El barrio chino de San José, desde un análisis geográfico

En los últimos meses, un proyecto urbano en San José denominado barrio chino ha provocado críticas, disgustos, enojos y protesta por parte de unos,

En los últimos meses, un proyecto urbano en San José denominado barrio chino ha provocado críticas, disgustos, enojos y protesta por parte de unos, mientras que alegría, festejos y beneficios económicos en otros. Esto hace que sea palpable el interés y la preocupación existente en los habitantes josefinos y de otras localidades del país, sobre el desarrollo urbano de la capital y todo lo que esto contrae. Por tanto, se hace necesario que en el desarrollo urbano y en la planificación territorial se recurra a la opinión de la ciudadanía, se le tome la palabra y que con esto, se empiecen a incluir en la gestación de cualquier proyecto urbano, sea pequeño o sea grande, pero que impactará en la vida de los que transitan o viven en este espacio geográfico, así como en otros. La consulta popular, en el caso del barrio chino, ha estado ausente, lo cual es primer síntoma de un mal accionar.

Ahora bien: ¿Bulevar o Barrio? Es una interrogante necesaria de realizar, debido a que su respuesta abarca distintas consecuencias, indiferentemente sin son positivas o negativas. La discusión ha estado reticente en lo que es la construcción del bulevar y el cambio de nombre de la Calle 9 sur, llamada Paseo de Los Estudiantes, aspecto que ha sido desmitificado por personeros de la Municipalidad de San José, recalcando que el cambio de nombre está lejos de realizarse.

Dicho bulevar estará ubicado sobre la Calle 9 y entre Avenida 2 y Avenida 14. Pero al parecer, no sólo será dicha calle la que se va a considerar como barrio chino sino que la delimitación espacial se extenderá hasta la Calle 7 y la Calle 11 y entre las Avenidas antes citadas (“Chinos y costarricenses en el barrio chino”, La Nación, Opinión, 16/03/2012), lo cual afectará en todas sus dimensiones al ya establecido e histórico Barrio Soledad. Esto va a conllevar a que se reformulen los límites de dicho Barrio y de ser así, este quedaría con muy poca extensión territorial, unos cuantos metros cuadrados. De efectuarse, se estaría inventando un nuevo barrio en el cantón San José en detrimento de uno ya establecido, todo enmarcado en un juego de intereses, donde el barrio existente será prácticamente borrado del mapa, llevándose con sí, todo el bagaje histórico que sus familias, presentes y pasadas, han construido, quitando con esto un espacio geográfico del imaginario colectivo de las personas. Se debe  tener cuidado en la forma en que se nombran los proyectos y las cosas,  porque detrás de ellas se va creando un imaginario social colectivo, que puede llevar a confrontarse con los existentes.

Una de las ideas por parte de la Municipalidad de San José que avalan la construcción de dicho bulevar, es que este va a generar un mayor turismo a la capital y  las personas se quedarán por más tiempo en este espacio; esto está ligado al proyecto municipal que pretende hacer de la capital un destino turístico del país, el cual se resume en la frase que dice “San José, más destino que camino”. De acá se desprende que más que un reconocimiento a la población china, está primando la parte económica en esta intervención urbana; siendo esto un poco maquiavélico, donde el fin está justificando los medios.

Si queremos lograr que San José sea un destino turístico, la forma más integral de hacerlo está lejos de ser mediante la creación de un bulevar que haga alusión a un país, región (por ejemplo, bulevar Paseo Unión Europea, Av. 4)  o grupo cultural; sino, más bien es rescatando, evocando y restaurando la gran riqueza histórica (tangible e intangible) que presenta la capital, la cual se encuentra oculta y en el olvido de la mayoría de las personas.

Sin dudas, se debe reconocer los aportes de diferentes culturas en la historia del país, máxime que Costa Rica es todo un crisol de culturas. Pero este reconocimiento se debe  hacer tomando en cuenta los avatares históricos donde se pretende construir tangible o simbólicamente este, para que esté lejos de entrar en conflicto con otros pasados históricos y reconocimientos a diferentes aconteceres nacionales.

La ciudad es confluencia de actores sociales con distintivos aspectos culturales, por lo cual se debe  luchar por hacer de esta un área geográfica inclusiva, en vez de una exclusiva, lo que impactará en la vida y en el contacto social de las personas que transitan o viven en una ciudad.

Por último, con la construcción de dicho bulevar se hace cada vez más real el problema que existe en el aspecto vial; se hace más necesario que se reubiquen paradas de autobuses y que  se agrupen en terminales de acuerdo con sectores geográficos, en zonas externas de la ciudad.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

La intención de que la producción científica de la Universidad de Costa Rica (UCR), reflejada en sus 46 revistas, sea cada vez más visible

Álvaro Saborío le anotó tres goles a Guyana y uno a El Salvador para reafirmar su historia. Como los bota, los mete.El defensa izquierdo

Guillermo Constenla (Foto: archivo).La operación de la empresa Insurance Servicios S.A. está totalmente apegada a  derecho y ha permitido al Instituto Nacional de Seguros

Observadores de Naciones Unidas inspeccionan el lugar de una explosión en un garaje en la zona de Al Sayeda Zainab, cerca de Damasco.

Día a día recibimos nuevas noticias sobre el acontecer nacional: la grave crisis de la Caja Costarricense de Seguro Social, el escándalo por la

Suenan graciosas -¿o será broma de mal gusto?- las declaraciones de Arturo Fernández, representante de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), que en

Hace algunos años apareció en Estados Unidos un libro que rápidamente se convirtió en una especie de “best seller” político. En ese libro, titulado

“Esto nunca me había pasado, es un acto criminal que entiendo como un aviso para que no siga mi labor, pero no me van
Semanario Universidad