Gaza:Réquiem para cuatro niños difuntos

“Por tercera vez en los últimos seis años, Israel ha desatado cruelmente la furia de su maquinaria militar contra los 1,7 millones de indefensos

“Por tercera vez en los últimos seis años, Israel ha desatado cruelmente la furia de su maquinaria militar contra los 1,7 millones de indefensos habitantes de Gaza”, escribió Richard Falk, relator especial de Naciones Unidas para los derechos humanos de los Palestinos, el 15 de julio en su blog personal.

Días antes, Israel había lanzado su nueva operación militar, llamada “Margen protector”, contra la franja de Gaza, un territorio de 360 km cuadrados que Israel controla desde la Guerra de los Seis Días, en 1967.

Sobre esta ofensiva, el diario español conservador ABC informaba, citando fuentes militares del Estado israelí, que “en las primeras 72 horas de la operación ‘Margen protector’, el ejército israelí ha empleado 800 toneladas de explosivos para alcanzar 750 objetivos a lo largo de la franja, más que en los ocho días de contienda de 2012 durante la operación ‘Pilar defensivo”.

Israel había ejecutado ya más de 800 ataques aéreos contra cientos de objetivos. “Entre las víctimas mortales figuran al menos 22 niños, 15 mujeres y 12 ancianos. Los heridos rondaban el jueves los 650”, decían los primeros informes. “Los bombardeos israelíes habían matado el viernes a 103 palestinos al término del cuarto día de la operación militar contra Gaza ordenada por el Ejecutivo de Benjamín Netanyahu”.

RÉQUIEM PARA LOS NIÑOS DIFUNTOS

“La intensidad de la violencia subió inicialmente a partir del 12 de junio –tras la desaparición de GiladShaar, Neftalí Fraenkel y Eyal Yifrah, tres jóvenes de 16 y 19 años que hacían autoestop a la salida de una escuela religiosa cerca de un asentamiento israelí en Cisjordania [y que luego aparecieron asesinados]– y de nuevo el pasado 3 de julio, cuando un joven palestino fue secuestrado y quemado vivo por un grupo de judíos extremistas como venganza por el triple crimen”, explicaba, a su vez, el también diario español El País.

Su corresponsal en Gaza, Juan Gómez, describe las consecuencias de esa violencia.

“Cuando dos misiles israelíes reventaron la vivienda de Yasir al Hajj con sus padres y sus seis hermanos dentro, el supuesto militante de Hamas no estaba allí. ‘A saber dónde’, se encogía de hombros el jueves su vecino Kamal Abu Lebda”.

La vida, en el pequeño territorio, se tornaba un infierno. Relata Gómez que “las calles estaban el viernes casi vacías cuando no se llamaba a la oración en las mezquitas. Cunde el miedo a las bombas y a los misiles, que a veces vienen precedidos por explosiones o llamadas de aviso. Otras, no. Además, entre los cohetes de aviso y el misil que mata transcurre un lapso de tiempo impredecible: la muerte puede llegar unos minutos después de la advertencia o, en ocasiones, horas más tarde. Otras veces, solo son cohetes de ruido que no anuncian ningún ataque. La tensión entre la hospitalaria población de Gaza crece, así, cada minuto. El cansancio por las muertes empieza a alcanzar, incluso, a los más jóvenes de la ciudad”.

El relato sigue: “Hay casas particulares reventadas por las bombas en casi todos los distritos de la pequeña franja de Gaza. La mayoría de los niños han muerto en estos ataques que, según Israel, se dirigen contra militantes de Hamás. Hasta el momento no han anunciado la muerte de ningún dirigente significativo de la organización extremista. El abuelo de la familia Hamad, que el martes perdió seis parientes en un ataque con drones en su casa, se quejaba en el jardín de ‘la perversidad’ que supone acusarlo de haber usado a su nieto de tres años de escudo humano. Herido por las bombas que le dejaron sin padres, el crío estaba jugando en su propio jardín”.

La alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay, expresó ese mismo viernes sus “serias dudas” de que Israel estuviera cumpliendo con las leyes internacionales que prohíben matar intencionadamente a civiles.

SE TRATA DE LA TIERRA

Parecen pocos esos cuatro niños muertos para justificar la barbarie. Hay otros intentos de explicación. Robert Fisk, periodista de larga trayectoria en la región, escribe en The Independent, de Londres, artículos reproducidos ampliamente en América Latina.

“Se trata de la tierra” es el título del artículo publicado la semana pasada.

Durante las próximas horas –afirma– “no se escuchará nada sobre la historia de Gaza”. Recuerda cómo los palestinos fueron echados o huyeron de sus tierras cuando se creó el Estado de Israel.

Pero eso es solo el pasado, el origen ya algo lejano de la franja de Gaza. Ahora se trata de algo más reciente.

