¿Por qué prohibir a alguien que ha hecho buen gobierno postularse de nuevo?

La población venezolana acudirá a las urnas el próximo 15 de febrero, para decidir sobre la primera reforma a la Constitución Bolivariana, que propone

La población venezolana acudirá a las urnas el próximo 15 de febrero, para decidir sobre la primera reforma a la Constitución Bolivariana, que propone eliminar restricciones para la reelección indefinida de los cargos de presidente de la república, gobernadores, alcaldes y diputados.

Para la oposición, se trata de un nuevo intento del presidente Hugo Chávez para perpetuarse en el poder, después que una propuesta en ese sentido fuera derrotada en un referéndum celebrado el 2 de diciembre del 2007.
Los partidarios de la reforma rechazan ese punto de vista, y se preguntan por qué se debería prohibir que un buen gobernante sea reelegido, si los electores así lo quieren.
Dos diputadas venezolanas –Marelis Pérez y Laura Valls–, integrantes de la coalición oficialista que apoyan el presidente Chávez, estuvieron en Costa Rica para explicar el proceso político que se está viviendo en el país. Pérez integra la fracción parlamentaria del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Su colega, Valls, es miembro de la dirección del Partido Patria Para Todos (PPT), también integrante de la coalición gubernamental.
Ambas conversaron con “Universidad” sobre la situación política en su país y las perspectivas del referendo.

GL – Se dice que la enmienda podría perpetuar el gobierno del presidente Hugo Chávez. ¿Cuál es, desde su punto de vista, el objetivo de la reforma constitucional?

Marelis Pérez – La enmienda que estamos proponiendo tiene como objetivo fundamental fortalecer el ejercicio de la soberanía popular. Nuestra constitución no tiene como eje fundamental el desarrollo de la democracia representativa, nuestro eje fundamental es el desarrollo de la democracia participativa.
En la democracia representativa, tal como la ejercieron tradicionalmente las élites políticas venezolanas en el pasado, el pueblo era un participante pasivo, era convocado a depositar un voto cada cinco años para escoger al presidente o a los diputados, pero no había rendición de cuentas, ni verdadera participación. Era apenas una representatividad a favor de las élites económicas.
Hoy, la democracia participativa está basada en el ejercicio de la soberanía popular, y en la participación de la ciudadanía. Se trata, entonces, de que, a través del referendo, el pueblo decida si quienes ejercen cargos de representación popular –no solo el presidente– deben ser reelegidos o no. El pueblo puede también revocar mandatos a medio período. Por eso decimos que la enmienda es una ampliación de los derechos populares.

GL – Hace poco más de un año los venezolanos rechazaron mayoritariamente una reforma en ese sentido. ¿Va a ser distinto ahora?

MP – La derrota de diciembre del 2007 tuvo que ver con varios factores que se entremezclaron: se introdujeron 36 artículos más a la consulta original (se pretendía modificar un total de 69 artículos de la Constitución); no fue posible hacer una campaña de debates suficiente, que permitiera explicar la diversidad de artículos que se estaba proponiendo modificar. Se tocaba área económica, el papel del Banco Central, los derechos de minorías sexuales y, además, lo que tenía que ver con la reelección. Esa diversidad de temas, sumada a la campaña de terror que hizo la oposición, tuvo efecto entre la población.
El presidente tampoco Chávez participó de manera contundente en esa campaña, pues estaba mediando en el tema de la liberación de los secuestrados de las FARC, en Colombia, y eso también la debilitó. Hoy tenemos el presidente Chávez al frente de la campaña, con un mensaje claro, directo y estamos seguros de que el pueblo va a salir a apoyarlo el 15 de febrero. En estos momentos las encuestas dicen que el “sí” tiene una ventaja de 10 a 12 puntos con respecto al “no”.

GL – ¿Ha habido mayor debate ahora, la gente está informada sobre lo que está en discusión?

