Don Henning Jensen

Yo comencé a laborar en la Universidad de Costa Rica en 1973. Algunos años después se formó la Vicerrectoría de Investigación en nuestra

Yo comencé a laborar en la Universidad de Costa Rica en 1973. Algunos años después se formó la Vicerrectoría de Investigación en nuestra Universidad y además se formó el CONICIT. El concepto de investigador e investigación casi no existía entonces. Ni en el país, ni en la Universidad. Uno era un docente y se terminó el cuento. Yo venía con un reciente PhD y estaba lleno de energías y ganas de seguir investigando el estrés. Cuando don Guillermo Chavarri llegó a ser el primer vicerrector, inmediatamente entregué un proyecto de investigación a la recién fundada vicerrectoría. Hice lo mismo en el CONICIT. Ambos me financiaron. Con el tiempo fui observando cómo crecía la investigación en un mar de prejuicios contra dicha praxis. Por fin el prejuicio me pudo y me pensioné (un poco a la fuerza por cierto) de la UCR. La investigación de laboratorio me quedó vedada. Publiqué otras cosas de tipo teórico, mas no empírico.

Cual ha sido mi sorpresa que de vuelta a la Universidad me encontré que la investigación había crecido cualitativamente y cuantitativamente. Supe que el Dr. Henning Jensen estaba al mando de la Vicerectoría de Investigación. Lo llegué a conocer pues el Dr. Manuel Martínez Herrera, me llevó a hablar con él. Encontré una persona muy amable e inteligente y con la mira en las estrellas para con nuestra Universidad. Otros vicerrectores, si bien no dañinos, ciertamente no tenían una visión de progreso tan amplia y de vanguardia como el Dr. Henning Jensen.

Cual fue mi sorpresa de saber que la Universidad de Costa Rica iba a la delantera en el ranquin internacional latinoamericano y sobre muchos países de Hispanoamérica. Qué orgullo sentí de pertenecer a una Universidad respetada mundialmente. En 1973 éramos una borona internacional. ¡Cómo había crecido la Universidad! Luego fui conociendo que han sido los esfuerzos de don Henning Jensen que elevaron la UCR a ese lugar en las estrellas. Per aspera, ad astra. A través de las dificultades y las asperezas, hacia las estrellas. En la actualidad tenemos un ranquin de 402 entre 12000 universidades mundiales. Estamos entre las primeras 500 universidades mundiales. De 100 universidades latinoamericanas ocupamos el número 12. Todo esto debido a don Henning y su excelente sistema de promoción de la investigación desde la vicerrectoría. Sin el Dr. Jensen, yo ciertamente no tendría financiación. Nadie creía en mi trabajo. Ya llevo actualmente cerca de 8 publicaciones y tres más en revisión. Desde entonces he publicado 80 trabajos periodísticos. Tengo 70 años de edad y parecía muy cacreco para seguir trabajando. Pero, desde el 2007 he tenido cerca de 6 honores nacionales e internacionales. Un hombre de visión, ese Dr. Jensen.

Volvamos a nuestro punto. La presente administración ha sido fabulosa en su efecto sobre la Universidad. Es una lástima que se hubiese dado esa división entre uno y otro candidato a la rectoría. Ambos son buenos, pero don Henning parece adivinar las necesidades del futuro. Maravilloso don ese. Exquisita visión interna y externa. La presente administración ha traído aires de libertad académica a nuestra institución. A nuestra Alma Máter. No tengo ya temor de publicar en el Semanario UNIVERSIDAD puntos de vista filosóficos, científicos o teológicos. Me siento libre. Me siento un académico. Un miembro de la comunidad catedralicia.

La investigación es el futuro de América Latina. Sin ella, nos quedamos rezagados ante los países industrializados. Nos quedamos presos de la importación solamente de chuncherías que no tienen ni ton ni son. No producimos paradigmas o modelos científicos e intelectuales latinoamericanos. Necesitamos desesperadamente resucitar nuestra voz científica y paradigmática, para contribuir al flujo planetario del conocimiento. La universidad latinoamericana de solamente docencia ya ha sido superada. Eso en casi todos los países iberoamericanos que están en vías de progreso. Detesto utilizar un modelo angloamericano, pero algunas cosas las tenemos que imitar y otras las tenemos que crear e inventar nosotros mismos. Tenemos mucho que hacer y necesitamos hombres y mujeres de visión para guiarnos en el proceso. No nos podemos dar el lujo de votar por el amigo y no por el héroe que gana la batalla por una América Latina que sea competitiva científica e intelectualmente. ¡Costa Rica lo merece!

Como mencioné anteriormente, la UCR ha cambiado y avanzado exquisitamente con la presente administración. Don Henning sobresale como ese héroe académico. Ojalá sea elegido  rector. Y eso viniendo de un viejo cacreco que no puede votar porque es recontratado. Per aspera ad astra y adelante pues.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

En vísperas de que la junta directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) nombrara nuevos gerentes, miembros de la comisión investigadora de

Un cargamento de 65.000 kilos de maíz blanco proveniente de Nicaragua, fue detenido por el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) por estar contaminado con

La estrategia impulsada por Estados Unidos es fracaso rotundo, dice exministro Fernando Berrocal. (Foto archivo: Katya Alvarado)El gobierno estadounidense ha enviado a dos representantes

Como parte de la Ruta Museos y Galerías del Festival Internacional de las Artes 2012, este mes de marzo se exhibe en la Galería

Aunque sus trayectorias e inquietudes plásticas los han llevado por diversos rumbos, siete artistas graduados de la Universidad de Costa Rica (UCR) tienen la

“Yo lo he dicho con toda claridad: si quedo de rector, yo voy a aceptar los fondos del Banco Mundial”, así de categórico fue

Este año 2012 corresponde  a los Estados Miembros de la Organización Panamericana de la Salud (OPS),  la elección de un nuevo Director o Directora

Continuando con el análisis del artículo 14 y 19 del Reglamento de Elecciones Universitarias en relación con las tecnologías de la información, podemos  señalar
Semanario Universidad