“Acá no se trata solamente del vil asesinato de tres israelíes en la Cisjordania ocupada [el otro territorio palestino, además de Gaza] o el vil asesinato de un palestino en Jerusalén Este, ocupado. Tampoco de la detención de numerosos militantes y políticos de Hamás en Cisjordania. Tampoco de los cohetes. Como de costumbre, se trata de la tierra”, afirma Fisk.

“Lo que está en juego –agrega– es la extensión de la construcción de viviendas para colonos judíos en Cisjordania. Uno de los aliados del canciller es Uri Ariel, ministro de Vivienda y número dos del partido derechista Casa Judía, que representa los intereses de los más de 500 mil colonos que viven en esa región palestina y Jerusalén oriental”.

Israel avanza en la construcción de asentamientos ilegales en Cisjordania, “que se han doblado tan solo en 2013”.

Para protegerlos han construido un muro.

EL MURO

Hace casi diez años, en diciembre del 2004, la BBC publicó un reportaje acerca de la situación de los territorios palestinos ocupados, titulado “Gaza y Cisjordania: pobreza endémica”. Revisarlo ayuda a poner el tema en perpectiva. Ahí entrevistaba a Rene Aquarone, representante de la agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos (UNRWA), en Gaza.

BBC-UNRWA ha denunciado que el nuevo muro construido por Israel en Cisjordania ha dejado comunidades sin acceso a servicios médicos. ¿Qué hace UNRWA al respecto?

Para Rene Aquarone, “el muro pasa por algunos lugares en que separa a la población de los establecimientos que tenemos para educación y salud. También hay problemas para que lleguen a los hospitales porque la mayoría de los hospitales están en Jerusalén y se está encerrando totalmente”.

Hoy el muro, que se comenzó a construir en 2002 en Cisjordania está prácticamente terminado, con cerca de 760 km de extensión. Sus dimensiones y consecuencias para la vida de los palestinos puede ser vista en múltiples páginas de internet.

El reportaje de la BBC empezaba entonces con una cita de Peter Hansen, director de la UNRWA, quien resumía la situación en Gaza y Cisjordania.

“Las estadísticas de muerte, destrucción y pobreza no llegan a transmitir el verdadero sufrimiento de la población en los territorios ocupados. Barrios enteros (…) han sido arrasados. En nuestras escuelas, una generación completa crece en un ambiente de violencia aterradora. La maldición de la pobreza endémica alcanza ahora a dos tercios de la población».

DIEZ AÑOS DESPUÉS

Hace diez años, UNRWA citaba testimonios en su sitio de internet en los que se hablaba de “una niñez traumatizada por la violencia, educada, a su vez, por maestros que son a su vez ‘hijos’ de la primera intifada”, la primera rebelión contra la ocupación israelí de los territorios palestinos.

“Darle perspectiva a alguien en estos momentos en la Franja de Gaza es sumamente difícil. La gente no puede entrar, no puede salir. La mayoría de la gente está totalmente encerrada. La única frontera por la que podría salir es la de Egipto, que también está controlada por Israel”, decían hace diez años.

“Ahora [siguen hablando de lo que ocurría diez años atrás] está cerrada desde hace dos semanas. Ha estado muchas veces cerrada para hombres entre 25 y 40 años. Hay niños que quieren ir a estudiar en el exterior y no pueden hacerlo. Es muy difícil ofrecer perspectivas”.

Hoy se puede leer: “Egipto ha cambiado de política respecto a Gaza desde el golpe militar del general Abdul Fatah Al Sisi y el paso de Rafah permaneció cerrado hasta que ayer aceptaron abrirlo de forma temporal para la evacuación de heridos. Fuentes médicas consultadas señalaron que ‘solo cuatro pacientes’ fueron derivados a hospitales de otro lado de la frontera”.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Mientras la investigación abre caminos, y la docencia nutre la vida de los seres humanos,  la acción social enriquece la cultura de los pueblos.El

Imagine estar en su oficina, a 32 °C, por una hora. Usted suda copiosamente. Debe atender a sus estudiantes en esas condiciones. Debe revisar

“Cleteros” de la UCR se abren paso en la ciudadEn las calles del campus Rodrigo Facio, la prioridad de paso es para bicicletas y

En el Semanario del 14 de mayo reacciona el Prof. Campos Santelices, ante comentarios por mí vertidos en torno a artículo publicado por el

La pintora Man Yu junto a una de sus obras de El traje humano. (Foto: cortesía de Man Yu)El traje humano es una amplia

Durante muchos años, las zonas costeras de Costa Rica o las cercanas a las fronteras han estado alejadas del desarrollo y más bien sumidas

Jensen destacó la existencia de un convenio de movilidad horizontal establecido entre la UCR y el Gobierno. Según el Rector, la Universidad recibe como

La axiomatización es un procedimiento común en lógica y matemáticas, consistente en la fijación de un conjunto de principios incuestionables. La base axiomática de
Semanario Universidad