Laura Valls – Hay un clima democrático para la participación, pese a que algunos medios, como Globovisión, dice cualquier barbaridad contra el presidente o los candidatos. Pero hay un clima de participación de la oposición, que tiene poder y dinero.
Nos acusan de ser una asamblea monocolor, sin representación de la oposición. Pero ellos no participaron en las elecciones parlamentarias del 2005, para tratar de deslegitimarla.
Ahora lanzan a la calle a los estudiantes, como la gran cara del “no” , y se mantienen en reserva. Pero, en el fondo, muchos van a votar por el “sí”, porque aspiran a al reelección, como el caso del gobernador del estado Zulia, que es de la oposición.
La oposición ha utilizado una campaña desinformativa sobre le enmienda, tratando de hacer ver que se pretende perpetuar a Chávez en el poder.
Pero, ¿cómo prohibir a alguien que ha tenido un excelente gobierno postularse nuevamente?
Aquello de que no hay alternabilidad en el poder es falso; hay revocabilidad del mandato y el pueblo decide si alguien sigue o no en el cargo.
Ha surgido, por lo tanto, la necesidad de enmendar la constitución, a medida que el proceso se va desarrollando, y va a haber necesidad de hacer otras enmiendas en el futuro.

GL – En las elecciones regionales de noviembre pasado el gobierno obtuvo la mayoría de votos, pero la oposición logró algunas gobernaciones importantes y el control de la capital. ¿Cómo valoran el escenario político después de esos comicios?

MP – Aunque la oposición logró algunos espacios regionales de cierta significación en las elecciones regionales del 23 de noviembre, nosotros obtuvimos una contundente victoria.
De las 22 gobernaciones, ellos obtuvieron cinco y nosotros 17, lo cual indica como el mapa regional del país ha sido copado por el bolivarianismo. De 335 alcaldías, el movimiento bolivariano logró 280. Y, en algunas regiones donde perdimos, la diferencia de votación fue tan elevada. En Carabobo, por ejemplo, el movimiento fue dividido a las elecciones para gobernador y perdimos, pero la oposición ganó apenas tres alcandías.
Así se dio también en Táchira. De modo que sentimos que tenemos un saldo bastante positivo y eso se va a manifestar con mayor contundencia el 15 de febrero.

GL – Venezuela ha sido afectada por la crisis financiera internacional y la caída de los precios del petróleo. ¿Qué consecuencias tendrá eso para el gobierno del presidente Chávez?

MP – La crisis económica internacional, fomentada por el mismo sistema internacional del capitalismo, nos preocupa, pero tampoco no nos echa a morir.
Nuestro gobierno tomó la previsión de retirar nuestros fondos del sistema financiero de los Estados Unidos y colocarlo en otros lados. Tenemos un piso de $40 mil millones que nos permite resistir en estos dos primeros años la crisis financiera internacional.
Y tomamos internamente, también, medidas. Nuestras reservas están en manos del Banco Central de Venezuela. El Fondo de Desarrollo Nacional controla los excedentes de reservas, que van directamente a proyectos de desarrollo.
El presidente ha dicho que la crisis económica internacional y los ajustes necesarios no van a sacrificar las políticas de inclusión social.
Nosotros hemos venido desarrollando una campaña para alfabetizar 1,7 millones de personas. Pero no nos contentamos con eso. El gobierno creó un sistema educativo que les permite incorporarse luego a otros niveles.
Más de la mitad de la población está en el sistema educativo, a diferentes niveles. Cuando llegamos al poder había 600 mil universitarios en Venezuela. Hoy hay 1,4 millones de universitarios.
Hemos desarrollado un sistema de salud pública que lleva a salud directamente a las comunidades, de carácter preventivo, pero también curativo, que permite el contacto directo del pueblo con sus médicos, en las comunidades.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La inauguración del festival se realizó en el Paraninfo de la Universidad Estatal a Distancia, en Sabanilla de Montes de Oca, el pasado 6

El principal obstáculo para su éxito no se encuentra, como uno podría pensar, en los partidos políticos, los gremios, los sindicatos, los líderes de

¿Es cierto que lo mejor de Limón es su gente o es mero eslogan publicitario?, le preguntamos al atleta Nery Brenes, nacido en esa

Con un encuentro nacional de estudiantes universitarios y de secundaria que tratará la situación de la educación en el país, la Federación de Estudiantes

Se trata, en primer lugar, de una partida por ¢914.085.000 incluida en el proyecto de Presupuesto de la República, originalmente para pagar un convenio

Son muchas las personas que debido a su pensamiento crítico y pluma disidente han sospechado lo que el periodista Gilberto Lopes logró comprobar: la

Ellos  están fuera bajo el pretexto de no aprobar el famoso examen o prueba psicológica, por lo tanto no son elegibles; algunos de ellos

 Debe esperarse que esta coyuntura de crisis tenga un profundo efecto sobre los sentidos de ser o identidades que existen y son compresibles solo
Semanario Universidad