Del discurso de la incertidumbre a la incertidumbre del discurso

Quien ignora el ambiente socioeconómico global no ve más allá, y con el máximo esfuerzo,  de su propia nariz. Quizá nada pasa en los

Más allá de las propuestas de gobierno de los partidos políticos, algunas veces sustentadas parcialmente en datos y hechos, lo que importa es lo que el electorado cree o cree creer.A algunos les cuesta creer, no obstante, en la capacidad de influencia de un discurso vacío en condiciones de crisis económica. La condición de desempleo, la escasez de ingresos, la falta de estudios a causa de incapacidad para visualizar oportunidades o por pereza o temor a aprender y construir metas para sí y para los propios, la procreación irresponsable como fuente de ingreso y patrimonio, depredadora de personas y fecundadora de pobreza, la fe per se fundadora de idiotez más allá de la ignorancia, entre otros males sociales que unos pocos malintencionados bautizan como malestar social, son fundamento del discurso político oportunista o falto de argumentos, pero apegados a una realidad que podría empoderar a la incapacidad para gobernar a base de falsas promesas morales, éticas y económicas.

Quien ignora el ambiente socioeconómico global no ve más allá, y con el máximo esfuerzo,  de su propia nariz. Quizá nada pasa en los mercados internacionales que sea causa del momento político en el país. No obstante, el discurso político vacío, aquel que procura al menos el estatus quo sin saber cómo, podría profundizar el deterioro de la economía nacional. Podría ser una amenaza, pero también una de las tantas causas, un dato, de nuestras desgracias, de los hechos. Peor aun, cuando el discurso vacío sufre de aparente metamorfosis para atender a los hechos que cree haber inducido, más incertidumbre introduce. La desconfianza del inversionista nacional y foráneo no es causada por el discurso vacío, sino por la tendencia de la ignorancia y el malestar que se acumula en tanto historia, que le brinda tributo, real o fortuito.

Son estas tendencias las que finalmente impulsan acciones erráticas, al apoyar aquel discurso vacío que asumen como posible redentor de sus calamidades. No obstante, buena parte del malestar tiene intenciones latentes siempre atentas al mal menor. Surfeará para alejarse hacia la cresta de la ola, de la misma manera que dio la espalda al Frente Amplio, del discurso siempre vacío. El cambio que el discurso vacío promueve no le interesa a nadie; importa en última instancia la dirección del cambio. Si el cambio es sospechoso de mayor desgracia que la actual, el no cambio es preferido. Si el cambio promete al menos atenuar la situación de adversidad, ese cambio es mejor porque representa un alivio para quien sufre. Lástima que quien sufre casi siempre es un actor pasivo; no vela por su bienestar participando de la información y la lectura, para exigir compromiso y transparencia del mal menor para mejorar sus acciones y resultados.

El discurso vacío es incapaz de elevar el tipo de cambio. Este se eleva por la flojera del Banco Central en medio de las elecciones, más allá de la influencia que podría tener para entonces el cambio en la política monetaria de la Reserva Federal. La incertidumbre del inversionista nacional y foráneo no se sustenta en el discurso vacío, sino en la creencia de que el electorado lo apoya. La intención del electorado tiene la palabra, más no se pronunciará efectivamente sino el 6 de abril. Con ello, se profundiza y acelera la incertidumbre en el inversionista, quien teme emprender y crecer a pesar de las oportunidades internacionales y las fortalezas nacionales. Finalmente, los individuos racionales piensan marginalmente frente a las disyuntivas, un mayor bienestar gobernará sus intenciones.

 

 

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

Pese a la fuerte temperatura del mediodía, un total de 400 personas se apuntaron a competir en la 40.º Milla Universitaria, de acuerdo con

El equipo de ajedrez de Goicoechea es entrenado por el ajedrecista Jonathan Carvajal, de la UCR.Algunos entrenadores de los equipos de representación universitaria se

El IX Festival de las Esferas, como el año anterior, resulta atractivo por su diversidad de actividades. (Foto: cortesía de los organizadores)El IX Festival

José Narro ha sido rector de la UNAM en dos períodos, desde el 2007. Es especialista en medicina comunitaria. (Foto: Katya Alvarado)“La

Desde los primeros años, cuando algunas tímidas medidas de carácter reformista tomadas por el presidente Hugo Chávez desataron el belicismo y la exaltación más

Lo anterior muchas veces se logra creando a su vez diferencia entre las partes, pues, como lo afirmó el autor Couture, el procedimiento lógico

La imponente obra “Yo protesto” de Néstor Zeledón se exhibe en la galería de Bellas Artes. (Foto: Laura Rodríguez, ODI)Con una serie de obras

El Dr. Gustavo Carazo Berrocal analiza muestras de medicamentos en la máquina Calorímetro Diferencial de Barrido (foto Rafael León Herrera).Las materias primas que se
Semanario Universidad