Esta brecha se va a ampliar

Evelyn Matthei, la derrotada candidata de la “Alianza” —la coalición gobernante en Chile—, llamó a los suyos a cerrar filas y asaltar las trincheras

Evelyn Matthei, la derrotada candidata de la “Alianza” —la coalición gobernante en Chile—, llamó a los suyos a cerrar filas y asaltar las trincheras enemigas en los poco menos de 30 días que quedan hasta los comicios del 15 de diciembre próximo, sin espacios visibles para crecer en la segunda vuelta electoral.

La expresidente Michelle Bachelet, candidata de la coalición opositora de centroizquierda “Nueva Mayoría”, recordó en su discurso, al caer la noche del pasado domingo 17 en Santiago, lo que las urnas mostraban con contundencia: “Aquí no hay dos lecturas, hemos ganado y por una amplia mayoría».

Con 99,9 % de las mesas escrutadas, los resultados oficiales indicaban 3.070.012 votos para Bachelet (46,6 %) y 1.645.271 (25 %) para Matthei, una desventaja que ningún analista considera posible de remontar en la segunda vuelta.

Quedaban así planteadas las estrategias de las candidatas de las dos grandes coaliciones que desde 1990 se reparten el poder en Chile, luego de 17 años de dictadura: una que encarna esa herencia, representada por Matthei; y la otra, que agrupa desde demócratas cristianos a comunistas, encabezada por Bachelet.

GRANDES DERROTADOS

Apenas conocidos los resultados, surgieron las primeras interpretaciones. “La gran derrotada es la derecha, que ha tenido la peor votación en muchos años”, decía Ricardo Solari, exministro e integrante del comando de Michelle Bachelet. “Después de un Gobierno de cuatro años no han sido capaces de reelegir su opción presidencial. Están totalmente derrotados», estimó.

Solari recordó que el presidente Sebastián Piñera obtuvo el 44 % de los votos hace cuatro años. “Hoy la derecha está rasguñando el 25 %”. Su previsión es que “esa brecha se va a ampliar. La opción de cambios se va a consolidar en la segundo vuelta”.

La propia Bachelet aseguró que “vamos a tener una victoria decisiva en diciembre. Chile ha iniciado un nuevo ciclo”.

La coalición gubernamental prefiere abordar el tema desde otro ángulo. El canciller Alfredo Moreno decía a los medios, en la noche de los comicios, que claramente no se dio lo que esperaba la “Nueva Mayoría”, que era el “triunfo en la primera vuelta”.

El discurso de la “Alianza”, repetido por todos sus líderes, es que “ahora vamos a tener otras elecciones”. “Ahora hay solo dos posiciones y tendrán que confrontarse”, estimó Moreno.

La pregunta es hacia dónde puede crecer la candidatura de Evelyn Matthei.

Los dos candidatos que le siguen en la votación se han alejado desde ya de su candidatura. Franco Parisi, que ideológicamente podría estar más cerca de la “Alianza”, afirmó que no va a votar en segunda vuelta. Pero fue muy duro contra Matthei. “Nos hemos encontrado con lo peor de la política: la señora Evelyn Matthei. Una persona muy, pero muy mala. Felicito a Bachelet, una dama de la política y la felicito porque será la próxima presidente de Chile”, afirmó.

Para Marco Enríquez-Ominami, el tercero colocado, “la derecha militar fue derrotada severamente”. Ganó Michelle Bachelet en primera vuelta y va a ganar en la segunda. No hay ninguna posibilidad de que gane la derecha y eso nos parece importante”, aseguró.

Pero quiso poner una distancia con la “Nueva Mayoría”. No le vamos a dar un cheque en blanco a nadie, afirmó, al llamar a conformar un “territorio común” de trabajo con los otros partidos menores.

Enríquez-Ominami puso sobre la mesa nuevamente la necesidad de una reforma constitucional y temas como el cobro de regalías al cobre y el “excesivo gasto militar”. “Eso es lo que debe considerarse también, no solo reforma tributaria”, enfatizó.

ABSTENCIÓN

Había particular interés por conocer las cifras de participación electoral, luego de que una reforma legal incorporó automáticamente al padrón a todos los mayores de 18 años (antes tenían que inscribirse), pero eliminó la obligatoriedad del voto.

El resultado no fue el esperado. El presidente Sebastián Piñera, en un breve discurso, aseguró que “nos hubiera gustado una mayor participación. Han votado un poco más de 6,6 millones de electores”, lo que representó un 56 % del padrón. “Espero que en la próxima elección logremos una mucho mayor participación”.

Quizás, la amplia ventaja de Bachelet y lo que todos consideran una segura victoria en segunda ronda no estimule esa participación.

NUEVO ESCENARIO

Con la elección prácticamente resuelta, el desafío para la “Nueva Mayoría” es la conformación del nuevo gobierno, del que participarán fuerzas muy diversas (los desafíos que enfrentará fueron analizados para “Universidad” por el diputado Carlos Montes, ahora senador electo, en la entrevista adjunta).

A eso hay que agregar la presión de los movimientos sociales, de los estudiantes, en particular, de indígenas y sindicatos.

