Selección de fútbol deja ‘todo qué desear’ en primeros fogueos

La Selección Nacional dejó dudas importantes en sus partidos de preparación contra Chile y Corea del Sur, de cara al Mundial Brasil 2014. Ocupará

-2024-sele

La Selección Nacional dejó dudas importantes en sus partidos de preparación contra Chile y Corea del Sur, de cara al Mundial Brasil 2014. Ocupará mejorar bastante si quiere hacer un papel digno en esta magna cita. (FOTO: FEDERACIÓN COSTARRICENSE DE FÚTBOL).

La Selección Mayor de Fútbol tuvo el pasado 22 y 25 de enero dos fogueos —contra Chile y Corea del Sur— que cualquier aficionado preferiría olvidar: una paliza de 4-0 y una derrota 1-0; sin embargo, ni el seleccionador Jorge Luis Pinto Afanador ni los jugadores pueden darse el lujo de olvidarlo también. Al menos, no del todo.

Naturalmente, requerirán enfocarse en lo que sigue pero jamás hacer un simple “delete” e ignorar lo ocurrido en estos compromisos amistosos.

¿Por qué? Porque de esos fogueos, con todo y sus errores, se deben extraer conclusiones y aprendizajes importantes. Porque estos partidos eran, como diría el mismo Pinto, para “mirar” si había que seguir con la base de la Sele o si debía hacer cambios. Quizás, alguno que no hubiera participado antes podría hacer uno o dos partidazos para poner a Pinto a pensar si debía incluirlo en la lista de los 23 viajeros a Brasil.

Sin embargo, aunque es preferible que las derrotas lleguen en los amistosos y no en el Mundial, el desempeño de la Sele en estos dos juegos dejó todo qué desear. No mucho. Todo.

Ambos fogueos perdidos, ningún gol concretado y cinco permitidos. Cuatro de ellos en Coquimbo, Chile, contra los locales, y el otro en Los Ángeles, Estados Unidos, contra los surcoreanos. En ambos casos, tanto los chilenos como los surcoreanos jugaron con equipos alternativos, igual que el nuestro.

Varios de los jugadores que no participaban y querían ganarse un puesto en la lista final dejaron a la afición con ganas de que Pinto les dijera un claro y rotundo “No”. Como si no fuera suficiente, hubo tres jugadores expulsados en los diferentes amistosos: Michael Umaña, en Chile, y Cristopher Meneses y Mauricio Castillo, frente a los asiáticos. En relación con los aspectos tácticos, se cambió de una línea de cuatro a una línea de cinco e, incluso, se probó con línea de tres. Sin embargo, el resultado fue el mismo: nada.

Tan malo fue el desempeño nacional de ambos fogueos que lo único rescatable fueron los primeros 10 minutos en Chile, pero bastó con que el chileno Miiko Albornoz hiciera el primer hueco en la barca tica para que esta se hundiera por completo. Pese a ello, la verdadera debacle costarricense llegó luego, con dos goles de Pedro Pablo Hernández y otro de Carlos Muñoz, todos ellos en el segundo tiempo del juego en Coquimbo.

Contra los surcoreanos, el juego fue pésimo de principio a fin. Tanto que el juego pudo haber acabado al minuto 9, cuando Kim Shim-Wook concretó el único gol, tras carrera donde desbordó a la defensa nacional y fusiló al portero Leonel Moreira. Por otra parte, el guardameta surcoreano fue el aficionado más cercano al partido: jamás fue exigido, y sólo tocó bola para realizar dos saques de puerta.

 

CAMISETAS GRANDES

Con base en el desempeño de los dos partidos, siendo conscientes de que algunos apenas se estrenan recién, se puede concluir que hay jugadores que le podrán servir a su equipo pero que les falta mucho para vestir la ‘roja tica’.

Jugadores como Pablo Herrera, Ariel Rodríguez o Mauricio Castillo dieron el mismo resultado que ponerle un motor para motocicleta a un furgón; es decir, sirven de mucho en sus respectivos equipos pero la camiseta de la Sele les queda enorme.

