Legisladora demócrata de Maryland: “Mauricio Funes es el Obama salvadoreño”

La política en Latinoamérica está dando un giro hacia la izquierda y Estados Unidos debe convertirse en un aliado en este proceso, así de

La legisladora del Estado de Maryland, Ana Sol Gutiérrez, dice que El Salvador tras el proceso globalización perdió su producción nacional y se ha convertido en el estado número 51 de Estados Unidos.

La política en Latinoamérica está dando un giro hacia la izquierda y Estados Unidos debe convertirse en un aliado en este proceso, así de clara y concisa fue Ana Sol Gutiérrez, legisladora de la Asamblea Legislativa de Maryland y primera salvadoreña que ejerce un cargo público de elección popular en la historia de Estados Unidos.

Gutiérrez ofreció una entrevista a UNIVERSIDAD durante su visita a El Salvador mientras participaba como observadora internacional en los recientes comicios presidenciales en los que obtuvo la victoria el candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Mauricio Funes.

A continuación un resumen de la conversación que sostuvo con este semanario.

¿Cuál es su impresión de este proceso electoral que ha captado la atención del mundo entero?

– Estoy muy impresionada. Hace seis años también estuve acá y se sentía miedo. Ahora hubo un clima más participativo y de mucho menos presión. Sin embargo, estoy un poco desilusionada ya que en estos días hubo en los medios mucha propaganda acerca de estos dos congresistas de Estados Unidos que afirmaron que si ganaba el FMLN se iban a eliminar los beneficios migratorios del TPS (Estatus de Protección Temporal) y las remesas, porque El Salvador sería declarado un país terrorista. Ellos son apenas dos senadores de una cámara de más de 400, pero aquí se les puso en primera plana en los medios con la intención de que la gente no votara por el Frente.

¿Por qué cree usted que los medios de comunicación aplicaron estas tácticas?

– Desgraciadamente los medios acá en El Salvador son manejados por el sector privado y no hacen ningún esfuerzo por mostrar los dos lados. Los canales de televisión de cobertura nacional pertenecen todos a la misma firma, que es de derecha. Entonces, en este país no hay prensa libre y esto es lamentable porque una democracia no es solamente el momento de la votación. Si el mensaje de las opciones políticas ha sido limitado, no se puede decir que existe la libertad para escoger.

¿Qué hubiera pasado si el partido ARENA (Alianza Republicana Nacionalista) continuaba en el poder?

– Hubiera seguido lo mismo y quizás peor.  Este país ha tenido un solo gobierno desde la firma de los Acuerdos de Paz, y con ARENA el desarrollo se frenó. Nos hemos convertido en el estado número 51 de Estados Unidos, en El Salvador Inc., porque la globalización se dio en una sola dirección: somos un mercado para los productos norteamericanos y se ha destruido la producción nacional. Aquí todo es Burger King, Pizza Hut, los supermercados los ha comprado Wall Mart. Mientras, la pobreza se agudiza, se han privatizado empresas que deberían ser del Estado, como la electrificación y las telecomunicaciones.  Además, ARENA pretende la privatización del agua, que está contaminada aquí en un 70%, y por eso, en las zonas rurales mueren miles de niños al año. Tenemos menos infraestructura para agua potable que Haití. 
Así que llegó el momento del cambio, de hacer las reformas necesarias para que haya mayor inversión en el ser humano, en salud y educación.

¿Y tendrá el FMLN la capacidad de generar esos cambios?

– No solamente la tiene sino que lo ha demostrado, porque con el paso de los años ha asumido una responsabilidad en términos de participación en la Asamblea, en las alcaldías, y ha tenido la respuesta del pueblo. El FMLN sabe gobernar, y acepta su rol de gobernar con democracia, y quizás el ejemplo más claro es que ha escogido un líder que no es partidista, con una gran trayectoria, honesto y con un gran compromiso y conocimiento para reformar el país.

¿Cuál cree que será la relación entre el gobierno de Funes y la Administración de Obama?

– Mauricio Funes es el Obama salvadoreño. Viene con la misma pureza y necesidad de reforma que Obama. Ante los ataques a Funes de parte de la prensa de derecha salvadoreña, el Departamento de Estado aseguró que aceptaría a cualquiera de los dos candidatos que resultara electo. Hay una transformación política en la región que está girando los gobiernos hacia la izquierda y eso está respondiendo a una necesidad de cambio evidente en toda Latinoamérica. Y allí es donde Estados Unidos tiene que asumir un rol de partner, de aliado, porque se nos ha ignorado y se ha ignorado la pobreza, y esto tiene que cambiar.  El pueblo lo está exigiendo.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La elección del candidato opositor Mauricio Funes como presidente de El Salvador, el pasado 15 de marzo, fue el empujón que hacía falta para

El estudio realizado por el Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas (IRET) de la Universidad Nacional, publicado por UNIVERSIDAD la semana anterior, el

La bailarina y coreógrafa Ena Aguilar regresa a los escenarios con una propuesta independiente,  Mujer… es de barro, un espectáculo interdisciplinario que incluye video,

Un grupo de indígenas de distintas partes del país permanece en las afueras de la Casa Presidencial desde los primeros días de marzo, con

Desconozco que tan cierto sea ello, pero desde mi visión de vida y particularmente algunas circunstancias de las que se ha tenido noticia, parece

La exhortación fue emitida el 18 de marzo de 2009, en la cual la UCR respalda la adopción de una política sobre el tema

La Expo UCR 2009, que arrancará este 3 de abril a las 9 de la mañana, quiso romper todos los esquemas al abrirse a

Al igual que los viejos comunistas, los enemigos de Israel distorsionan la realidad, y crean la suya con consignas, discursos y desfiles. Los herederos
Semanario Universidad