Tras el pase a las semifinales, ¿qué sigue para el Club de Fútbol de la UCR?

El volante saprissista Jordan Smith despeja un balón que el defensa universitario Jason Scott intentaba aprovechar para crear una ocasión de peligro, el 30

El volante saprissista Jordan Smith despeja un balón que el defensa universitario Jason Scott intentaba aprovechar para crear una ocasión de peligro, el 30 de abril en el segundo juego de las semifinales. (Foto: Juan Ramón Soto)

El equipo de fútbol de la Universidad de Costa Rica terminó su temporada de regreso a la Primera División con buenos resultados, luego de obtener un sexto lugar en el Invierno de 2013 e ingresar a las semifinales del Verano 2014.

En este semestre se prescindió de unos cuantos jugadores claves, como Brandon Poltronieri; en su lugar, llegaron otros como Jorge Ramírez, Keylor Villegas, Kendrick Pinnock y Víctor Coto, este último como debut en el fútbol nacional, había jugado en Malta, Indonesia y divisiones inferiores en Argentina e Italia.

El equipo universitario –se pensaba– había armado equipo con los desechos de otros clubes; sin embargo, desde la fecha inicial demostró que quería quedarse y competir, y no pelear permanencias como otros equipos recién ascendidos.

Contra todos los pronósticos, los universitarios lograron hacer un torneo de verano memorable, y llegaron de semifinalistas por primera vez en su historia. Hicieron un gran papel frente al Deportivo Saprissa, que venía de ganar con autoridad la fase de clasificación, el cual solo había cedido dos derrotas.

En el primer partido de semifinales, en el Ricardo Saprissa de Tibás, el equipo morado sufrió a mares para empatar a los celestes. Aunque Kendall Waston aprovechó su estatura para vencer a Carlos Méndez, Ronald Mauricio Montero y Jorge Barbosa desesperaron a unos morados que apenas se calmaron con un tanto de último segundo de Diego Estrada, para dejar el primer partido 2-2.

En el segundo juego, otra vez en el reducto tibaseño, la noche del 30 de abril, el equipo saprissista fue superior de principio a fin y mantuvo a raya a los universitarios, cuyo esfuerzo fue insuficiente para inquietar al portero Danny Carvajal. Con goles de Carlos Saucedo en el primer tercio del partido y Hansell Arauz al final del juego, el equipo tibaseño se dejó el partido con un 2-0, para un 4-2 total. De este modo, el equipo universitario despertó de su sueño finalista, pero de todas maneras su papel hizo historia.

Cuando el equipo universitario alcanzó su logro más alto, el campeonato de 1943, no se jugaban semifinales ni finales, sino que el campeonato consistía de una sola fase a dos vueltas entre todos los involucrados, donde el equipo que reuniera más puntos era campeón. Y el equipo celeste logró serlo con 17 de 24 puntos posibles, luego de 12 fechas.

El papel del Torneo de Verano 2014 dejó al equipo universitario en la cuarta posición con 35 puntos y, además, cuarto en la tabla acumulada de la temporada 2013-2014 (compuesta por el Torneo de Invierno 2013 y de Verano 2014) con un total de 62 puntos, tras ganar 17 veces, empatar 11 y perder 16. Anotó 56 goles y recibió 58.

En esta foja no se toman en cuenta las semifinales ni finales, porque tomando en cuenta estos rubros el récord universitario tendría igual número de triunfos y de derrotas, es decir 17; 12 empates, 58 goles anotados y 62 recibidos.

Pese al buen papel celeste, contra Herediano, Alajuelense y Saprissa –clubes que terminaron en mejor posición–, el equipo universitario apenas pudo ganar un juego y empatar otro; en los otros diez vio la derrota. Tuvo siete goles a favor y 26 en contra, sólo en fase regular. Extendida a las semifinales, la foja cae a un triunfo, dos empates y 11 pérdidas; nueve goles concretados y 30 recibidos –un gol diferencia de -21– y, únicamente, cinco puntos contra equipos tradicionales.

Es verdad que ganarle un partido a cualquiera de estos tres equipos proporciona los mismos tres puntos que contra cualquier otro equipo; la U lo comprendió así puesto que, pese a su pendiente contra los grandes, ganó muchos de los partidos contra otros equipos de nivel similar. Pero para ser campeón debe ganarle a todos y, además, hacerlo en los momentos claves (semifinales y final).

Si el equipo universitario quiere volver a trascender y que el mercado entre torneos no haga un desmantelamiento significativo en las bases del club, deberá asegurar el surgimiento de nuevos líderes y conservar el trabajo hecho en este semestre, independientemente de que el estratega José Giacone siga dirigiendo o acepte eventuales ofertas de otros equipos.

En la nueva temporada, la UCR debe aspirar otra vez a ser un protagonista en semifinales y finales, para adquirir mayor roce y evitar errores de inexperiencia.

Se consultó al equipo sobre los próximos movimientos de jugadores o de estratega que tenían contemplados para el Torneo Invierno 2014, programado para iniciar a mediados de agosto; sin embargo, tanto la recepcionista, Katherine Carballo, como su encargada de prensa, Jessica Pereira, indicaron que esta información se revelará en una fecha que, al cierre de edición, todavía estaba por confirmar.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Gestión del Poder EjecutivoSeguridad y educación tuvieron mejoras visibles en último cuatrienio;  política exterior quedó marcada por error a inicios del Gobierno y Hacienda

William Corrales, por su experiencia, estabilizó el Midepor, que ahora en este gobierno, de entrada, vuelve a perder relevancia.Con los interinos, el Midepor

Reforma Institucional. Es necesaria una reforma que incluya la reorganización del MOPT, fortalecer su papel de “rectoría” para todo el sector transporte, tanto público

El actual Gobierno dejó disponible un fondo de $35 millones que será ejecutado por la próxima administración. (Foto: archivo)Gestión del Micitt, con pocos recursos,

Al narrar lo que encontró en el Ministerio de Educación (MEP 2006), Leonardo Garnier lo compara con “un dinosauro en patines herrumbrados”−viejo, torpe, lento,

La atracción de inversión extranjera –en especial corporaciones transnacionales de alta tecnología– es seguramente el rasgo central de la estrategia económica seguida por el país, ...

El presidente del Ecuador, Rafael Correa. criticó los dogmas de la economía neoclásica, a la que llamó "teoclásica", defendió que las decisiones económicas estén
Semanario Universidad