Ildo Maneiro: Herediano con potencial enorme

«Hay condiciones para pelear grandes cosas, pero los rivales son de muy buen nivel.» ldo Maneiro, de 55 años de edad, es el hombre

«Hay condiciones para pelear grandes cosas, pero los rivales son de muy buen nivel.»


ldo Maneiro, de 55 años de edad, es el hombre encargado del banquillo florense en esta temporada.

¿Uno de tantos uruguayos que ha venido al país en años recientes?  ¿O el hombre que por fin le devolvió la gloria al equipo florense? Esto es lo que se preguntan los fanáticos del Herediano, al iniciar el campeonato nacional de fútbol bajo la dirección técnica de Ildo Maneiro Ghezzi.

Él, por su parte, no promete el titulo; sin embargo, trabajará con la consigna de lograr que renazca el sentimiento de orgullo en la hinchada. Así lo aseguró en una conversación que sostuvo con redactores de UNIVERSIDAD.

Además de las posibilidades de ser campeón, Maneiro comentó otros aspectos de su carrera y el medio en el que se desenvuelve.

¿Le alcanzan las condiciones a Heredia para obtener un campeonato?

– Depende de la competencia, pienso que hay condiciones para pelear grandes cosas, pero los rivales son de muy buen nivel.

 

El campeonato es una ilusión de la afición, el equipo tiene que ganar partidos y sumar al final de la temporada, si da para salir campeón, bueno, si no, mala suerte. Tenemos que ser respetuosos de que hay dos instituciones muy poderosas, una en lo económico y otra en lo institucional, son rivales durísimos.

Herediano en la últimas campañas empieza muy bien pero luego se cae, ¿podrá sostenerse esta temporada?

– Tengo la esperanza de hacer una buena campaña, que tendremos la capacidad suficiente para que no sea tan irregular como aparentemente han sido los anteriores. Pensamos que estamos fortaleciendo el grupo día a día y tenemos la ilusión de hacer una buena campaña, no solo en la primera parte.

¿Qué opina del Club Sport  Herediano?

– Tiene lo elemental, después tiene dificultades financieras de momento que no le permite trabajar en la concentración del equipo, que sería lo conveniente. Cuenta con buenos campos de entrenamiento, ropa y paga los sueldos como corresponde.

Tiene una historia muy rica y un potencial enorme, y unos deseos grandes de retornar a las viejas glorias. Si le podemos agregar más comodidades al jugador tendríamos otras posibilidades.

¿Cómo se han acoplado los jugadores a su sistema?

– Bien, tenemos un grupo de jóvenes de mucha calidad y de una inteligencia superior que interpreta fácilmente lo que se le plantea.

¿Cuál es el sistema táctico que está desarrollando?

– Tácticamente jugamos en una zona bien definida, donde el aporte de un jugador se desarrolla en un radio siempre limitado y que corresponde con el del resto de sus compañeros.

Tratamos de que haya velocidad correspondida con buena técnica, además de experiencia cerca de cada zona. También armonizar el asunto de contundencia ofensiva con la seguridad en la defensa y laboriosidad en el medio.

Básicamente trabajamos con tres atrás, tres adelante y en el medio armamos un rombo con tres jugadores de buena recuperación de pelota y uno de enlace.

¿Su trayectoria en el fútbol?

– Fui futbolista casi desde que nací. Jugué en equipos amateur hasta que a los 16 años ingresé en el club Nacional de Fútbol de Montevideo. Allí permanecí ocho años, participé en la obtención de cuatro campeonatos uruguayos y tres copas Libertadores, de las cuales disputamos dos finales y ganamos una en 1971. Además participé en el mundial del 70.

Luego  pasé al  fútbol francés, donde estuve tres años en el Olimpic Lyon, donde me enriquecí  futbolísticamente.  Participamos en una copa UEFA, y llegamos a una final de copa local en 1976.

Después retorné a Uruguay, al Peñarol, donde jugué tres temporadas y obtuve dos campeonatos. Terminé mi carrera en el club Progreso.

¿Cómo se da la transición a director técnico?

– Por naturaleza, porque yo considero que la dirección técnica es una programación del futbolista para quienes algunos tenemos una oportunidad.

En los últimos años de la carrera tomé cursos de dirección técnica y me recibí como entrenador en el año de 1984.

¿Y su carrera en el banquillo?

– He trabajado primero con jóvenes, después como asistente del entrenador principal del Nacional, hasta 1988 cuando fui a dirigir la primera de Danubio en Uruguay. Ahí tuve unos pasajes intermitentes en Danubio durante diez años, en seis temporadas.

Estuve un año en el Zaragoza de España y un año en el Colón de Santa Fe en Argentina. Después dirigí un año en el River Plate de Uruguay.

Posteriormente en Guatemala estuve dos temporadas en el Aurora (98-99).

¿Cuál fue el mayor logro de su carrera?

– Cuando era futbolista fui semifinalista en el mundial de 1970 y en clubes gané la copa Libertadores de América.

¿Qué nos puede decir de Ildo Maneiro en lo personal?

– Es que yo no me veo fuera del fútbol, por eso trato de prolongar mi carrera.

Me gusta analizar y me apasiona el fútbol, observar otros deportes e incorporar todo lo que se pueda al balompié.

Tengo interés por la política internacional, que ya no existe; me gusta estar bien informado del acontecer del mundo.

De mi familia, mi mujer está por llegar el 1 de septiembre; tengo tres hijos, uno en España, uno en Suecia y otro en Uruguay, que no me pueden acompañar porque están casados.

¿Viene usted a quedarse en el país?

– Uno viene a quedarse por mucho tiempo, tengo un contrato de un año, con opción a dos. La ilusión siempre es permanecer bastante tiempo, curiosamente la historia del fútbol dicta que han venido muchísimos uruguayos y que varios se han quedado; no es mi historia, pero no me desagradaría quedarme aquí.

¿Cómo técnico cuál es su mayor aspiración?

– Que la gente de Heredia se sienta orgullosa de su equipo, con eso me reconfortaría; si salimos con un título, mejor.

¿Un mensaje para la afición florense?

– Tienen un buen plantel que está trabajando muy bien, ojalá podamos ir de la mano y que en momentos de dificultades tengamos el tiempo suficiente para no ponernos nerviosos.

Que podamos encarrilar el camino de nuestra barca en buen sentido siempre, es decir, que nos acompañen hasta el final.

 

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Álvaro Retana, subgerente de Telecomunicaciones del ICE La última resolución de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP), la cual en lugar de

El 10 de septiembre de 1973 recibi una invitacion para la exposicion "Por la vida. Contra el fascismo", que debía inaugurarse al día siguiente

Despierto temprano, como siempre. Víctor sigue durmiendo, de modo que me levanto en silencio y llamo a Manuela, que tiene que llegar temprano a

El sistema tributario nacional descansa fundamentalmente en impuestos de consumo, no en los de renta. (Ilustración: Cristina Bermúdez, 2003) El paquete de reformas tributarias

"Ha sido uno de mis desengaños", nos chatea Odette García, vecina de Amón, refiriéndose a asesores y consultores del gobierno. "Yo creí que lo

La masacre en la sede de Naciones Unidas en Bagdad, pone de manifiesto el escaso control que Estados Unidos tiene sobre el terreno.La situación

El pasacalles fue rescatado para el  próximo Festival Nacional de las Artes para representar las distintas culturas  de Limón. (Foto de archivo)El arte está

Dirigentes, entrenadores y asistentes técnicos acomodados llevan el fútbol al precipicio. El volante costarricense Steven Bryce, de la Selección Nacional, enfrentó en la Copa
Semanario Universidad