Reunión de la CELAC en Cuba: 86 años de historia muestran los profundos cambios en América Latina

Costa Rica asumió en suelo cubano la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). (Foto: http://www.ain.cu)Hace casi exactamente 86 años se

Costa Rica asumió en suelo cubano la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). (Foto: http://www.ain.cu)

Hace casi exactamente 86 años se celebraba en La Habana la Sexta Conferencia Panamericana, inaugurada el 16 de enero de 1928. Entonces, los marines combatían a Sandino en Nicaragua. Tropas norteamericanas se expandían por el Caribe, habían conquistado Puerto Rico, impuesto la Enmienda Platt a Cuba e intervenían en República Dominicana (1916-24) y Haití (1915-34).

Nada de eso –diría entonces el periodista costarricense Vicente Sáenz– “figura en el programa, elaborado precisamente en Washington, aprobado el 12 de abril último por el Consejo de la Unión Panamericana que preside el Secretario de Estados de Estados Unidos”.

La II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) celebrada el pasado 28 y 29 de enero en La Habana, 86 años después de esa Sexta Conferencia Panamericana, aprobó una declaración que consagra la región como una “Zona de Paz” (ver nota aparte).

Creada por los 33 países de América Latina y el Caribe, la primera cumbre de la CELAC se celebró en diciembre del 2011 en Caracas. Ni Estados Unidos ni Canadá participan en esa nueva organización.

“Debe ser prioridad la creación de un espacio político común, en el que avancemos hacia el logro de la paz y el respeto entre nuestras naciones”, dijo el presidente cubano Raúl Castro al inaugurar la reunión.

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, por su parte, afirmó que la CELAC «está llamada a reemplazar en poco tiempo» a la Organización de Estados Americanos (OEA) que, a su vez, en 1948 sustituyó la Unión Panamericana.

Patiño estimó que la OEA ha hecho mucho «daño» a la integración regional, mientras que, en su criterio, la Celac representa el futuro.

Lo cierto es que Cuba, suspendida de la OEA en 1962, decidió no volver a ella, aunque había sido autorizada a hacerlo en el 2009. Pese a eso, Cubo invitó a su secretario general, José Miguel Insulza, a la cumbre de la CELAC, lo que se transformó en la primera visita que alguien en ese cargo realiza a Cuba desde el triunfo de la revolución. También asistió a la reunión el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon.

Ninguno de los mandatarios presentes se había reunido con grupos disidentes, a diferencia de lo ocurrido en reuniones anteriores, aunque una vez concluida la reunión el presidente chileno, Sebastián Piñera, recibió a la líder de las opositoras “Damas de Blanco”.

Como lo destacó el sociólogo argentino Atilio Borón, estos cambios se enmarcan en otros más amplios. Entre ellos, enumeró la transición geopolítica internacional en curso, que se manifiesta en el desplazamiento del centro de gravedad de la economía mundial hacia el de Asia-Pacífico; la declinación del poderío global de Estados Unidos; el derrumbe del proyecto europeo; y la persistencia de la crisis económica que estalló a fines del 2007.

BRASIL, MÉXICO Y COSTA RICA

Si la declaración final de la Cumbre reiteró la exigencia de poner fin al embargo de Estados Unidos a Cuba, la inauguración del megapuerto de Mariel, a 45 km de la capital –una obra financiada por el Gobierno brasileño y realizada por una empresa de ese país– muestra como ese bloqueo aísla cada vez más al mismo Estados Unidos.

Brasil quiere ser un «aliado económico de primer orden para Cuba», dijo la presidente Dilma Rousseff al inaugurar la obra, junto a su colega cubano, Raúl Castro.

Pero no solo Brasil renovó sus relaciones con la isla. También el presidente de México, Enrique Peña Nieto, quien realizó una breve visita oficial a Cuba, una vez concluida la Cumbre, aprovechó para reiterar el interés de su país de profundizar las relaciones con el Gobierno de La Habana.

En un inusual artículo publicado en el diario del Partido Comunista cubano, Granma, Peña Nieto escribió: “Para México, resulta muy especial que esta Cumbre se realice en Cuba. A ambos países nos une una gran afinidad histórica, que incluye la constante defensa de la independencia e identidad nacionales, como base de una relación de amistad reiterada y privilegiad”.

