgo de la oficina le dije que tome la decisión de quedarme en la Universidad.

Con su larga trayectoria, ¿qué opina del nivel de baloncesto que se ha jugado anteriormente en el país y en la actualidad?

Antes existían jugadores individuales de mucho talento, quizás con más talento que ahora. Pero siento que el nivel táctico ha mejorado muchísimo y que a nivel de conjunto los equipos trabajan mucho más consistentemente de lo que se trabajaba antes. Se ha mejorado en la defensa hombre a hombre y el «zone press» (tipo de defensa de marcación a presión que se usa en el baloncesto para acelerar el ritmo de un partido). Antes habían figuras individuales que… bueno,  tuve la oportunidad de ver al final de su carrera a «Rigo» Morris o a José Miller, quien entrena a Seminario este año. Eran jugadores de un talento increíble. También a Daniel Ramírez, un jugador que se fue a los Estados Unidos, y bueno, han pasado varios años y no hemos encontrado jugadores de ese talento individual.

Tomando como referencia el año pasado, ¿cómo valora el grado de competencia de este torneo que va a empezar?

El año pasado se podía dividir el campeonato entre los primeros tres equipos: Barva, Liceo y Limón, y el resto de los equipos que trabajaban de la tabla media hacia abajo. Era como dividir dos campeonatos, aunque algunos equipos como Hispanoamericana, que creo que le pudo ganar a Liceo y la UCR le hicimos un buen partido a ambos aquí (Liceo y Barba).

Aparentemente este año va a ser más competitivo, hay más equidad, algunos equipos se han reforzado bien. Por ejemplo, está el caso de la entrada de Saprissa, Barva también mejoró con respecto a la planilla del año anterior, posiblemente tenga mejor cuadro para pelear el campeonato. Liceo se mantiene como estaba, aunque perdió dos figuras, pero ya las sustituyó. Pareciera que el torneo puede ser más competitivo este año.

¿Por qué el favoritismo de Liceo, Barva y Limón?

Se da porque tienen más poder económico, desgraciadamente en el basquetbol, a pesar de que no es igual a la del fútbol, si existen diferencias entre algunos equipos y no hay que ir muy largo, Barva y Liceo tienden a tener más dinero por lo que se refuerzan con los mejores jugadores.

Precisamente, ahora se habla mucho de la incursión de clubes del fútbol nacional en el baloncesto mayor, ¿qué opina?, ¿cambia la situación del campeonato para la UCR?

No creo que sea malo, tienden a tener una mejor organización, al menos más sólida. Si estos equipos de fútbol realmente se interesan pueden mantener una organización mucho más sólida y estable. Será más difícil que se disuelvan los equipos de baloncesto. De hecho pasa a nivel mundial, sobretodo en España y Sur América, también en el caso de Honduras donde yo entrené al Maratón, que tenía por organización base el equipo de fútbol de primera división.

Para la UCR no cambia en nada, el programa de la U es muy sólido. Está establecido que sea más «amateur» que la mayoría de los equipos, porque lo que prima aquí es que sean estudiantes universitarios.

¿Qué refuerzos hay para esta temporada?

Nada nuevo, el equipo es el mismo del año pasado. Tenemos en período de prueba a dos o tres jugadores que van dentro del contexto amateur, son estudiantes de la Universidad.

¿Le faltó algo para tener el cuadro ideal o completo?

Sí, sigo diciendo que me falta un centro. No digo que nuestros postes sean malos o buenos jugadores, pero la estatura de mis jugadores no es muy alta. El centro de nosotros es Minor Arias y él no mide más de metro noventa y tres y es el más alto en el equipo, o sea, en realidad es un equipo pequeño. Siento que si tuviéramos un centro alto, fuerte y buen jugador, tendríamos muchísimas opciones de estar en los niveles más altos.

¿Cuáles son los objetivos para esta temporada?

Yo siempre he dicho que es mejorar la actuación del año o del torneo anterior. El año pasado se mejoró lo que se hizo en el apertura, ahora la meta es mejorar lo que se hizo en el clausura. Esa es la idea de nosotros, o por lo menos lo que se le pide al equipo es mantener lo que se hizo.

¿Cuál es la relación del equipo con la afición?

Es buena. En realidad es algo curioso, a pesar de que no se llene el gimnasio si tenemos una afición muy fija, es una gradería pequeña pero si se llena de forma constante. Claro desearía mucho más apoyo, sobretodo de los estudiantes; no se porque pero nunca se ha logrado esa identidad, la vez pasada que entrené aquí me pasaba lo mismo, y pasa en todos los deportes de la Universidad.

¿Qué piensa de los ticos que están jugando en el baloncesto universitario de los Estados Unidos?

Entre ellos hay jugadores muy buenos como es el caso de Clifford Smith, que yo me atrevería a decir que es el mejor jugador de Costa Rica en este momento. Lógicamente es muy bueno para el país porque le abre la posibilidad a otros jugadores y eleva el nivel. Clifford, por dar un ejemplo, en sus vacaciones siempre ha venido a participar con algún equipo en el torneo local y lógicamente un jugador como él levanta el nivel del equipo y ayuda a los compañeros. Además, ayuda a la selección nacional.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Mientras la CCSS formaliza su exclusión del PEG, el investigador principal del proyecto alega que participantes del experimento tienen derecho a seguridad social

Políticas de justicia social y económica son fundamentales para reducir de manera integral las causas de la violencia. La muerte que le provocaron

El profesorado universitario que se contrate en adelante deberá tener especialidad, maestría o doctorado y hablar dos idiomas como mínimo.En Estudios Generales se ayudará

La propuesta del Artículo 2 del Reglamento del Sistema de Archivos Universitarios - SAU -  en consulta a la Comunidad Universitaria, define que los

El grupo "Claroscuro" nació en 1991 y desde entonces su música tuvo un propósito muy claro: la igualdad de oportunidades para las mujeres en

Alexis Monge, entrenador de la UCR, cree que todavía le falta un centro alto para completar mejor su conjunto El equipo de baloncesto de

Pablo Cob, presidente del ICE y Gloria Valerín, presidenta de la comisión mixta que analiza las reformas en esa entidad, coinciden en que la

Le llaman "Beijing + 10" porque se realizará una década después de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, organizada por las Naciones Unidas
Semanario Universidad