Aportes críticos en torno a la pesca de arrastre de camarón

En el marco de una tesis de maestría en Gestión Ambiental y Ecoturismo, titulada: “Impactos socioeconómicos de la declaratoria de inconstitucionalidad de la pesca

En el marco de una tesis de maestría en Gestión Ambiental y Ecoturismo, titulada: “Impactos socioeconómicos de la declaratoria de inconstitucionalidad de la pesca de arrastre de camarón en el distrito central de Puntarenas, desde el 2014 hasta el 2015”, se han encontrado los siguientes hallazgos:

Primeramente, en Costa Rica se ha gestado un modelo de desarrollo centralizado, consistente en la concentración de empresas públicas y privadas, centros educativos con mayor dotación de recursos, instituciones estatales, infraestructura y poder político en el área central del país. Este modelo de desarrollo centralizado implica que en las regiones periféricas se concentren dinámicas de baja escolaridad, débil inversión del sector privado, menor infraestructura pública, pobreza, así como un mercado laboral poco diversificado y con escasa capacidad para generar fuentes de empleo estables. Esta es una situación claramente identificable en las comunidades costeras, las cuales tienen una alta dependencia de los recursos hidrobiológicos.

Aunado a lo anterior, la presión que ejerce la “gente del mar” (personas que tiene una vinculación socioeconómica sostenida en el tiempo con el mar y los seres que lo habitan) sobre los recursos hidrobiológicos aumenta cuando su situación socioeconómica solo depende de la actividad pesquera. Por lo tanto, para gestar un desarrollo sostenible en las comunidades costeras y disminuir la presión sobre los recursos marinos, es necesario generar alternativas productivas diversificadas.

Además, es de vital importancia que el lector comprenda que existe mucha diversidad a lo interno de cada sector pesquero, artesanal y de arrastre; por lo tanto, hacer generalizaciones sobre los mismos es inexacto y contribuye a formar un criterio parcializado.

También, es necesario marcar una distinción fundamental a lo interno del sector semiindustrial de camarón, esta es, entre el empresario y sus empleados. Los primeros han tenido acceso al poder político, en su mayoría tienen baja escolaridad, hay un cambio generacional en la dirigencia del sector (facilitando el diálogo) y algunos cuentan con mayores recursos económicos para subsistir conforme caduquen las licencias pesqueras que adquirieron de forma legal. Mientras que los empleados no tienen ningún tipo de injerencia en la toma de decisiones, poseen poca escolaridad, no cuentan con los recursos monetarios para subsistir cuando ya no puedan pescar o realizar su actividad conexa a la pesca de arrastre.

Anteriormente se señaló que este colectivo pesquero es muy amplio; no se trata solo de pescadores y personas que pelan camarón, sino que hay otros empleos asociados a esta actividad, como el cuerpo administrativo de un barco (administrador, contador, guarda de seguridad, secretaria, persona encargada de la limpieza, otro encargado de tareas varias, etc.). Asimismo, hay gente que depende parcialmente de esta actividad, prestando servicios tanto al sector semiindustrial de arrastre como a otros sectores pesqueros, como los carpinteros, enfibradores, personal en el área de telecomunicaciones y refrigeración, rederos, pintores, personas que trabajan en los talleres de barcos, revendedores a pequeña y mediana escala que comercializan camarones y otros peces, transportistas; así como ferreterías, supermercados o pulperías y pescaderías.

Dentro del sector se puede indicar que hay grupos con mayor vulnerabilidad social, por ejemplo, las personas encargadas de pelar camarón y los rederos, debido a que estos son contratados informalmente. Aunque las y los trabajadores contratados directamente por una empresa semiindustrial de camarón gozan de todas las garantías laborales de ley.

Finalmente, es necesario resaltar que tanto pescadores artesanales como arrastreros de camarón y demás “gente del mar” en todo el país, tienen derecho al trabajo y a continuar manteniendo su cultura, pero también tienen la obligación de ejercer su actividad de forma sostenible ambientalmente.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La Dra. Judith Butler fue propuesta al reconocimiento honoris causa de la UCR por la Escuela de Filosofía. (Foto: cortesía de la European Graduate

Quito, Ecuador- Una pequeña rana, que como los juguetes Transformer puede alterar su aspecto en segundos, fue descubierta en los bosques nublados de los

El exdiputado  Ronal Vargas Araya renunció al Congreso el pasado 5 de febrero porque una asesora de su despacho lo acusa de “acoso sexual”.

Los dentistas aseguran que a pesar de que el Conare registra un 0% de desempleo para ellos, su situación laboral actual es complicada por

Los fallecimientos por accidentes de tránsito representan en Costa Rica la primera causa de muerte violenta; ninguno de los otros cuatro tipos de muertes

Sitio en el sector de Tiricias donde el hundimiento del puente de troncos interrumpió el paso de la Trocha hacia el lado de Crucitas

¿Vivimos en el país más feliz del mundo? Según el Índice Happy Planet de la Fundación Nueva Economía publicado cada dos años, pareciera que

Durante más de ocho años, la comunidad de Milano, en Siquirres, ha sido abastecida de agua potable por camiones cisternas pagados por el AyA
Semanario Universidad