Estudiante estuvo a punto de romper récord en Milla Universitaria

Este año se inscribió el mayor número de atletas en los 39 años de realizarse la Milla Universitaria, con la participación de 276 atletas.

Este año se inscribió el mayor número de atletas en los 39 años de realizarse la Milla Universitaria, con la participación de 276 atletas. (Foto: Katya Alvarado)

La Milla Universitaria, convertida ya en tradición en el marco del inicio de lecciones en la Universidad de Costa Rica (UCR), tuvo como ganador en su categoría élite masculina a Wilson Solano, quien con un tiempo de 4:24:08 minutos, estuvo a punto de romper el récord establecido años atrás.

A Solano, que es estudiante de Ciencias del Movimiento Humano en la Universidad de Costa Rica, le faltaron  solo 4 segundos para superar el tiempo de 4:20:24, establecido por Francisco Gómez hace ocho años.

“Ahorita lo que estoy trabajando con mi entrenador, Jorge Lobo, es para los 800 metros; no estoy corriendo para lo que son los 1500. La meta es empezar a correrlos este año y como se acercan más a lo que es la milla (1609 metros), bajar la marca en la próxima”, explicó al referirse a lo poco que le faltó para imponer una nueva marca.

El récord de Gómez se mantiene desde el 2005 y la carrera se realiza desde hace casi cuatro décadas. En el 2005, la dirigencia deportiva universitaria decidió registrar un nuevo mejor tiempo, debido al establecimiento de pasos peatonales o “muertos” en el recorrido de la carrera. De esta manera, el tiempo de 4:12: 44, hecho por el velocista William Todd, en 1982, pasó a ser un registro “histórico”.

 

Por otra parte, la categoría élite femenina fue liderada por Mónica Vargas, quien finalizó la carrera con un tiempo de 05:11:72, alejándose así por 9 segundos de la marca de 05:02:40, lograda  en su categoría por Gabriela Traña.

Tanto Solano como Vargas vienen de representar a Costa Rica en los Juegos Deportivos Centroamericanos, donde obtuvieron medallas de bronce en las competencias de 400 y 500 metros planos, respectivamente.

“Venía un poquitito cansada de participar en los Juegos Centroamericanos dos días seguidos; sentía un poquito pesadas las piernas”, indicó Vargas respecto a su desempeño. Solano, por su parte, explicó que la carrera fue cansada, pues tuvo un rival fuerte: Alejandro Calderón, quien compitió también en los Juegos Centroamericanos y alcanzó el segundo lugar.

El segundo puesto, en la categoría A femenina, fue para Susana Chan,  con un tiempo de 5:20: 46 y el tercero, para Jacqueline Murillo, con 5: 30: 30. En la masculina, el segundo puesto lo ganó Alejandro Calderón, quien al llegar a la meta cronometró 4:21:11, mientras que el tercero: Ernesto Saborío, detuvo el reloj en 4:30:18.

La mencionada competencia se extiende a lo largo de los 1609 metros de calle que rodea la Universidad y se realiza en las categorías C, para estudiantes y funcionarios de la institución; B, para jóvenes menores de 19; y A, para los corredores de élite. Todas se dividen a su vez en masculino y femenino.

En la categoría B femenina sobresalieron María Aguilar (05: 17: 68), Jacqueline Montoya (05: 44: 18) y Chrisdyala Moraga (05: 45: 99) en primero, segundo y tercer lugar,  respectivamente.

En el caso de los hombres, los tres primeros en llegar a la meta fueron  Henry Venegas (04: 56: 37), Emmanuel Cruz (05: 09: 49) y Felipe Zúñiga (05: 11: 27). En la categoría C, de estudiantes y funcionarios, los reconocimientos fueron para Kimberly Méndez (05: 39: 02), Tatiana Soto (05: 39: 02) y Teresita Sandí (05: 54: 58) en la versión femenina, y Luis Quesada (04: 32: 62), Steven Valverde (04: 32: 62) y Hugo Céspedes (04: 41: 06) en la masculina.

Además de las categorías ya mencionadas, es el segundo año en que se realiza la Milla Recreativa, carrera que no es competitiva y fue pensada para permitir la participación de atletas con discapacidades físicas. Sin embargo, a diferencia del año anterior, entre las 65 personas inscritas, en esta ocasión no se hicieron presentes personas con discapacidad.

En la actividad, se hicieron presentes figuras como Ruth de la Asunción Romero, vicerrectora de Vida Estudiantil y dedicada de la edición 2013 de la Milla Universitaria, y el reconocido atleta nacional Carlos Abbot Sharp, quien obtuvo el segundo lugar en la primera edición de la Milla realizada en 1974, superado solo por el atleta de la UCR Santiago Bonilla; en esta ocasión fue el encargado de realizar el disparo inicial de una de las carreras.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La inflación acumulada en Costa Rica alcanzó el 2,46% hasta el mes de marzo, según los datos dados a conocer hoy por el Instituto

Las obras de ampliación que se plantean para la concesión de la carretera entre San José y San Ramón requieren de un nuevo Estudio

Costa Rica recibió la autorización de la la Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarenta de China, para exportar productos lácteos a

Cómo las personas construyen el espacio de la ciudad, su forma de apropiarse de los lugares y los conflictos que surgen a raíz de

Douglas Caamaño: “Era un panorama previsible, porque no deja de ser la Sala Constitucional un ente manejado políticamente”. (Foto: Katya Alvarado)Tras fallar en su

Así −de esta manera tan grandiosa y elocuente− nombró Maharishi Mahesh Yogi, quien desarrolló la técnica de la Meditación Trascendental, al Dr. Carlos Ml.

Aparatos especialmente diseñados para tomar objetos, motores, sensores y otras aplicaciones de la tecnología se reunirán el día de mañana en la Universidad de

Este año se inscribió el mayor número de atletas en los 39 años de realizarse la Milla Universitaria, con la participación de 276 atletas.
Semanario Universidad