Errores y mala preparación hunden a Sub 17 femenina

Pese al esfuerzo, la Selección Sub 17 femenina quedó eliminada en la fase inicial y sigue sin poder avanzar de ronda en mundiales femeninos

Pese al esfuerzo, la Selección Sub 17 femenina quedó eliminada en la fase inicial y sigue sin poder avanzar de ronda en mundiales femeninos de cualquier categoría. (Foto: Federación Costarricense de Fútbol)

El 15 de marzo todo fue fiesta y alegría ante un llenazo inédito en el Estadio Nacional, en La Sabana, San José, por el primer Mundial de Fútbol Femenino organizado en Costa Rica por la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

Sin embargo, bastó con que comenzara el partido inaugural contra Venezuela y la fiesta se convirtió en sustos y, posteriormente, en pesadilla futbolística; más en la segunda parte, cuando Deyna Castellanos consiguió dos goles de camerino para las llaneras y Lourdes Moreno remató a las nacionales con otra anotación cerca del final del compromiso.

Mucho se habla sobre Gloriana Villalobos, quien tiene su mérito, pero tampoco podemos olvidar a Yuliana Salas, guardameta del equipo que, aunque encajó tres anotaciones y “se comió” las últimas dos, ahogó otros muchos gritos de gol suramericanos.

Pero sólo el coraje no basta. Se necesita de posicionamiento táctico y técnico, asociación y, ante todo, puntería, conceptos básicos del fútbol de los cuales la Infantil Femenina siempre estuvo carente.

La fiesta inicial del sábado duró tres días en aguarse por completo, puesto que el martes de nuevo en La Sabana −esta vez frente a Italia− las europeas lograron un golazo al minuto 19, por vía de Gloria Marinelli, que se encargó de despedir prematuramente a la Sele tica de su mundial.

De nuevo, el equipo nacional perdió 2 a 1 el sábado 22, a las 8 p.m., en el estadio Saprissa contra Zambia, país que había sido derrotado por las italianas y las venezolanas. Las dos selecciones quedaron eliminadas del torneo.

¿QUÉ PASÓ?

UNIVERSIDAD ya había planteado la preocupación el 12 de marzo por la pobre preparación de las muchachas, no en cantidad pero sí en calidad. A lo largo de estos dos años tuvieron 62 fogueos; sin embargo, se puede contar con los dedos de una sola mano los compromisos exigentes que mostraran un parámetro real de detalles por corregir y mejorar.

Las muchachas evidenciaron en este Mundial bastantes falencias técnicas y tácticas, se notaron esforzadas pero correlonas e ingenuas. Tampoco hubo puntería a la hora de rematar y los ataques nunca estuvieron ni cerca de inquietar a las porteras rivales.

La dependencia excesiva hacia Gloriana Villalobos también fue otra clave del fracaso, puesto que en el fútbol moderno un equipo no puede depositar todas sus esperanzas en una sola jugadora. A sus compañeras les faltó empoderamiento, comunicación e iniciativa para asociarse con ella y captar sus movimientos ofensivos.

Ligado con el punto anterior, los pases erráticos y la incapacidad de sostener adecuadamente el balón a lo largo de la cancha fueron la tónica entre todas las jugadoras. Este defecto, más la pasión y las ganas mal encausadas, acabó convirtiéndose en una desesperación por empatar un partido que se va perdiendo y le queda poco por terminar, lo cual las llevó a cometer muchos errores y a facilitarles las cosas a las adversarias.

Otra causa es el incipiente estado del fútbol femenino. Aunque ha mejorado mucho desde 1999, la falta de interés previo y de profesionalización de varios equipos hacen que no exista mucha competencia y haya enormes diferencias entre unos cuantos equipos profesionales y el resto aficionado.

Producto de esto, las selecciones femeninas nunca han podido avanzar de ronda en ninguno de los tres mundiales en que han estado presentes: los infantiles de Nueva Zelanda 2008, el juvenil de Alemania 2010 y Costa Rica 2014. En conjunto suman 8 juegos perdidos, 3 goles hechos y 21 recibidos.

Por último, los cambios realizados por el entrenador Juan Diego Quesada en los partidos estuvieron muy lejos de funcionarle, no implicaron variaciones tácticas que mejoraran el juego.

Los resultados en este Mundial y los pobres atestados deportivos de Quesada −a cargo de otras generaciones infantiles (Nueva Zelanda 2008 y Costa Rica 2014 en femenino, Trinidad y Tobago 2001 y Nigeria 2009 en masculino)− provocaron molestia entre buena parte de la afición, que se desahogó en las redes sociales pidiendo su salida del banquillo nacional.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

6

La “deuda política”, ese enorme gasto que nos obligan a pagar para financiar las campañas de los candidatos políticos, proviene de nuestros impuestos. Sumará

Sonia Marta Mora y Rolf Heusser firmaron la incorporación del Sinaes al convenio Multra. (Foto: Sinaes)El Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior

La Dra. Marta Valdez afirmó que, hasta el momento, la evidencia científica indica que los efectos adversos de los alimentos transgénicos no son diferentes

La agrupación Teatro La Maga fue una de las ganadoras de “Escena Viva” 2014. (Foto: cortesía Teatro La Maga)Por medio del proyecto “Escena Viva”,

Aprovechándose de un sentido malestar con la gestión de  un gobierno surgido de las urnas electorales,  un minoritario grupo ultranacionalista, que se declara neonazi,

El 19 de marzo se cumplieron 20 años de la partida del gran poeta nicaragüense José Coronel Urtecho. Figura cimera de las letras centroamericanas.

El proyecto hidroeléctrico Canalete es uno de los tres que actualmente opera en el cantón de Upala, y que pronto se conectará
Semanario Universidad