Bush y Kerry se juegan estados indecisos

Kerry se consolida pese a que Bush lo calificó de izquierdista en el último debate, como una nueva estrategia de ataque de los republicanos.

Kerry se consolida pese a que Bush lo calificó de izquierdista en el último debate, como una nueva estrategia de ataque de los republicanos.

La estrategia de los candidatos George W. Bush y John Kerry para las elecciones en Estados Unidos se concentrará de aquí a fin de mes en los Estados indecisos, cuyo número se ha reducido progresivamente desde el inicio de la campaña.

Según un estudio del Proyecto de Publicidad de la Universidad de Wisconsin, el campo de batalla de Kerry y Bush se redujo a una decena de Estados indecisos, de los cuales tres -Ohio, Pensilvania y Florida- deberían resultar cruciales.

Scott Keeter, del Centro de Investigaciones Pew confirmó a la AFP que esos tres grandes Estados «son los que acaparan más atención». Pero hay otros «que son todavía muy importantes en una elección tan reñida, como Minnesota, Wisconsin y Iowa, que Bush perdió en 2000 y querría ganar esta vez, lo que obligaría a Kerry a tener que ganar en casi todos los demás Estados indecisos, incluidos al menos dos de los tres grandes».

Los estrategas del candidato demócrata consideraron que su tercer y último debate televisado con el presidente saliente le fue en términos generales favorable y le da ventaja en varios Estados.

«Kerry ganó dos puntos más en los Estados indecisos en los cuales su avance es sustancial, 54% contra 44% después del debate», dijo una portavoz del equipo de campaña de Kerry, Stephanie Cutter, en un comunicado.

Los últimos sondeos muestran que los candidatos están cabeza a cabeza en los Estados indecisos que tienen mayor número de grandes electores, con leves variantes según las encuestas.

Rasmussen Reports, que presenta a diario la situación en cada Estado, informó de un avance de Kerry en Pensilvania, que tiene 21 grandes electores: 47%, contra 46% de Bush.

Los demócratas ganaron en ese Estado en las últimas tres elecciones presidenciales. Pero Bush lo visitó más que a cualquier otro Estado salvo Texas, e insiste en preocuparse por su seguridad interior, un tema importante en esa región del este del país.

Filadelfia se inclina por Kerry, pero el oeste rural de Pensilvania es muy conservador y los republicanos controlan las dos cámaras del Estado. El candidato demócrata cuenta con su esposa, Teresa Heinz Kerry, viuda de un popular senador republicano de Pittsburgh, y muy comprometida con obras de caridad.

En Ohio y Florida, según el mismo instituto de sondeos, Bush ganaría por tres puntos.

Ohio con sus 20 grandes electores figura entre los Estados más disputados en estas elecciones presidenciales. Jamás en la historia del país un republicano llegó a la Casa Blanca sin ganar en este Estado

industrial y, desde 1964, Ohio señaló siempre al triunfador. Ohio «es realmente una sorpresa, ya que hasta ahora fue firme republicano» dijo Keeter. Pero «sufrió los cambios de la economía y las transferencias de empleos al exterior más que otros Estados «, añadió.

Florida, con 27 grandes electores, le dio la victoria a Bush en las elecciones de 2000 y es muy disputada por ambos candidatos, en particular por el campo demócrata. Kerry regresa a este Estado y varias iniciativas fueron lanzadas durante una gira de parlamentarios negros que, según el presidente del Partido Demócrata, Terry McAuliffe, permitirá «transformar la cólera y la indignación de 2000 en un esfuerzo mayor para asegurarse de que ningún afro-estadounidense se vea impedido de votar» el 2 de noviembre.

Un estudio de Zogby International para el cotidiano The Wall Street

Journal señaló la semana pasada que ambos candidatos están casi igualados

en Florida: Bush tiene 49,1% de intenciones de voto contra 49,5% de Kerry.

A pocos días de los comicios, los candidatos no se darán ni un minuto de tregua, ni lo harán sus partidarios. El equipo de campaña de Kerry espera terminar con al menos 146 «eventos» electorales en los Estados indecisos.

Los que inclinarían la balanza

FLORIDA (27 grandes electores)

Florida, el estado más disputado en 2000, le dio su preferencia a George W. Bush por 537 votos de diferencia tras un conteo muy controvertido. Los sondeos le dan las mismas intenciones de voto a ambos candidatos. John Kerry estuvo allí 22 veces entre marzo y octubre. A pesar del paso de cuatro ciclones, los indicadores económicos son más o menos satisfactorios en este estado, en el que el voto de los estadounidenses de origen hispano (18% de la población), sobre todo cubanos, será decisivo.

OHIO (20 grandes electores)

Desde 1964 quien triunfa en Ohio, donde ganó Bush en la elección de 2000 con 165.000 votos de diferencia sobre Al Gore, triunfa asimismo en todo el país. Ambos candidatos estuvieron varias veces en este estado industrial: entre marzo y octubre, Bush estuvo 14 veces y Kerry 21. El estado perdió alrededor de 250.000 empleos desde 2001. La lucha contra el terrorismo es aquí un tema popular entre los trabajadores.

