Nuevos indicios respaldan tesis de la presencia de agua en Marte

Un estudio presenta indicios de la existencia de riachuelos de agua salada en el sur del planeta rojo

Las curiosas líneas que surcan las pendientes en Marte podrían ser ríos de salmuera, es decir agua saturada de sales, según nuevos indicios que respaldan la tesis de la existencia extraterrestre de agua líquida, condición indispensable para la vida.

Un estudio publicado este lunes en la revista Nature Geoscience indica que se hallaron rastros de la presencia de sales minerales «hidratadas», en cuya formación interviene necesariamente el agua.

«Estos resultados respaldan fuertemente la hipótesis de que los surcos (presentes en el relieve del planeta rojo) contienen actualmente agua líquida en las estaciones cálidas» de Marte, indica el estudio.

Los astrofísicos emiten desde hace tiempo la hipótesis de que esos rastros visibles regularmente pueden ser consecuencia de corrientes saladas.

Esos surcos, que pueden medir hasta varios cientos de metros de longitud por cinco metros de ancho, aparecen en las pendientes de Marte durante las estaciones cálidas, se alargan y luego desaparecen al caer las temperaturas.

Las imágenes de la sonda Mars Reconnaissance Orbiter no son lo suficientemente precisas como para suministrar más detalles. Los pixeles son más anchos que los rastros de estos presuntos cursos de agua salada.

“Nuestra misión en Marte ha sido»seguir el agua», en nuestra búsqueda por vida en el universo, y ahora tenemos evidencia convincente que valida lo que hemos sospechado por tanto tiempo», aseguró John Grunsfeld, astronauta y administrador asociado de la NASA.

En abril pasado, los científicos indicaron en la misma revista Nature Geoscience que sobre la superficie de marte abundaban los percloratos de calcio. Se trata de un tipo de sal muy absorbente que baja el punto de congelación del agua de tal forma que la misma permanece líquida aún bajo temperaturas muy frías.

El nuevo estudio, realizado en parte por los mismos autores que el anterior, aporta nuevas pruebas sobre la existencia de esos flujos de salmuera.

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Semanario Universidad