El día de las elecciones, el comando de Bachelet fue tomado por miembros de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES). Una toma que terminó de forma pacífica, con los estudiantes retirándose del lugar, pero no sin antes advertir que era solo “símbolo de lo que se viene este próximo periodo”.

Eloísa González, presidente de ACES, anunció la disposición de la organización de despedir el actual gobierno y recibir el nuevo con movilizaciones para exigir los cambios que vienen demandando desde el gobierno anterior de Bachelet.

Para Matthei, el desafío es evitar la desbandada de su sector y facilitar el entendimiento entre las dos agrupaciones de la derecha que conforman la “Alianza”: La Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN).

“Me he sentido tremendamente acompañada por los partidos y por el Gobierno”, afirmó, tratando de barrer debajo de la alfombra los muchos desencuentros entre ambos durante el período electoral.

“Ahora que vamos a ser solo dos candidatas y vamos a poder debatir, vamos a llegar con un mensaje de moderación, amplio, y vamos a ganar en segunda vuelta”, agregó.

Para eso, los ojos están puestos en los votantes de los otros ocho candidatos, incluyendo a los que votaron el pasado domingo 17 por Bachelet. Entre estos, especialmente los demócratas cristianos.

El presidente de RN, senador Carlos Larraín, apuntó: «tenemos que diseñar una estrategia interesante. La Democracia Cristiana va a aparecer reforzada y va a tener la oportunidad de exigir ciertas condiciones a la candidatura de Bachelet, si quiere contar con su voto».

Aunque el éxito de la tarea parece más que improbable, Matthei llamó “a todas las personas moderadas de nuestro país a no ceder en sus convicciones. La mayoría de los chilenos no quiere experimentos ni refundar el país de cero”. “Vamos a buscar los votos no solo de los siete candidatos, sino también los de Michelle Bachelet”, agregó.

Mientras sus partidarios gritaban “sí se puede”, entusiasmados con una segunda vuelta que, en algún momento, pareció alejarse, Matthei trataba de poner distancia con el programa de Bachelet.

“Mientras ellos protegen con leyes los derechos de personas que han cometido delitos, nosotros defendemos los derechos de quienes quieren vivir tranquilos. Mientras creemos en la necesidad de mantener el crecimiento y el empleo, ellos promueven una reforma tributaria que acabara con las pequeñas y medianas empresas. En vez de dar educación gratuita a todos, incluyendo a los que pueden pagar, mejor gastar ese dinero en otras cosas”, sugería en su discurso.

Regionalismo, equidad, y ambiente fueron tres temas con los que Matthei trató de acercarse a los demás candidatos de la pasada contienda.


RESULTADOS

Presidencia

Con 99,9 % de las mesas escrutadas, los resultados oficiales indicaban 3.070.012 votos para Michelle Bachelet (46,6 %) y 1.645.271 (25 %) para Evelyn Matthei.

Marco Enríquez-Ominami, candidato de “Si tu quieres, Chile cambia”, quedó en tercer lugar, con 722.270 votos (11 %); y el independiente Franco Parisi, en cuarto, con 665.414 votos (10,1 %).

Otros cinco candidatos se repartían alrededor de 7 % de los votos.

Senadores

La votación varió un poco en las elecciones parlamentarias. La coalición opositora “Nueva Mayoría” obtuvo 2.279.657 votos (50,6 %) en la elección para senadores, lo que le permitió elegir 12, de los 20 en disputa (el Senado tiene 38). La coalición de derecha “Alianza” obtuvo 1.710.069 votos (38 %), y siete senadores. Uno estaba pendiente todavía de asignarse.

Diputados

Para diputados, el resultado fue más estrecho: 2.962.583 votos (47,7 %) para “Nueva Mayoría”, que eligió 68 de los 120 que integran la cámara. La “Alianza”, con 2.245.114 votos (36,1 %), eligió 48.

“Si tu quieres, Chile cambia”, del candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami, eligió un diputado, con 338.341 votos (5,4 %) y quedaban aun tres por asignar.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Los primero datos divulgados por el Tribunal Supremo Electoral de Honduras (TSE) con un 25% de los votos escrutados, colocan al candidato del oficialismo,

El programa “Sobre la mesa” es conducido por la periodista Natalia Rodríguez y el politólogo Luis Emilio Jiménez.El programa televisivo de análisis político “Sobre

La baraja de opciones sobre lo que puede pasar en Honduras tras las elecciones generales de este domingo es muy amplia y su gente

Juan Orlando Hernández, el presidente del Congreso Nacional de Honduras, es el candidato oficialista, líder del Partido Nacional (PN), que busca ganar la presidencia

Se maltrata, entiéndase esto como una calificación suave, con estas referencias tanto a Sísifo como a Camus. En la mitología griega, Sísifo fue un

Hay dos tipos de demandas en Chile: una que reivindica mejores condiciones de vida, más bonos o crédito y otra que pide cambios estructurales.

El 60,14% de los jóvenes que realizaron la Prueba de Aptitud Académica resultaron elegibles para realizar sus estudios en la Universidad de Costa Rica.

Los trabajadores del PAIS-UCR están dispuestos a  mantenerse en huelga todo el tiempo que sea necesario, hasta conseguir que se les garantice empleo después
Semanario Universidad