80 años del PCCR: La fundación de Vanguardia Popular

El Partido Comunista de Costa Rica (PCCR) como tal no podía participar electoralmente. Para ello, formó el Bloque de Obreros y Campesinos, con el

El Partido Comunista de Costa Rica (PCCR) como tal no podía participar electoralmente. Para ello, formó el Bloque de Obreros y Campesinos, con el que elegía regidores y diputados.

El PCCR enfrentó al volismo y la acción represiva institucional que sufrían sus militantes en los gobiernos de Ricardo Jiménez y León Cortés. En el de Jiménez, su ministro de Educación, Teodoro Picado, se empecinó en sacar del magisterio a los educadores comunistas, expulsándoles de la docencia o cerrando el kínder de Carmen Lyra. Cuando Hitler invadió Polonia, Picado publicó un opúsculo en defensa del Gobierno pronazi polaco. Esto lo hacía, a los ojos comunistas, un pronazi.

Políticamente, expulsaron del país a comunistas de origen extranjero como Adolfo Braña Rosas, Rafael Angel Llubere, Rómulo Betancourt y José Palacios. El anticomunismo se había desarrollado en el país y sus voceros contribuían en esta campaña.

La Iglesia católica costarricense era muy conservadora en sus planteamientos en estos años. La Encíclica Quadragessimo Anno, conmemorando los 40 años de la Rerum Novarum, en las condiciones históricas de existencia de la Revolución Rusa y desde 1921 de la URSS, había replanteado objetivos de lucha social, más allá de los postulados de la Rerum Navarum y del Código Social de Malinas, en los que se educó filosóficamente el Dr. Rafael Angel Calderón Guardia, impulsando acciones organizativas para mermar y evitar la organización y presencia comunista en sectores sociales. Así, desarrolla grupos como Acción Católica, Hermandades del Trabajo, Juventud Obrera Católica, Juventud Estudiantil Católica y otras.

La Iglesia católica en el país, golpeada por las reformas liberales de 1884, estaba inhibida de participación pública notoria y de presencia en espacios públicos e institucionales.

En 1938 y 1939, el Obispo Víctor Sanabria, imbuido de estos planteamientos anticomunistas, arreció su discurso contra el PCCR, al indicar que era ajeno a la nacionalidad e identidad nacional, que era un apéndice de Moscú y que era pecado participar de su militancia. Como jefe eclesiástico al negociar con Calderón Guardia el apoyo a su candidatura, derogando las leyes liberales, buscó recuperar los espacios perdidos desde 1884 para la Iglesia.

El gobierno de León Cortés fue represivo para los comunistas en el campo sindical, donde persiguió a sus dirigentes y trabajadores comunistas, disolvió sindicatos, reprimió sus manifestaciones y desconoció la elección del diputado comunista Carlos Luis Sáenz. La bonanza económica del gobierno de León Cortés, resultado de las reformas económicas de 1935-36 y del comercio con Europa (especialmente con la Alemania nazi), hacía que simpatizara con el Gobierno alemán. Esto, a los ojos de los comunistas, lo hacía profacista. Las reformas económicas habían hecho surgir sectores medios empresariales y clases medias urbanas, que se identificaron políticamente con el cortesismo.

Así, la elección de Calderón Guardia fue un enfrentamiento contra lo que él significaba en esa alianza que le apoyaba. Los primeros años de gobierno fueron de enfrentamiento por parte de los comunistas hacia sus políticas y de cierta indiferencia frente a las primeras reformas sociales que impulsaba.

La guerra mundial condujo en diciembre de 1941 a un rompimiento con el cortesismo por las medidas antinazis que impulsó el gobierno. Esta situación creó las condiciones para que el PCCR se acercara y evitara su caída. Monseñor Sanabria no se opuso, pues le servía a sus propósitos de preservar y ampliar espacios para la Iglesia. Así, se inició un proceso de conversaciones que dieron como resultado los grandes cambios políticos institucionales de la llamada Reforma Social de 1943.

La Iglesia condicionó el cambio de nombre del PCCR, que en junio de 1943 pasó a llamarse Vanguardia Popular (PVP). El PCCR cedió un campo en su representación sindical a uno de la Iglesia en la CCSS, que impulsaba una nueva organización sindical, la Confederación de Trabajadores Rerum Novarum, con lo cual el sindicalismo se dividía en dos grandes centrales. Monseñor Sanabria públicamente manifestó que los católicos podrían ingresar al PVP sin cargo de conciencia alguna.

El 15 de setiembre de 1943, con motivo de la fecha de la Independencia, se celebró un magno desfile para afirmar la llamada Segunda Independencia, en el cual a jeep abierto desfilaron los tres jefes de esta nueva alianza política social, Calderón Guardia, Monseñor Sanabria y Manuel Mora.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Marvin Minsky,  cofundador del  Laboratorio de Inteligencia Artificial del  Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT, siglas en inglés), dijo que usamos números cuando no sabemos

La Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), la más importante organización sindical del país, se encuentra enfrascada en una dura lucha electoral.

I- La seguridad ciudadana es, sin duda, la primera preocupación de los costarricenses. En muy poco tiempo, dejamos de lado –como colectivo– nuestra preocupación

Desde el domingo 7 de agosto, Canal 15 transmite el programa “Umbrales”, una producción de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) que consta

El ser humano mide en función de lo humano; la guerra es una de sus medidas en virtud de que cuantifica y califica las

Mamá, en tu vida centenaria, los siete te celebramos. Así, como a todas las madres de la Patria.Mamá, nos conocemos desde siempre, desde la

Se queja el profesor Mayer Tropper, en su artículo publicado en el Semanario No. 1904, de que los comunistas domésticos un día justificaron “la

Los Estados Unidos, en decadencia, sufre la pérdida de la esperanza que significó el movimiento de Obama, ahora acorralado el presidente por el fanatismo
Semanario Universidad