Ruta de favoritos: En Sudáfrica los cuartos de final se presentan irresistibles

Lo analizamos en nuestro comentario anterior al destacar que perfectamente un enfrentamiento entre Brasil y España, sin duda los dos más grandes favoritos a

La Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA), organiza el Mundial de Fútbol con la intención, futbolera y económica, de que las ocho selecciones que son cabeza de serie, ocupen el primer lugar de sus respectivos grupos. De lo contrario, el asunto se empieza a descomponer y se pueden dar enfrentamientos de instancias finales, adelantadas.

Lo analizamos en nuestro comentario anterior al destacar que perfectamente un enfrentamiento entre Brasil y España, sin duda los dos más grandes favoritos a ganar esta Copa, con sede en Sudáfrica, podría abortar e instalarse en los octavos de final.  Esto dejaría eliminado, demasiado temprano, a uno de los grandes en competencia.

Estos son los riesgos que corre la organización, en caso de que los favoritos no cumplan con el rol que se les asigna como cabezas de serie del torneo.

Igual, cuando se planifica el Mundial y sobre todo el país anfitrión no es una potencia futbolística, la FIFA sabe armar sus malabares con bolitas calientes y frías para que, a la hora del sorteo, se le asigne al  país sede el grupo más fácil posible y ojalá un rival en octavos de final que no sea potencia balompédica del orbe. Es tan detallista y tan “pulcra” la FIFA en este sentido, de que en las dieciocho ediciones de esta competencia, ningún país que la organiza ha sido eliminado en la primera ronda.

Entonces, sigámosle la pista al país anfitrión: Sudáfrica.
Integra el Grupo A, con México, Uruguay y Francia; dos campeones mundiales como inquilinos, charrúas y galos y México, eterno candidato (según ellos) y organizador de dos Copas del Mundo.

No es un grupo fácil para los Bafana-Bafana, pero es que no había dónde meterlos.  Por lo menos no tendrán al frente en la primera ronda a ninguna potencia del planeta, pues Francia dista mucho de ser aquella gloriosa de Michel Platini o la más reciente de Zinadine Zidane; Uruguay apenas se clasificó tras un angustioso repechaje contra Costa Rica y México no acostumbra a pasar de sus cuatro partidos de rigor y se estanca en la segunda ronda.

A pesar de esto, vemos difícil que el anfitrión se clasifique, lo que rompería la regla; en todo caso, si el seleccionado donde se lucen, Aaron Mokoena, Bernard Parker y Steven Pienaar y que será dirigido por el brasileño Carlos Alberto Pariera en su quinta Copa del Mundo logra clasificarse primero o segundo, lo va a esperar la Argentina de Maradona o Nigeria, Corea del Sur o Grecia.
Contra estos dos últimos, eventualmente los sudafricanos podrían aspirar a llegar a los cuartos de final, todo un suceso.

VAMOS CON BRASIL

Al seleccionado mimado del universo, con millones de millones de seguidores, se le obliga a estar en la final y es el favorito de las encuestas. En esta oportunidad, con un gran rival en los vaticinios: España, campeona de Europa.
Los discípulos de Dunga y su constelación de estrellas que lidera Kaká y donde también forman Julio César, Dani Alves, Maicon, Lucio, Juan, Luisao, Robinho, Fabiano y otros estelares, debe ganar el Grupo G para empezar a evitar el enfrentarse temprano a la “furia roja”.

Portugal, con Cristiano Ronaldo, considerado el segundo mejor jugador del mundo después de Leo Messi y Costa de Marfil un seleccionado de ensueño que cuenta con Didier Drogba, los hermanos Touré, Keita y Kalou, van a “matarse” por el segundo puesto. Corea del Norte luce cenicienta.

Si la verdeamarilla queda primera en el G y España, primera en el H, a los suramericanos probablemente los espera el Chile de Marcelo Bielsa o la sensación de las eliminatorias europeas, Suiza.

Si Dunga y sus chicos sobreviven, que es lo que el orbe piensa, en cuartos de final ya toparían con algo más serio, que puede ser perfectamente, Holanda o Italia. ¿Qué les parece?

