¿Cómo se levantó un país?

Después de la Segunda Guerra Mundial, Alemania no sólo perdió la guerra, también fue brutalmente partida en dos, pero también se implementaron planes de

Después de la Segunda Guerra Mundial, Alemania no sólo perdió la guerra, también fue brutalmente partida en dos, pero también se implementaron planes de reconstrucción de una Alemania decente y reformada, y entre esos planes se incluyeron los esfuerzos por levantar la cultura y la educación en toda la nación. Y así razonando, actuaron: Un país no merece levantarse si no hay educación de primer orden para todos sus habitantes. Punto uno.

Punto dos. Todos y cada uno, seremos maestros de algo. Los mejores maestros que pueda haber. Lo gritaremos a los tejados, al mundo entero y promoveremos el estudio aquí como uno de los mejores lugares para estudiar que se pueda encontrar en el mundo. Podrán venir extranjeros a estudiar aquí, podremos nosotros estudiar aquí. Lo que fue infamia y error se hará cultura y educación universal.

Y punto tres, para levantar la educación, para hacer de la educación el estandarte más alto y para clavarlo en el ejercicio de la vida total y cotidiana, se precisan ante todo ¡BIBLIOTECAS! Por doquier bibliotecas, y una mentalidad de acogida al libro y a las revistas. ¡Ningún libro o revista sobra, todos los libros y revistas son bienvenidos! Un libro o una revista que falten es un error imperdonable en la eficiencia de la educación de un país que se proponga como meta la mejor educación. En educación no se puede ser mediocre. Así pensaban con Adenauer los alemanes, y así lo siguen haciendo y así nos siguen dando ejemplo.

Cuando miro cualquier biblioteca, pública o privada o personal, universitarias o no, cuando he visitado países muy pobres y me han llevado a ver sus bibliotecas, es frecuente que recuerde siempre esta experiencia de reconstrucción y de amor a la cultura del pueblo y de gobierno alemán.

Pido a Dios, y solicito a los costarricenses y a toda persona de buen seso, que no mutilen ni diezmen los libros, las revistas, las bibliotecas y que no empobrezcan el progreso y la cultura de todos.

Porque después de todo, un libro y una revista, así como una biblioteca, no son un libro, una revista o una biblioteca, son VIDA! El conocimiento se hace vida. Y la VIDA y lo que hacemos con la VIDA es lo que importa.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El apoyo político para Marina Silva proviene principalmente de los electores que desean cambios en el país y de sectores de la derecha, aseguran

Un ejemplo de los cambios entre ambos documentos: la obligación de que en zona de construcción de altura haya planta de tratamiento al final

Las relaciones internacionales han sido durante la historia un símbolo de ayuda efectiva en resolución de conflictos entre Estados en etapas de emergencia absoluta,

El nombre de la franquicia televisiva es en realidad “Dancing With The Stars”, en su versión estadounidense, pero en estos tiempos de monopólica propiedad

Descubra su relación con los microbios Libia Herrero UribeAmazon2014 La  reconocida viróloga Libia Herrero Uribe acaba de publicar, en Amazon, el libro: Descubra su relación

Rosendo Pujol. (Foto: Katya Alvarado)El Plan GAM que había en octubre era un “desastre” y el Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos (Mivah) participó

Luis Fernando Gómez protagonizó a monseñor Romero en la puesta en escena de El martirio del pastor en 1987. (Foto: cortesía Compañía Nacional de

La Feria Internacional del Libro 2014 se realizó del 22 al 31 de agosto. (Foto: Katya Alvarado)La Feria Internacional del Libro (FIL) 2014 iluminó
Semanario Universidad