El cáncer que devora al mercado

Repasamos algunas fechorías de los actores y factores que propician la crisis actual, no sin antes mencionar el autogolpe técnico o golpe de Estado,

“Las crisis del capitalismo

Engendran guerras”

Y seguía soñando:

“capitalismo

No te escaparás de la muerte…”

José Roberto Cea: en Los pies sobre la tierra de preseas….

 

Repasamos algunas fechorías de los actores y factores que propician la crisis actual, no sin antes mencionar el autogolpe técnico o golpe de Estado, recién producido el 1 de mayo. Probablemente cuando el actual gobernante decía: “Con Costa Rica no se juega”, los caimanes entendían: < ji, ji,… ha, ha> oigan con Costa Rica sí se juega. En la poza juegan caimancitos y en el horizonte se ve la silueta de los grandes caimanes con su gran colota (se las juegan todas para evitar que se las majen) preparan nuevas fechorías. Los procesos de desmantelamiento del Estado y la liquidación de los derechos laborales han permanecido en la agenda de los gobiernos de turno. Por ejemplo, el concepto de soberanía se descoronó hace rato, acentuándose con los Programas de ajustes estructural (siguió la aprobación del TLC con los Estados Unidos). Se impusieron las políticas del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial habitado por caimanes prehistóricos propagadores de las políticas keynesianas, del Consejo de Washington… su promesa es “ahora sí solucionaremos los problemas”, lo que los legitimaba como jefes de los grandes y pequeños caimanes. Ciertamente los PAES fueron una seguidilla de golpes contra los derechos del pueblo: asumidos como planes de los distintos gobiernos del período 82-86, 86-90, y 94 – 98, a estos siguieron otros gobernantes cuestionados por aventuras económicas en su favor (entre otros caimancillos hay exdiputados, ministros, gerentes de instituciones, munícipes, no faltando empresarios, y comerciantes de diversa índole). El juego electoral ha consistido en hacer promesas: unos decían “aquí el trabajo va a ser como la lluvia sostenida, habrá abundancia de trabajo para toda la juventud, y van a viajar en motos VMW -hoy la tasa de desempleo abierto viaja en función exponencial, la más alta de los últimos 20 años-. Se van a construir tantas casas que no van a caber, “los albañiles afirmaron que serían de papel”. Otros decían: la juventud merece espacios que los aparte de los vicios y las drogas, por eso traeremos asesores (asesorías son buen negocio) para promover el deporte. Se construirán pistas y toda infraestructura necesaria, ya están listas las licitaciones (otro buen negocio). Hoy la drogadicción y otros factores de descomposición social viajan en función exponencial de varias variables. Así pues, los elegibles juegan en fila: “el que no promete es un tonto… Hay que perpetuar el poder en manos de pocos (también pobreza extrema, desigualdad, discriminación de género)”. Ciertamente en los órganos definitorios de la política estatal hay representantes de todas las cámaras que luchas por mantener el statu quo. “Telep,Telep…teletipo, noticias de último momento: 1) Se está en presencia de una metamorfosis extraña: el cáncer se transforma en mercado libre y el mercado libre en cáncer devorador de todo a su paso. Amenazan derechos laborales y conquistas del pueblo. 2) Los caimanes y caimancitos son asociados con los evasores de impuestos, saqueadores del erario público y malhechores de la sociedad. Empero, ellos no aceptan dichos cargos y plantean un recurso ante los tribunales de injusticia (reservándose el derecho ante la sala de influencias). Quizá entonces se les deba asociar con chapulines antisociales o mejor aún como ladrones. Habrá que esperar para saber qué dicen los chapulines antisociales. Pero lo que queda claro es que frente a esta ola solo queda la organización popular y sindical en defensa de sus legítimos derechos.

 

[delipress_optin id="134623"]

0 comments

Otros Artículos

Costa Rica siempre se ha presentado ante los demás países como “La Democracia más Antigua de América Latina”, haciendo creer al mundo entero

Con el boom de la distorsión posmoderna y la asfixiante presión del Banco Mundial en la educación, se impulsaron en los últimos años algunas estrategias

Lo alarmante de la situación fiscal del país no es el déficit fiscal, sino el déficit de ideas y de compromisos. El verdadero déficit

Es necesario cuestionarnos la enseñanza del Derecho en estos días de análisis no tan profundo de la educación superior costarricense.
Semanario Universidad