PENSILVANIA (21 grandes electores)

Los demócratas ganaron en este estado en las últimas tres elecciones presidenciales. Bush estuvo aquí más veces que en cualquier otro estado, con excepción de Texas, y en sus desplazamientos insiste en la seguridad interna, preocupación de los habitantes de esta región del nordeste. Filadelfia se inclina por Kerry, pero el oeste rural es muy conservador y los republicanos controlan las dos cámaras del estado. Kerry cuenta con su mujer, Teresa Heinz Kerry, viuda de un popular senador republicano de Pittsburgh y muy comprometida con obras de caridad.

COLORADO (9 grandes electores)

En las elecciones de 2000 Bush ganó en este estado por 145.000 votos de diferencia. Los últimos sondeos indican que los demócratas podrían triunfar aquí. El demócrata Al Gore pudo ganar aquí en 2000 si Ralph Nader no se hubiera presentado (obtuvo el 5% de los votos). Con un 18% de población de origen hispano, este estado perdió aproximadamente 80.000 empleos desde 2001. Los grandes electores de Colorado podrían distribuirse entre los candidatos si los electores deciden en una votación simultánea con la elección presidencial del 2 de noviembre que de aquí en más exista representación proporcional en el estado.

NEW HAMPSHIRE (4 grandes electores)

Bush ganó en este estado en el año 2000 por 7.200 votos de diferencia. Ventaja para Bush: el estado tiene una tasa de desempleo inferior a la media nacional (4% contra 5,4%) y el ingreso de los hogares es superior a la media (53.500 dólares contra 43.000). Sin embargo, en el estado se perdieron 10.000 empleos desde 2001.

WISCONSIN (10 grandes electores)

Al Gore ganó aquí en las elecciones de 2000, con 5.700 votos de ventaja. Se perdieron alrededor de 5.000 empleos durante la administración de Bush, pero la tasa de desempleo es inferior a la media nacional (4,4% contra 5,4%).

NUEVO MEXICO (5 grandes electores)

En 2000 Gore ganó apenas por 366 votos, es decir 0,06% del total. Kerry y Bush cortejan sobre todo a los hispanos, que representan el 43% de la población. El popular gobernador demócrata, Bill Richardson, apoya activamente a Kerry en este estado, donde el desempleo se redujo desde la llegada de Bush a la Casa Blanca.

MINNESOTA (10 grandes electores)

Vota por el candidato demócrata desde 1972, pero con sus reducciones de impuestos Bush espera dar la sorpresa en este estado mitad rural, mitad industrial. Kerry insiste en la desindustrialización y el medio ambiente, preocupaciones de los ciudadanos en esta región fronteriza con Canadá.

NEVADA (5 grandes electores)

Estado en el que triunfó Bush en los comicios de 2000, con 50% de los votos. Los analistas consideran que Kerry puede imponerse el 2 de noviembre próximo. Uno de los principales puntos de controversia es la creación de un cementerio de desechos radiactivos en las montañas de Yucca, aprobada por Bush y criticada por Kerry.

IOWA (7 grandes electores)

De tradición republicana pero ganado por Al Gore en 2000 por 4.144 votos de diferencia, este estado del Midwest, semi-rural y semi-industrializado, es muy homogéneo, con un 90% de población blanca. El costo de la salud, Irak y las deslocalizaciones de empresas son las principales preocupaciones de los electores.

OTROS

Entre los otros estados más indecisos, pero también menos disputados, Michigan, Oregon y el estado de Washington se inclinan por Kerry. Missouri y Virginia Occidental lo hacen por Bush.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La conclusión del Programa de Naciones Unidas PNUD es contundente: el modelo de promoción de exportaciones aumentó la desigualdad e hizo muy poco para

Algunos de los actores de la actual batalla que se lleva a cabo en Costa Rica por la conducción de los procesos políticos, entre

Mediante el aprovechamiento del bagazo de la caña, obtenido en las zafras, se genera energía eléctrica como la que le vende el Ingenio Taboga

De vez en cuando, en un mismo espectáculo, se conjugan el filme de género, las tradiciones de una cultura, un espacio/tiempo concentrado y reflexiones

El fútbol es un espectáculo de masas que se ha transformado en un constituyente de la cultura. Un promedio de 450 millones de personas

Las gracias, 1994. Óleo, acrílico y fluorescente sobre lienzo. 138 x 110 cm"El dibujo es un instrumento en el que pasan cosas. Tú eres

Kerry se consolida pese a que Bush lo calificó de izquierdista en el último debate, como una nueva estrategia de ataque de los republicanos.

Asesorías legales por cientos de miles de dólares. Adquisición de contactos y "know-how" (saber hacer) en el sector público, que luego es muy bien
Semanario Universidad