Centenario de la planificación estadounidense

La planeación de este país se ha distinguido por la acción de otras profesiones, hasta consolidarse como disciplina científica. Su historia se conforma por

En Estados Unidos de América se identifica la primera conferencia de interés nacional en 1909. A raíz de ello, la Asociación Estadounidense de Planificación (American Planning Association, APA) celebra los cien años del movimiento de planificación estadounidense.

La planeación de este país se ha distinguido por la acción de otras profesiones, hasta consolidarse como disciplina científica. Su historia se conforma por diez décadas, donde los principales hechos de esta facultad humana se desglosan a continuación:

Primera década (1909-1919).

La emergencia de diversos profesionales constituyó un clima de certeza y de disminución del riesgo en la toma de decisiones. Estos profesionales comenzaron a pensar en los aspectos modernos del desarrollo urbano y crecimiento de las ciudades, lo que generó la renovación de los principios científicos de la administración.

Segunda década (1920-1929).

La complejidad de la planificación comenzó a reunir distintos arquitectos, ingenieros, economistas y sociólogos, quienes contribuyeron a la práctica y definición de esta profesión. También, en esta época se anunció la llegada internacional de las ideas estéticas y filosóficas que proclamaban la confianza en la era moderna, en la que la industrialización (con la máquina como símbolo) creciente modificaba las ciudades.

Tercera década (1930-1939).

La depresión económica modificó la atención hacia la planificación. Ciertos planificadores iniciaron la adecuación del escenario, donde el gobierno federal emergió como una fuerza conductora para el levantamiento de nuevas ciudades e invertir en infraestructura en el nivel nacional.

Cuarta década (1940-1949).

La Segunda Guerra Mundial consumió totalmente a Estados Unidos en los primeros años de esta década. El rol de la planificación por parte del gobierno federal se declinó considerablemente. Sin embargo, a finales de la guerra nuevas actitudes comenzaron a surgir con respecto a la función del gobierno, de la sociedad, de la administración económica y el tema de la naturaleza se incorporó en la agenda nacional.

Quinta década (1950-1959).

La legitimidad y la reacción ante múltiples fenómenos produjo la llamada “época de oro” de la planificación. El distintivo de esta década se caracterizó por el control del tiempo para concretar las inversiones. Estas últimas se realizaron a través de la codificación y la programación de los recursos empleados en las diferentes actividades. La planificación creció en cuanto a la sofisticación requerida del momento.

Sexta década (1960-1969).

La planificación capturó el interés de otras profesiones y fue acogida por el público en general, a pesar de las críticas que se le hacía. La práctica de la planificación continúo con la reedificación de la estrategia en un mundo politizado: dividido en dos bloques económicos.

Séptima década (1970-1979).

Los planificadores descubrieron la importancia de considerar la incertidumbre y los factores de riesgo. Diversos autores contribuyeron con la producción académica, la cual incrementó la refinación de las técnicas y las herramientas demandadas para la acción.  Se adquirió la convicción de la planificación como disciplina científica-analítica para considerarla en el ámbito de la gestión pública.

Octava década (1980-1989).

La riqueza de la planificación demostrada hasta el momento, proliferó nuevamente la importancia del diseño de las ciudades: definición del uso espacial, forma de la infraestructura y red de servicios. Se desarrollaron nuevas habilidades en el manejo de la planificación en el nivel mundial.

Novena década (1990-1999).

Una nueva época emerge, la atención pública introduce nuevos conceptos de la profesión en relación a una  vida sostenible. Se dio un giro en la existencia de las comunidades: aparición de formas innovadoras de participación ciudadana y visión comunitaria. La concientización del impacto ambiental adhirió una nueva postura ante la naturaleza en la visión de ciudades y planificadores.

Décima década (2000-2009).

La planificación toma nuevas apariencias a partir de la inspiración de las comunidades, de la creatividad y del pensamiento crítico. Los cambios sociales substanciales han hecho que los planificadores produzcan herramientas más precisas, donde el riguroso análisis de los territorios orienta su función mediante la regionalización.

Coincidimos con nuestro colega Miguel Sobrado (La Nación, 07/04/09) ante el necesario papel de la planificación y enfatizamos la necesidad de retomar una discusión sobre esta profesión.

Como se ha planteado, la planificación estadounidense posee un proceso histórico de cien años, mismos que han determinado ciertas manifestaciones disciplinarias concretas.

La planificación en Estados Unidos se ha caracterizado por implementar proyectos de ordenamiento urbano y regionalización, resultantes de la industrialización y metropolización creciente. 

Estos han sido ejecutados y evaluados por institutos académicos, universidades y asociaciones públicas y/o privadas que han definido los conceptos generales de la planificación, enriqueciendo la práctica de esta disciplina en cada contexto particular.

Conocer la historia de la planificación estadounidense incorpora nuevos elementos de reflexión sobre la práctica de ésta en Costa Rica, donde su aplicación no llega al medio siglo y los actores involucrados han pasado por alto principios universales (como la organización del espacio territorial).

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El diputado del Frente Amplio, José Merino del Río, anunció que estaba dispuesto a eliminar uno de los proyectos urgentes que iba a presentar

Pero yo me pregunto, qué está siendo el tiempo para cada uno de nosotros y para la sociedad en su conjunto: puede ser el

A pesar de que presentó su renuncia por acusaciones de presunta corrupción en marzo pasado, el ex-ministro de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, Roberto Dobles,

Desde luego, nadie es tan radicalmente puro en sus expectativas de una existencia sustentada en las reglas del juego que estatuye la perspectiva económica

En la condición de homo oeconomicus la persona solo resulta ser perceptible como portadora de imágenes, no como sujeto significativo; por el contrario, en

El próximo 17 de julio se presentará en Filadelfia, Guanacaste, el documental Las Peñas Culturales, producido por la Unidad de Producción Audiovisual (UPA), de

El hecho de que la Secretearía Técnica Nacional del Ambiente (SETENA) haya otorgado viabilidad en junio a un proyecto para establecer una planta fabricadora

No hay duda de que el Presidente Zelaya no supo jugar con el fuego de la reelección, prohibida por la Constitución de Honduras. En
Semanario Universidad