Latinoamérica sin estrellas

Los tiempos del brasileño Pelé y del argentino Diego Armando Maradona jamás volverán.Diego Armando Maradona. Catedrático en la cancha. América Latina llega al Mundial

Los tiempos del brasileño Pelé y del argentino Diego Armando Maradona jamás volverán.

Diego Armando Maradona. Catedrático en la cancha.

América Latina llega al Mundial Corea-Japón sin mayor fulgor. Brasil, carcomido en sus entrañas por grupos de poder, mientras Argentina colmada de jóvenes, tratará de elevar a tres el número de copas mundiales.

Pero Brasil siempre es  Brasil. Va de menos a más en casi todos los campeonatos mundiales. Así figura en los anales de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA). Es el único seleccionado cuatro veces campeón del mundo – 1958, 1962, 1970 y 1994- y finalista en 1950 y 1998.

Brasil llega a Asia sin su máximo goleador, Romario, a quien en forma paradójica la dirección técnica brasileña marginó, a pesar del clamor general de la afición y unas cuantas lloradas por parte del artillero del Vasco Da Gama.

Aún así, el defensor Roberto Carlos, dice que Brasil se reivindicará en Corea-Japón y se traerá la copa a América.

MUNDIAL DE JOVENES

Y es que este campeonato mundial pareciera desde ya imprevisible. España también guardó a su veterano goleador Guardiola y apostó por el joven Raúl. Italia siguió los pasos ibéricos y brasileños y archivó a Baggio. La República Popular China optó también por la juventud y dejó en casa a su veterano Li Ming.

Sin embargo, Brasil sin Romario, apuesta a la figura de Ronaldo. Un joven que hasta ahora vive de la fama, de la publicidad y las lesiones. Corea-Japón es la gran oportunidad para que Ronaldo brille con luz propia y disipe las dudas dejadas en Francia 98.

Pero Brasil tiene trayectoria y no está en un grupo difícil .Ni China, ni Costa Rica ni Turquía tienen la experiencia de Brasil en materia de mundiales.

El auténtico potencial de los brasileños se verá en la segunda fase, si logran superar a  chinos, turcos y ticos. Máxime, como lo han reconocido  recientemente los dirigentes, » las distancias del fútbol en el mundo se han acortado».

El otro seleccionado latinoamericano de trayectoria mundialista es Argentina. Ellos llegan a Corea-Japón víctimas de un país en ruinas y de cuya crisis económica no escapan equipos de la talla del River Plate, Estudiantes de la Plata o en Racing Club. Llegan a un campeonato mundial sin el aliento ni empuje de Maradona y sabedores de que una vez concluida la cita, la mayoría de ellos retornará a una nación quebrada financieramente, sin activos que vender y sin muchas opciones que no sean las de convertirse en sucursales del Banco Mundial.

Un cetro mundialista para los argentinos, calmaría por un tiempo la desesperada situación en que han dejado unos pocos a las multitudes. Los argentinos descubrirían de nuevo la confianza en sí mismos y de seguro olvidarían por unos días la dura realidad del trueque y del hambre.

Nunca el fútbol argentino tuvo un marco social tan adverso como el presente. En 1930 perdieron la final frente a Uruguay 2-4, tras superar a Francia 1-0, a México 6-3, a Chile 3-1 y a Estados Unidos 6-1. Tenían la industria del cine.

En 1978, en pleno desarrollo de la política de seguridad nacional ideada por sus militares y la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Argentina gana el campeonato ante Holanda 3-1. Era un equipo de lujo encabezado por el portero Filiol, los defensas Olguín, Galván, Pasarella y Tarantini. En la media cancha estuvieron Ardiles, Gallego y Valencia, mientras la artillería corrió a cargo de Housseman, Kempes y Bertoni. Ganó el cetro en forma invicta y solo registró un empate 0-0 frente a Brasil.

