UCR Ordenan reabrir Club de Esgrima

El Club de Esgrima de la UCR regresó con nuevos bríos a los entrenamientos el 30 de abril. Tanto el Club como el

El Club de Esgrima de la UCR regresó con nuevos bríos a los entrenamientos el 30 de abril.

El entrechocar de las espadas de la esgrima se volvió a escuchar en la Universidad de Costa Rica (UCR) el 30 de abril, luego de que el Consejo de Rectoría acordara restablecer el Club y el Programa de Especialización Deportiva de Esgrima a la Vicerrectoría de Vida Estudiantil.

Tanto el Club como el Programa de Especialización Deportiva fueron cerrados en diciembre anterior por un acuerdo de la Asociación Deportiva Universitaria (ADU), tal y como lo informó UNIVERSIDAD en la edición del 11 de marzo, en el artículo «Dudoso cierre del Club de Esgrima».

El análisis realizado por la Vicerrectora de Vida Estudiantil, Alejandrina Mata Segreda, como se consigna en el documento VVE-519-2004, determinó que algunos argumentos dados por la ADU para el cierre del club no eran válidos, entre los que destaca la calificación que hace de la esgrima como «deporte elitista».

Además, se cuestiona la «escuálida votación», con la cual se tomó la decisión de la clausura, el 8 de abril del 2003, en la que hubo dos votos a favor, uno en contra y cuatro abstenciones; así como el poco interés mostrado por la Unidad de Programas Deportivos, Recreativos y Artísticos por promover esta disciplina.

Mata sí consideró válido para el cierre la irregular asistencia de las personas que integran el equipo, la poca cantidad de competencias para participar y el alto costo que implica la reposición del equipo deportivo.

Por lo anterior, la Vicerrectora decidió el 14 de abril elevar el caso al Consejo de Rectoría, el cual destacó la necesidad de fomentar deportes como la esgrima, sobre todo por el impacto negativo que provocaría el cierre del club en la práctica deportiva a nivel nacional.

El Consejo también reconoció el poco dinero que recibe la Unidad de Programas Deportivos de la cuota de Bienestar Estudiantil para la compra de los artículos deportivos. Ante ello, la Rectoría se comprometió a aportar los fondos necesarios para adquirir de Europa los implementos, cuyo costo ronda los 3.500 euros, es decir ¢1.830.920.

En forma paralela, se pretende desarrollar una propuesta de planificación, basada en una mayor difusión y una constante evaluación de los cambios que surjan en la esgrima.

FELIZ REGRESO

Para el entrenador del Club de Esgrima de la UCR, Luis Cruz Meléndez, la resolución del Consejo no podía ser mejor, pues no solo se restituyó el club, sino que logró finalmente que la Universidad accediera a su petición de comprar nuevo equipo, algo que no se hace desde 1989, concluyó.

Cruz considera que la Universidad no está para eliminar deportes sino para promoverlos, como motor del desarrollo nacional en los diversos campos.

«Estoy realmente contento porque seguimos trabajando. Esta es una resolución no sólo para la esgrima, es un voto de apoyo a otras disciplinas no tradicionales, y este apoyo nos compromete a actuar con responsabilidad y demostrar que el esfuerzo no es en vano», manifestó Cruz.

Cruz recibe el restablecimiento del programa como un premio para quienes integran el equipo, porque a pesar de que el club se mantuvo cerrado, los deportistas entrenaban bajo los árboles del parqueo de la Facultad de Biología.

A juicio del entrenador el cierre del Club tuvo consecuencias importantes en el desempeño del mejor esgrimista del país, el joven Alberto Cruz, durante el Campeonato Mundial de Esgrima, que se realizó en Bulgaria entre el 1 y el 7 de abril.

Bajo el auspicio de la Federación Internacional de Esgrima, Cruz asistió a la competencia en la categoría Cadet (de los 16 a los 18 años) y combatió en la «Junior» (18-20 años) contra participantes de potencias como Francia, Alemania, Italia y Hungria.

«Él tuvo una presentación aceptable, pero hizo falta una mejor preparación que definitivamente no se puede dar en un parqueo», explicó el técnico.

La joven promesa es considerada motivo de orgullo para la UCR porque se su formación se inició con el programa de niños que promueve la institución desde años atrás.

SOLUCIÓN PALIATIVA

El director de la Oficina de Programas Deportivos Recreativos y Artísticos y presidente de la ADU, Gerardo Corrales Guevara, expresó su insatisfacción con el acuerdo del Consejo, al que calificó de «solución paliativa para salir del paso», porque a su juicio, no da una respuesta real al problema de este deporte.

Corrales indicó que hará una propuesta para que se aumente la cantidad de dinero proveniente de la cuota de Bienestar Estudiantil a fin de evitar que los miembros de los equipos de la UCR paguen como sucede actualmente.

Sobre el Club de esgrima dijo que sólo queda cumplir lo ordenado y buscar una mayor promoción de este deporte a lo interno de la institución para atraer tanto a estudiantes como a administrativos.

La  Vicerrectora de Vida Estudiantil, consideró que si bien la ADU tenía elementos válidos para cerrar el Club por aspectos económicos y de competición, finalmente primó la importancia de que la Universidad promueva deportes no tradicionales, al tiempo que destacó el compromiso mostrado por el entrenador Cruz.

El Rector de la Universidad de Costa Rica, Dr. Gabriel Macaya Trejos, confirmó la resolución tomada por el Consejo de Rectoría, e indicó que los fondos necesarios para la compra del equipo estarán disponibles de forma inmediata, por lo que solo falta que se realicen los trámites de cotización de aquellos artículos importados.

Para Macaya, la Universidad no puede permitirse eliminar la práctica de algunas disciplinas, en especial si ello significa un perjuicio para el desarrollo del deporte en el país.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El gobierno de los Estados Unidos está muy preocupado por el crecimiento del descontento popular y de los sentimientos antiamericanos en América Latina. La

Karen Hansen Kuhn también se reunión con varias personas de la Asamblea Legislativa. La coordinadora y fundadora de la Alianza por un Comercio Responsable

La gestión cultural en Costa Rica es un campo aún inexplorado.  Los productores se guían más por su instinto que por una educación formal

El malestar de la ciudadanía se palpó en las manifestaciones del 1 mayo. El clásico autoritarismo liberal (esta vez "neo") escaló alturas patéticas durante

El Club de Esgrima de la UCR regresó con nuevos bríos a los entrenamientos el 30 de abril. Tanto el Club como el

Los campesinos de Bambuzal están convencidos de que la toma de la Iglesia la Catedral les  permitirá ejercer mayor presión hacia las autoridades. La

Según investigadores del IRET, no existe un antídoto para quienes ingieren el paraquat (Foto: IRET-UNA). Solo la decisión política de emitir un decreto que

"...y le da pena el canario pero no envidia un halcón..." (J. M. Serrat) En un país pobre y empobrecido,  el
Semanario Universidad