UCR pone en jaque a la campeona de baloncesto

Luego de varios encuentros seguidos de haber sido sus víctimas (incluido el de la semana anterior), la Universidad de Costa Rica (UCR)

Luego de varios encuentros seguidos de haber sido sus víctimas (incluido el de la semana anterior), la Universidad de Costa Rica (UCR) por fin pudo romper esta racha ante la bicampeona defensora, Goicoechea, y aprovechó las Instalaciones Deportivas en Sabanilla para derrotarla 63-48, en el inicio de las semifinales de la Liga Femenina de Baloncesto.

Con dicho triunfo, las basquetbolistas de la UCR se pusieron cerca de la final. Los primeros 20 minutos se caracterizaron por ser muy parejos, a pesar de que las guadalupanas tuvieron que esperarse casi cinco minutos para marcar sus primeros puntos y de que para estas alturas ya las celestes llevaban siete en su cuenta. Sin embargo, estos poco más de cinco minutos fueron suficientes para que las visitantes tomaran ventaja al final del primer cuarto, con un parejo 14-16.

El segundo periodo fue más de lo mismo, un duelo parejo, donde las imprecisiones y la alternancia de la ventaja fueron características de este cuarto, pese a que las guadalupanas otra vez tuvieron que esperar más de tres minutos para sumar puntos en ese cuarto.

Las celestes pudieron haberse ido al descanso largo con ventaja, de no ser por dos tiros libres encestados por Gabriela Alvarado a falta de 27 segundos, que dejaron el juego empatado a 30 al término de los primeros 20 minutos.

Tras el descanso grande, el ajedrez técnico-táctico de Pablo Martínez se convirtió en un acertijo indescifrable para su colega y compañera en selecciones nacionales, Jessica Palavicini.

La contundencia de Paula Mora, Sofía Jiménez y la aparición de Vanessa Zeledón, así como la capacidad colectiva de dejar aislada a Alvarado, le permitió a las universitarias limitar a sus oponentes a solo siete unidades en ese periodo y tomar ventaja de once puntos al término de este tercer cuarto.

Los últimos 10 minutos ratificaron el triunfo celeste. La lesión de Marianne Villalobos, una de las que le ayudaba más a Alvarado en la ofensiva guadalupana, diezmó a las dirigidas por Palavicini y ayudó a que las celestes de la UCR llegaran a sacar ventajas hasta de 23 puntos a lo largo del juego.

Finalmente, entre Alvarado y Raquel Sánchez bajaron la diferencia a 15 unidades en el último minuto de partido, pero ya la victoria universitaria era cosa juzgada.

La importancia de Mora y de Alvarado en las ofensivas de sus respectivos equipos quedó manifiesta a lo largo del partido, con un total de 23 y 19 puntos, respectivamente.

No obstante, Mora tuvo el auxilio de Jiménez, con 14 puntos. En cambio, Alvarado perdió desde muy temprano conexión con Silvia Betancourt, quien durante el primer cuarto aportó ocho puntos, pero luego desapareció por completo de la ofensiva.

El equipo ha progresado

El entrenador Martínez resaltó el hecho de haberse impuesto, a pesar de la gran experiencia de las guadalupanas contra la gran juventud de sus basquetbolistas. “Faltaba experiencia, porque el promedio de edad de este equipo es de 19 años, y el equipo de Goico son seleccionadas mayores. En el último año, hemos ido acortando y acortando camino; pero como esto ha sido un proceso, no sabemos si la próxima semana se van a caer o van a jugar mejor”, explicó.

Martínez agregó que se plantea objetivos no realistas, en el sentido de que pretende ser campeón a pesar de tener un plantel muy joven, y que su método es trabajar la parte física y mental de las jugadoras para poder jugar en igualdad de condiciones contra cualquier equipo.

La capitana Jiménez atribuyó la victoria al juego de conjunto. “Pienso que fue la defensa; tuvimos un cambio muy drástico en cuanto a esto; lo oportuno de muchas compañeras, que anotaron cuando más lo ocupábamos, como Vanessa y Paula, además del trabajo en conjunto”, comentó.

Jiménez añadió que siempre pueden mejorar, aun aquellos aspectos en los que sienten que están bien, como los movimientos ofensivos y defensivos, con el fin de pulirlos de cara al segundo partido en Goicoechea.

En cambio, la entrenadora Palavicini atribuyó la derrota de su equipo a la suma de presiones defensivas de su oponente, un mal momento propio y un problema de actitud.

“Me parece que fue un replanteamiento de juego bastante útil para ellos y de ahí la diferencia; nosotros pasamos por un mal momento. Siento que tal vez fue más un problema de actitud, lejos de cualquier otra cosa. Somos el equipo campeón, pues vamos a buscar las semifinales; esto es del que gana 2 de 3; ahorita vamos 0-1, ganando la UCR, y buscaremos remontar el sábado”, dijo convencida.

El segundo partido se realizará el 30 de mayo a las 5 p.m. en el gimnasio municipal Marco Granados. Si las celestes sacan la victoria, se enfrentarán en la gran final al vencedor de la otra serie entre Coronado y la Universidad Latina, la cual está con ventaja para las lecheras, tras ganar el primer juego de visita 51-80 sobre las “Panteras”. Pero, si las guadalupanas se imponen habrá un tercer partido en el mismo recinto guadalupano, el 3 de junio a las 8 p.m.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Un par de artículos anteriores son parte de la urdimbre, en la que trato de anudar un tapiz sobre la historia de los animales; insisto

Costa Rica se ha caracterizado por un discurso de respeto a los Derechos Humanos, tanto de los civiles y políticos -o de primera
Semanario Universidad