Los argentinos repitieron en 1986, cuando el «pelusa» Maradona, el delantero más talentoso hasta hoy, deleitó con su gambeta a propios y extraños. Tuvieron, de esta manera, un plantel de ensueño defendido en el marco por Pumpido, en el área Cuciuffo, Brown y Ruggeri; en la media cancha alinearon  Olarticoechea, Glusti, Batista, Enrique y Burruchaga y en la atacante Maradona y Valdano. El ultradefensivo sistema 3- 5- 2 era posible entonces por el fulgor de un fenómeno llamado Maradona. Él  jugaba sin pelota. Siempre tuvo encima dos y tres hombres defensa que dejaban libre el camino para sus compañeros. Esto explica el 3-1 con que Argentina ganó a Corea del Sur; el 1-1 alcanzado frente a Italia; el 2-0 con que superó a Bulgaria; la mínima diferencia lograda ante Uruguay; el 2-1 ante Inglaterra ( se incluye el gol con la mano de Maradona); el 2-0 contra Bélgica y el 3-2 en la final frente a Alemania.

En Italia 90, los alemanes se vengaron y ganaron la final 3-2 a la Argentina, el 29 de junio. Todavía mantenían el orgullo de ser el granero de América

Hoy los  argentinos llegan a Asia con un plantel renovado proveniente de los campeonatos mundiales infantiles y juveniles, con un que otro veterano como Juan Sebastián Verón o de experiencia, como Gabriel Omar Batistuta o Cristian «Kily» Gónzalez.

INVITADOS … NADA MAS

Jactancia se llamaría si alguien en América Latina pensara que Paraguay, Uruguay, Estados Unidos, Ecuador, Costa Rica y  México tienen opciones reales de alcanzar un campeonato mundial. Todo parece indicar que el campeonato mundial en Corea-Japón está organizado para que los europeos alcen de nuevo la copa del mundo.

Francia, en primer lugar, está como opción uno de la FIFA. Su selección llega a este mundial sin mayores cambios .

De los cinco restantes  representantes latinoamericanos Uruguay cuenta con un historial para tomar en cuenta. No tiene los palmares recientes de Argentina y Brasil, pero ostenta dos cetros mundiales alcanzados en condiciones distintas a como se juega hoy el fútbol.   En 1930 consiguió el campeonato mundial como local  y en 1950 sacudió a los brasileños con el  maracanazo, cuando venció a los anfitriones 2-1 en el monumental estadio Maracaná.

Estuvo ausente en los de 1934, 1938,1958, 1978,1994 y 1998. Su linaje mundialista es de 34 partidos jugados, 15 ganados, 7 empatados y 12 perdidos. Los uruguayos para Corea- Japón se olvidaron de las rutilantes estrellas participantes en los campeonatos europeos y apostaron por juveniles.

Por lo que respecta a México y Estados Unidos, el primero está entre los 20 equipos del mundo chineado por la FIFA , y el segundo tiene todo el dinero del mundo para permanecer vigente en el escalafón mundial. A ambos los ha protegido siempre la FIFA.

Ecuador asiste por primera vez a un certamen de este tipo. Paraguay llegó hasta octavos de final en México 1986 y Francia 1998; Costa Rica en Italia 90 salió con linaje neutro. Es decir ganó a Suecia y Escocia, fracasó ante Brasil y Checoslovaquia, tiene dos victorias y dos pérdidas. Está en blanco.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Cuando en la década de los 90 Costa Rica llegó a tener la red vial en peor estado de América Latina, y

El juego ante China será crucial y el más importante de los tres que Costa Rica disputará en la primera fase del Mundial 2002

La identidad costarricense no se configuró alrededor de la imagen de una nación mestiza, heredera de las culturas prehispánicas. Más bien,

Los tiempos del brasileño Pelé y del argentino Diego Armando Maradona jamás volverán.Diego Armando Maradona. Catedrático en la cancha. América Latina llega al Mundial

La Casa de la Cultura de Limón mezclará el sonido de la lluvia con la percusión de sus tambores, cuando el calypso se apodere

Algunas de las propuestas de la Caja Costarricense del Seguro Social.Aunque no aparece directamente en los puntos de agenda del gobierno, el financiamiento para

Con un videoforo sobre "Las reglas de la vida", el 30 de mayo, en el Centro Cultural de España, se celebrará el Día Internacional

El rey Midas es conocido, todavía en la actualidad, porque todo lo que tocaba lo convertía en oro. Poco se recuerda que, según el
Semanario Universidad