También, fue la primera vez que un presidente costarricense en ejercicio visitó Cuba desde el triunfo de la revolución. “Quisiera felicitar y destacar el enorme trabajo que el Gobierno cubano hizo a lo largo este año en procura de fortalecer y de reforzar un mecanismo tan importante como es la Celac, que ha aunado al fortalecimiento del diálogo entre las naciones de América Latina y el Caribe», dijo la presidenta Laura Chinchilla en una breve ceremonia al llegar a La Habana. Costa Rica asumió la presidencia de la CELAC en esta reunión, cargo que deberá ejercer hasta la próxima cumbre, en año próximo.

Ni la presidenta ni el canciller, Enrique Castillo, recibieron al disidente Elizardo Sánchez, que había pedido una cita. Sin embargo, Sánchez habría sido atendido en la embajada por la jefa de ceremonia, Ingrid Picado, integrante de la delegación presidencial. «Nosotros estamos dispuestos a escuchar las posiciones que nos quieran ser expuestas», dijo Castillo al justificar la reunión.

LUCHA CONTRA LA POBREZA

El tema del encuentro era la lucha contra la pobreza, la desigualdad y el hambre que afectan la región.

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, señaló que “América Latina y el Caribe afrontan hoy una encrucijada, transitan históricamente por una senda poco sostenible, de crecimiento insuficiente con altos niveles de desigualdad, con escaso empuje hacia el cambio estructural, y si bien ha gozado de una década auspiciosa, confronta hoy un escenario externo cada vez más problemático”.

“La elevada desigualdad en la distribución de los ingresos es uno de los rasgos característicos de América Latina en el contexto internacional”, puntualizó.

En un breve discurso al concluir la reunión, el presidente cubano destacó que “para la erradicación de la pobreza es imprescindible cambiar el actual orden económico mundial, fomentar la solidaridad y la cooperación, y exigir el cumplimiento de las obligaciones contraídas de ayuda al desarrollo”, un tema sobre el que hablaba el mismo día, en Washington, el presidente de Estados Unidos, en un informe sobre su país.


CELAC declara a América Latina y el Caribe como Zona de Paz

El principal documento aprobado en la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) −realizada la semana pasada en La Habana− fue la “Proclama de América Latina y el Caribe como ‘Zona de Paz’”.

El documento aprobado de manera unánime con de ocho propuestas y compromisos:

1- América Latina y el Caribe como Zona de Paz, basada en el respeto de los principios y normas del derecho internacional, incluidos los instrumentos internacionales de los que los Estados miembros son parte, y los principios y propósitos de la Carta de Naciones Unidas;

2- El compromiso permanente con la solución pacífica de controversias, a fin de desterrar para siempre el uso y la amenaza del uso de la fuerza en la región.

3- El compromiso de los Estados con el estricto cumplimiento de su obligación de no intervenir, directa o indirectamente, en los asuntos internos de cualquier otro Estado y observar los principios de soberanía nacional, la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos.

4- Fomentar las relaciones de amistad y de cooperación entre sí y con otras naciones, independientemente de las diferencias existentes entre sus sistemas políticos, económicos y sociales o sus niveles de desarrollo; de practicar la tolerancia y convivir en paz.

5- Respetar plenamente el derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema político, económico, social y cultural, como condición esencial para asegurar la convivencia pacífica.

6- Promover una cultura de paz basada, entre otros, en los principios de la Declaración sobre Cultura de Paz de las Naciones Unidas.

7- Guiarse por la presente Declaración en su comportamiento internacional.

8- Promover el desarme nuclear como objetivo prioritario y contribuir con el desarme general y completo, para propiciar el fortalecimiento de la confianza entre las naciones.


[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Tengo el privilegio de vivir entre apóstoles, tres varones, Santiago de 9 años, Matías de 6 años y Felipe de apenas 4 meses,  que

A propósito del artículo de Iván Molina publicado en La Nación el 5 de diciembre del 2013 titulado “Revolucionarios con capucha”, en el cual

La iglesia de El Rosario de Desamparados fue declarada de interés patrimonial y arquitectónico en el año 2000. (Foto: José Eduardo Mora)Con la realización

"Es mi primer voto, me llena de mucha emoción poder ser parte de este proceso y elegir con mi voto −que es un pequeño

Con el aumento constante de los precios de artículos de consumo básico y la consecuente devaluación de nuestra moneda,  se han perdido algunas expresiones

El candidato presidencial Salvador Sánchez Cerén celebró con sus seguidores el primer lugar que obtuvo en las elecciones con su partido Frente de Liberación

Un espectador posa con la bandera de Estados Unidos en frente de los anillos olímpicos en el parque olímpico de Sochi. Las olimpiadas de

Previo al  2009, motivado aún por cierta euforia de artista postadolescente, en cada edición de la Bienal Costarricense de Artes Visuales (también conocida como
Semanario Universidad