El 15-M en Wall Street

El 15-M, el Movimiento de los Indignados que surgió en marzo en España, finalmente llegó al lugar donde debió haber empezado desde el principio:

El 15-M, el Movimiento de los Indignados que surgió en marzo en España, finalmente llegó al lugar donde debió haber empezado desde el principio: a Wall Street. La Meca del capitalismo financiero y la especulación bancaria ha sido testigo en estos días de las protestas de  miles de jóvenes que se han manifestado pacíficamente en la Gran Manzana,  pidiendo un cambio en el rumbo de las políticas económicas que ya pocos dudan de que hoy es más necesario que nunca.

Mientras tanto, en Europa vemos con asombro y estupefacción cómo Grecia, la cuna de la filosofía, de la democracia y de la civilización occidental, a pesar de ser parte de la eurozona se hunde cada vez más en una brutal espiral de recortes salariales y despidos masivos que no parece tener fin, al mismo tiempo que se obliga a sus ciudadanos a pagar una deuda que muchos ya saben que es impagable. ¿Una simple casualidad o una triste alegoría?

Al igual que sus pares españoles, los jóvenes estadounidenses protestan contra lo que el dirigente político español de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, llamó unos meses atrás “la dictadura de los mercados”, una dictadura cuyas armas no son la represión ni la censura sino la especulación financiera, y cuyos agentes no son policías ni soplones, sino las agencias de calificación de riesgo.

Lo que cada vez queda más claro es que este movimiento está cuestionando la concepción de democracia que ha dominado desde hace más de 50 años en la teoría y en la ciencia política tradicional: la del modelo representativo y procedimentalista que promueve las elecciones periódicas y el sufragio universal como ideales democráticos. Pero además  pone de nuevo en el tapete la discusión sobre los alcances del “gobierno del pueblo”, sobre el poder real que tienen los ciudadanos en el mundo actual, sobre el papel de los cada vez más desprestigiados partidos políticos y sobre el derecho a la protesta y a la desobediencia civil.

Sólo esperemos que estos vientos de cambio trasciendan a los países del Primer Mundo y que alcancen pronto a nuestro pequeño y apacible país, donde parece que algunos ya dan por sentado que el próximo presidente ya fue elegido por un selecto grupo de empresarios de un partido político (más bien, maquinaria electoral) que todavía tiene el descaro de proclamar en sus estatutos que es socialdemócrata…

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El ministro de la Presidencia, Carlos Ricardo Benavides, manifestó hoy el rechazo del gobierno a las mociones presentadas por varios diputados en la Comisión

Todos los ojos parecen puestos aquí, desde las grandes multinacionales hasta las mayores potencias mundiales; quizás con una mezcla de temor, interés o envidia.

Quizás otros, en las décadas que siguen, se sentarán a rumiar sus recuerdos de cuando las redes sociales y el celular hicieron de sus

En la demanda presentada contra Nicaragua ante la Corte Internacional de La Haya, el gobierno costarricense denunció el impacto del dragado del río San

Tras la repentina muerte del director y vocalista de la agrupación “Malpaís”, Fidel Gamboa, el pasado 28 de agosto, la agrupación decidió continuar

En La Nación del 25-09-2011, Óscar Arias –el hombre más rico de Costa Rica, neoliberal por los cuatro costados– en su artículo “Levantemos la

Desde hace varios años, se viene impulsando un Plan Fiscal por parte de los gobiernos de turno, pues alegan tener serios problemas de orden

Cada rincón de Costa Rica tiene una historia musical que muchos desconocen: sus compositores, obras, agrupaciones y canciones que hemos cantado sin saber de
Semanario Universidad