España, si queda primera en el H, evita a Brasil, a menos que estos caigan al segundo puesto, pero no podrá evitar toparse en carretera con Portugal o con Costa de Marfil.

Un duelo entre el lusitano Cristiano Ronaldo contra sus compañeros del Real Madrid, como Casillas, Arbeola y Sergio Ramos no deja de ser interesante y hasta morboso.

LOS CAMPEONES

Italia, campeona del mundo y con cuatro coronas planetarias en sus vitrinas, llega con bajo perfil y no es favorita de los analistas.

Marcelo Lippi su técnico y Fabio Cannavaro su capitán, están felices de que no los tomen en cuenta.

Claro, Italia es Italia y será muy difícil que la saquen de las instancias finales. Lidera el grupo F, donde debe avanzar sin problemas; ahí estarán Bufón, Zambrotta, Pirlo, Gatusso, De Rossi, Di Natale y Chieline – los “viejos del barrio”– con una camada de jóvenes dispuestos a seguir y enfrentar probablemente a Dinamarca en octavos de final.

Holanda, repleta de estrellas, como este par de talentos, Sneijder y Robben que se lucieron en la final de la Champions con Inter y Bayern respectivamente, está para ganar el Grupo E, donde se instalan los vikingos daneses.

De darse la lógica, la naranja mecánica, admirada en todo el universo al punto de que todo el mundo desea que gane una corona mundial por su exquisito fútbol, podría verse en octavos contra los guerreros guaraníes del Paraguay.

¿Y cuál es el sendero de Argentina, también favorita por su legión de astros?
Ubicada primera en el Grupo B, quizá tenga líos si le toca Francia en octavos, que es posible.  También podría repetir en esta instancia el duelo de La Plata ante Uruguay.

Saltado este escollo, la fenomenal formación de Maradona, con esos delanteros espectaculares que son Messi, Tévez, Higuaín, Milito y Kun Agüero, puede topar con otro par de grandes en cuartos de final: o Inglaterra o Alemania.  Aquí el asunto se pone feo.

Ingleses y germanos deben ganar sus respectivos grupos, el C y el D, para no toparse en octavos de final.  Si lo logran, este par de selecciones ya se pueden ver como inquilinas de los cuartos de final, porque no hay oposición seria en octavos: sus eventuales rivales serían Estados Unidos, Eslovenia, Serbia, Ghana, nada potente.

Ya en cuartos de final, la selección de Fabio Capello, donde se lucen Steven Gerrard, Whayne Rooney, Frank Lampard y John Ferry podrían topar con Argentina.

Ahora, suponiendo que ninguna cabeza de serie sea eliminada en primera y segunda ronda, los enfrentamientos de cuartos de final serían los siguientes.

Holanda contra Brasil.

Sudáfrica ante Inglaterra.

Argentina frente a Alemania

Italia contra España.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Cada día circulan miles de automotores, sean automóviles, motos, camiones grandes y pequeños y autobuses, en un sistema vial que se quedó rezagado varias

1- En ningún momento aseguré que  el referéndum no atenta contra los derechos de una minoría sino que “no limita los derechos de una

Los magistrados de la Sala Constitucional decidirán si el Poder Ejecutivo, por la vía de un decreto, puede cercenar una parte del Refugio Nacional

 Este enorme montaje pictórico es un acontecimiento peculiar.  Varios elementos se juntaron para convertir esta exposición que se verá por única vez en Costa

Debería ser una tierra llena de carteles de agradecimiento, con las foto de El (y de su hermano, no nos olvidemos que es el

León y su compañero de fórmula, Francisco González, obtuvieron el 45,7% de los votos en la votación efectuada el pasado 4 de junio; con

Lo analizamos en nuestro comentario anterior al destacar que perfectamente un enfrentamiento entre Brasil y España, sin duda los dos más grandes favoritos a

Cuarenta y seis conjuntos musicales que abarcarán desde la música vocal hasta la orquestal, pasando por la amplitud de propuestas de rock y el
Semanario Universidad