El voto de protesta ganó también en Canadá y Guatemala

En Canadá se votó el pasado 19 de octubre. En Guatemala se celebró, el domingo 25, el segundo turno de las elecciones presidenciales.

En Canadá, el líder del Partido Liberal, Justin Trudeau, siguió los pasos de su padre Pierre, quien gobernó durante poco más de una década (1968-1979) y luego volvió al poder por otros cuatro años (1980-1984), justo antes de que el período neoliberal se fuera extendiendo por el mundo.

El triunfo del hijo, Justin, pone fin a nueve años de gobierno conservador, encabezado por Stephen Harper, y da vuelta al dramático resultado de hace cuatro años, cuando su partido logró apenas 34 asientos en el parlamento federal de Ottawa, de 338.

El Partido Conservador de Canadá (PCC), de Harper, que tenía la mayoría en el Parlamento, logró apenas 99 bancas en estas elecciones.

El Nuevo Partido Demócrata (NPD), de Thomas Mulcair, tercero en la disputa, tendrá 44 diputados. El Bloque Quebequense (BQ), de Gilles Duceppe, ganó 10 diputados en Quebec (pero perdió las elecciones locales para los liberales) y el Partido Verde (PV) logró solo la elección de su líder Elisabeth May en la Colombia Británica.

“Este resultado electoral es un repudio a Harper y a su estilo de gobierno. Al elegir a los liberales de Justin Trudeau, los votantes estaban diciendo ‘basta a tanta mezquindad en la política”, opinó Thomas Walkom, del diario Toronto Star.

Representó también un duro revés para el NPD, de tendencia socialdemócrata, que había logrado mejores resultados que los liberales hace cuatro años.

Estados Unidos y Rusia

Trudeau se propone recomponer las relaciones con el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, actualmente frías. Su partido ha estado tradicionalmente cercano a los demócratas en los Estados Unidos.

Anunció también su intención de retirar los aviones de combate que Canadá envió al Oriente Medio para combatir el Ejército Islámico, y de aumentar los impuestos a los canadienses de altos ingresos, reduciéndolos, al mismo tiempo, para la clase media, según su programa electoral.

Trudeau pretende estimular una economía que ha estado “anémica”, mediante un incremento del gasto público en infraestructura.

Pese a esos cambios respecto a las políticas seguidas en los últimos años por el gobierno conservador de Harper, el líder liberal criticó duramente, solo una semana antes de los comicios, la política del presidente ruso Vladimir Putin en Medio Oriente, a la que acusó de ser “peligrosa” en Europa del este, “irresponsable y dañina en Oriente Medio y “demasiado provocativa” en el Ártico.

Para Alberto Rabilotta, periodista argentino establecido en Canadá, “es muy cierto que el resultado electoral es, en primer lugar, un repudio al mezquino y casi totalitario estilo de gobierno de Harper y, para amplios sectores, un rechazo de las políticas neoliberales del saliente primer ministro”.

“Es poco lo que se puede adelantar sobre las políticas que seguirá el PLC de Trudeau, aunque ya dijo que abandonará el ‘déficit cero’ e incurrirá en déficits presupuestarios para reactivar la economía y el empleo”, agregó.
En cuanto al Tratado Transpacífico (TPP), un polémico proyecto sobre el que se ha anunciado un reciente acuerdo y del cual Canadá formaría parte, Trudeau ha mantenido una actitud de prudencia. A diferencia del líder el NPD, Thomas Mulcair, que dijo que no lo firmaría, Trudeau indicó que primero quería conocer el texto (que ha sido mantenido en secreto) para discutirlo en el Parlamento y con los socios locales, o sea, con los sindicatos y las empresas.
“También son previsibles cambios en la política de Canadá hacia nuestra América –dijo Rabilotta–, que han quedado bajo la férula de los estrechos y malsanos intereses de las compañías mineras, como Barrick Gold, de las petroleras y de algunos voraces bancos”.

“Justin Trudeau difícilmente podrá mantener la política de Harper contra los gobiernos progresistas en la región”, aseguró.


 

 

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Estados Unidos y la OTAN arman y preparan a los rebeldes sirios (provenientes de cualquier lado) para derrocar a Bashar al-Assad

El poeta y periodista argentino Jorge Boccanera acaba de publicar su más reciente libro Monólogo del necio. El suplemento Radar

La UNED es una de las universidades públicas que está comprometida con los sectores sociales más vulnerables de nuestra sociedad.
Semanario Universidad