Tribunal de La Haya emite sentencia favorable para reclamo costarricense

Sentencia de la CIJ: Calero es territorio de Costa Rica y sí hubo ocupación militar de Nicaragua

Cinco años después, la justicia internacional se inclina del lado de Costa Rica, que tiene derecho a cobrar compensación a Nicaragua

La Haya, Holanda. Isla Calero es territorio costarricense, Nicaragua violó la soberanía nacional y causó daños ambientales que deberá compensar. Estas son principales conclusiones a las que llegó la Corte Internacional de Justicia (CIJ) este miércoles al revelar una sentencia llena de triunfos para Costa Rica.

El fallo leído durante dos horas por el presidente de la CIJ, Ronny Abraham, en el Palacio de la Paz. Otorgó la mayoría de peticiones planteadas por Costa Rica cuando decidió demandar a Nicaragua, en noviembre del 2010, por lo que consideraba era una violación a la soberanía territorial y una agresión al espacio natural en esa zona deshabitada de la frontera binacional caribeña

Los jueces de la Corte con sede en La Haya decidieron que las autoridades nicaragüenses sí violentaron el territorio tico en octubre del 2010 mediante la construcción de tres caños a lado sur de la frontera y mediante la ocupación militar.

Esto porque los 3 kilómetros cuadrados de isla Calero es territorio de soberanía costarricense determinó el tribunal de las Naciones Unidas por una mayoría de 14 jueces contra dos.

La CIJ estableció que Nicaragua ha violado los derechos de navegación de Costa Rica sobre el río San Juan, ratificados en la sentencia de julio del 2009, y que las autoridades de Managua desobedecieron las medidas cautelares dictadas por la CIJ en 2011.

A favor de Nicaragua, la sentencia ratifica el derecho de Managua de dragar su río San Juan cuando considere oportuno, desconoce impacto alguno sobre el río Colorado (de Costa Rica) y consideró que Costa Rica violó el orden internacional al construir la “trocha fronteriza” sin los obligatorios estudios de impacto ambiental.

Sin embargo, el tribunal descartó prueba alguna de que Costa Rica hubiese provocado daños en el territorio vecino al construir “la trocha” y, por tanto, rechazó la solicitud de Nicaragua de una compensación.

La CIJ, en cambio, sí aceptó la petición tica de una compensación económica por el impacto de las actividades ilícitas nicaragüenses. El monto, sin embargo, deberán negociarlo ambos países y, si no hay acuerdo en 12 meses, serán de nuevo la CIJ la que dicta la última palabra.

El agente de Nicaragua ante la CIJ, Carlos Argüello, dijo a la televisión nicaragüense que este es un «fallo balanceado» que pudo ser más favorables para su Gobierno, pero también para Costa Rica, además de considerar que será «simbólica» la compensación por los daños que ordenó la CIJ.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Cuatro años después de la reunión de las mujeres –la cual no vamos a comentar aquí–, se realizó en Beijing la Primera Gran Convención Internacional

José María Figueres: un discurso cansino con esa musicalidad que habíamos ya olvidado. No es el líder de su partido

Semanario Universidad