El atacante Marco Ureña es uno de los que demostró que su salida del país, en vez de ser su mejor negocio como parecía, fue su peor error futbolístico; se fue a Rusia a un Kuban Krasnodar que ni siquiera lo convoca a los partidos, aunque sea como suplente. Y esto se evidenció en su desempeño en estos dos amistosos. Lo mismo se puede decir acerca de Carlos Hernández, cuyas mejores épocas pasaron hace muchos años.

Randall ‘el Chiqui’ Brenes desde hace tiempo dejó de rendir incluso en el Cartaginés y, ahora, en estos dos fogueos, evidenció que en la Sele le falta mucho para recuperar el nivel de antaño, como cuando hizo el gol en Jamaica que metió a los ticos en el Mundial.

Por su lado, José Miguel Cubero y Yeltsin Tejeda se la juegan. Se sabe de su calidad, pero por sí solos no pueden hacer mucho; además, hay que agregar que Tejeda no juega desde el año pasado. Johnny Acosta y Michael Umaña defensivamente no están tan mal, pero les falta mucho para competir al más alto nivel. Roy Miller y Dave Myrie también necesitan mejorar como laterales porque no deben permitirse tanto rebalse como el que hubo contra los surcoreanos.

En el caso del portero Patrick Pemberton, una mala noche la tienen hasta los mejores del mundo; la del miércoles fue una de ellas, cuando se comió dos goles malos. Sin embargo, debe continuar y mejorar el trabajo y sus reflejos para que a la hora de la hora no se quede petrificado como le pasó en Jamaica. Leonel Moreira también se la jugó como los grandes contra los surcoreanos, pero casi nunca fue probado más que en el gol.

Christopher Meneses puede jugársela en el Norrkoping sueco, pero en la Selección necesitará mucho más que lo que enseñó frente a los surcoreanos. Además, ocupará una cabeza fría para evitar expulsiones tontas por faltas innecesarias. Kenny Cunningham, en otras ocasiones, ha hecho sus mejores partidos en la Selección pero en estos fogueos lució totalmente perdido. Por otra parte, Jairo Arrieta mostró que la camiseta tricolor le queda tan enorme como camiseta XXXL y Jonathan McDonald ocupará más rodaje en el fútbol nacional para tener un mejor nivel.

Entonces, el resultado lógico de tener jugadores de tan diversos equipos junto con otros que no juegan desde hace mucho era un equipo totalmente perdido, donde sólo los que juegan juntos en sus equipos logran entenderse.

Todas estas variables, más las posibilidades de recuperación de Bryan Oviedo luego de su fractura en Inglaterra y el nivel de otros legionarios que son la base constitutiva de la Sele de las eliminatorias y de los juegos oficiales, son temas que deberán detectarse y corregirse a tiempo en futuros fogueos, si los hay.

Porque si contra Chile o Corea del Sur, que no son pesos pesados mundiales, se lograron estos resultados tan vergonzosos, contra los tres pesos pesados que se tendrán en frente (Uruguay, Italia e Inglaterra) pueden cumplirse los peores temores de los pesimistas: un sonoro último lugar en Brasil 2014, tres palizas en contra y una impresión aún peor que la de Alemania 2006.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Tanto en la campaña político-electoral del 2009 como en esta, la mención de las creencias religiosas ha sido frecuente. El debate acerca de una

Imagine que es usted un niño o una niña de una zona rural pobre, cuya familia ha tenido grandes dificultades para lograr que asista

La Selección Nacional dejó dudas importantes en sus partidos de preparación contra Chile y Corea del Sur, de cara al Mundial Brasil 2014. Ocupará

De algunos candidatos  apasionados por la presidencia conocemos sus trayectorias; otros, hasta hoy, no han gozado del poder para demostrar de lo que son

Los partidos de visita siguen siendo la tarea pendiente del  Club de Fútbol de la Universidad de Costa Rica en este semestre, pues este

Desde las 6 de la mañana de este domingo, los más de 3 millones de electores registrados por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE)

Dos mil catorce. Era digital, era rápida e instantánea. Era de contactos inmediatos y pixeles concentrados en la alta definición de nuestras pantallas.Creamos. Agregamos.

Los trece candidatos a la presidencia coinciden en la necesidad de invertir un 8% del Producto Interno Bruto para la educación. Todos los participantes
Semanario Universidad