¡20 películas para ver mil veces!

El año pasado, el canal TCM exhibió un centenar de producciones; el lema promocional de dicha seguidilla de filmes era “Las cien películas que

El año pasado, el canal TCM exhibió un centenar de producciones; el lema promocional de dicha seguidilla de filmes era “Las cien películas que debes ver antes de morir”. Dicho título inspira una emulación mediante un artículo que invite a ver obras magistrales.

El buen cine tiene por característica que usted puede verlo una y otra vez, descubriendo detalles antes no vistos, o bien, atendiendo minuciosamente algún aspecto de esos tantos que le confieren un carácter magnífico. Figurativamente, una buena obra es aquella que se puede ver mil veces sin caer en el tedio.

Imaginemos un ránking flexible, no un canon, pues el arte dista mucho de la química de fluidos y del cálculo infinitesimal, como para imponerle sus normas. Un ránking invita incluso a discrepar, siempre y cuando nadie salga con la ocurrencia de que Dumb and Dumber o La maldición deben ser vistas mil veces.

Los criterios de fondo de una lista recomendable son: pertinencia de los temas, exhaustividad en su tratamiento, y buen uso de las categorías estéticas. Intentemos una lista, que debido a su extensión se completará en un segundo artículo sucedáneo.

20. Ciudad de Dios (País: Brasil; director: Fernando Meirelles; año: 2002). Ofrece una panorámica sobre realidades actuales, no solo de Brasil, sino también de América Latina. Evidencia la exclusión y los dramas de las favelas. Otro mérito reside en su enfoque de la violencia como un círculo vicioso. Debe prestársele atención a la vida del joven fotógrafo: parece inspirado en alguna obra de Amartya Sen o Pierre Bourdieu, ya que sobrevive gracias a sus capacidades y sus vínculos sociales.

19. Johnny cogió su fusil (Estados Unidos, Dalton Trumbo, 1971). Diatriba antibélica, muestra la desgracia de los millones de jóvenes que sacrifican su vida, su futuro y su salud por defender egos irracionales de naciones y sectores políticos, los que, por supuesto, macabramente promueven la tragedia y salen incólumes de ella. El protagonista es un torso con cabeza que cavila en la más abyecta soledad. La cinta es una cruda y veraz producción.

18. Casino (Estados Unidos, Martin Scorsese, 1995). Brinda una panorámica sobre el fáustico y muy poroso mundo de la mafia, que, por supuesto, salpica al poder formal. Las actuaciones son nítidas: Robert De Niro, Sharon Stone, Joe Pesci.

17. El lado oscuro del corazón (Argentina-Canadá, Eliseo Subiela, 1992). Tratado de erótica y de poesía. Narra la odisea amatoria de un poeta para encontrar a la mujer que pueda volar, al tiempo de que intenta fraguarse una carrera literaria. Pueden postularse paralelismos entre ambas líneas argumentativas.

16. Malcolm X (Estados Unidos, Spike Lee, 1992). La mejor producción de Spike Lee. Biografía del gran líder negro, evita caer en discursos planos y evidencia cómo el propio joven Malcolm internalizó en un principio los discursos del racismo, para después cambiar y emanciparse a sí mismo y luchar por los derechos de los afroamericanos. Gran actuación de Denzel Washington.

15. El color del paraíso (Irán, Majid Majidi, 1999). Con gran riqueza fotográfica y paisajística, ilustra cómo la fraternidad humana es posible aún en circunstancias difíciles. Bello retrato de la candidez y la esperanza infantil.

14. Los niños del coro (Francia, Christophe Barratier, 2004). Reflexión acerca del papel redentor del arte; mediante él, los niños de una penitenciaria juvenil construyen un lazo social distinto, más esperanzador, buscando una salida frente al ataque de los incontables fantasmas del pasado y el presente.

13-Pink Floyd: The Wall (Reino Unido, Alan Parker, 1982). Ensayo sobre la represión social contemporánea. La expresión de los sentimientos tiene pena casi capital. El sujeto se debate entre la resistencia creativa con el arte, o alienarse y ser un fanático de las estructuras opresivas.

12. La joven del arete de perla (Reino Unido-Luxemburgo, Peter Webber, 2003). Historia de la pintura homónima, de Vermeer. Destaca temas acerca del arte. El artista se salva a sí y a otros con su sublimación (no puede amar a la manceba, pues traería conflagración; por esto la pinta). También señala que Vermeer requirió un vastísimo auxilio de sus vínculos familiares para trabajar.

11. Gandhi (Reino Unido-India-Estados Unidos, Richard Attenborough, 1982). La mejor película entre las llamadas grandes producciones. El más interesante del grupo de los largometrajes. Biografía certera sobre el padre de la independencia de la India, una joya para los analistas de las sociedades y los cinéfilos.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Dos ponencias presentadas en la primera parte de este VII Congreso Universitario, ambas aprobadas para pasar a la Plenaria, dan cuenta del fin del

La temperatura de la laguna caliente del volcán Poás subió casi 10 grados celsius y tuvo un descenso de 110 centímetros en su nivel.

Me refiero al desacierto histórico de llenar la memoria histórica de las y los costarricenses con imágenes de cuerpos policiales armados y entrenados para

En su primera Cadena Nacional como Presidente de la República, Luis Guillermo Solís hizo un llamado a los educadores a suspender la huelga que

En un nuevo comentario publicado en el Semanario Universidad (26/3/2014), Esteban Rodríguez Dobles ya no se refiere a las críticas que hice al artículo

Conocer los sitios en donde hay más accidentes de tránsito con personas muertas o heridas y pérdidas materiales permite a los ingenieros

Los educadores desfilaron el 7 de  mayo pasado, víspera de la toma de posesión del nuevo Gobierno, en protesta por la falta de

Henry Mora, presidente de la Asamblea Legislativa: “Tenemos que tener la capacidad de desarrollar formas permanentes de autocrítica, porque el poder corrompe y el
Semanario Universidad