El lado oscuro de Señora del tiempo

En el contexto de la publicación y discusión de “El novum en la ciencia ficción costarricense” (Revista de Filología y Lingüística, 2014), aparece también

En el contexto de la publicación y discusión de “El novum en la ciencia ficción costarricense” (Revista de Filología y Lingüística, 2014), aparece también Señora del tiempo de Laura Quijano.

Esta novela tiene los mismos problemas que se señalan en el artículo académico mencionado, para la mal llamada ciencia ficción costarricense. Así, Señora del tiempo reproduce los defectos de los textos de autores como: Evelyn Ugalde, Daniel Garro, etc.; que impiden considerar tal texto como uno de ciencia ficción (CF) y, al contrario, lo ubican en el dilema que el famoso autor de CF, Stanislaw Lem, planteaba: “la CF puede ser o ‘CF real’ o ‘pseudo-CF’”, donde Señora del tiempo es pseudo-CF. Esta pseudo-CF es incapaz de representar un mundo novedoso (el novum) anclado como crítica del contexto político actual y, al contrario, sacraliza el ideario neoliberal tanto en lo económico (por la ausencia de crítica) como en lo político-ético, al legitimar los esquemas de socialización del neoliberalismo postmoderno. Asimismo, esta novela es incapaz de presentar un manejo profundo y adecuado del conocimiento científico de nuestra época e incluso de plasmarlo dentro de una visión futurista.

Al estilo de la moda de la pseudo-CF norteamericana, en películas como Lucy (2014), con la bellísima Scarlett Johansson, Señora del tiempo introduce un elemento paranormal, con el fin tanto de atraer un público más light, como de valerse de un “novedoso” recurso para hacer más interesante la trama de la novela. Sin embargo, el elemento paranormal no se elabora adecuadamente y, por tanto, más que ayudar perjudica el desarrollo diegético de la novela, que se enfrasca en una trama superficial. Ya decía Isaac Asimov que tal tipo de pseudo-CF casada con el statu quo corría el riesgo de jugar de “segundo violín de su propaganda y probaría ser totalmente impublicable; o si fuera publicada, sería completamente aburrida, y así haría más daño que bien”.

Más allá de los defectos de forma y contenido de Señora del tiempo, hay algunas cuestiones que, personalmente creo, deben ser aclaradas por el Ministerio de Cultura y Juventud. Esta novela se escribió con el patrocinio de la Beca de Fomento a la Creación Literaria del Colegio de Costa Rica (2012). No obstante, su publicación corresponde a Uruk Editores S.A. En otras palabras, ¿el Estado costarricense hace una inversión económica, pero es una empresa privada la que estaría en posibilidad de generar ganancias económicas de carácter privado? ¿El Estado no tiene su propia editorial o no servían para este fin alguna de las editoriales de las universidades públicas?

El asunto se complica cuando en La Nación (13/10/2014, p. 37A) se lee un artículo, que basado en puras apreciaciones “intuitivas”, indica que Señora del tiempo le valdría “ser ‘lectura recomendada’ en colegios y universidades”. Luego, el Estado que invirtió para que tal novela fuera escrita, ¿tendría ahora que pagar para hacer llegar a sus bibliotecas la novela? ¿Doble pago? ¿Negocio de quién?

El Ministerio de Cultura y Juventud debe explicarnos cuáles son los lineamientos que hay detrás del otorgamiento de tal beca y los pormenores que giran alrededor de la publicación de esta novela. Creo que a nadie le quedaría claro que el Estado patrocine la escritura de una novela, con fondos de todos, para cundir el ideario neoliberal (de unos pocos) y que después con impuestos pagados por todos se llegara a pagar, para uso de los estudiantes, por la posible adquisición de una novela nacida en tales circunstancias.

[delipress_optin id="134623"]

Otros Artículos

El expresidente de Francia Nicolás Sarkozy aspira a convertirse en líder de la oposición de cara a las elecciones francesas del 2017.Nicolas Sarkozy ha

Las oficinas de la productora audiovisual Tres de Marzo, en Rohrmoser, se vistieron de gala en la mañana del pasado 25 de noviembre, cuando

El martes 12 de noviembre la Sala Constitucional declaró sin lugar la acción de inconstitucionalidad planteada contra el nombramiento del actual ministro de la

Profesores y estudiantes imparten talleres de teatro, danza, canto, pintura y otras disciplinas artísticas en el cantón de Alajuelita. (Foto: cortesía de Sianny Bermúdez)Comienzan

No es con consignas sobre la Universidad como fragua de ciudadanía, ni declarando el campus bastión de resistencia frente al “imperio del mercado”, que

“¿Qué tiempos son estos en los que tenemos que defender lo obvio?”. Bertolt Brecht (1898-1956)El pasado 19/11/14 puntualicé en este Semanario las “inexactitudes transgénicas”

Homenaje levantado en la Sede de Occidente de la Universidad de Costa Rica, en honor a los 43 jóvenes mexicanos desaparecidos en Ayotzinapa.Al grito

La Universidad de Costa Rica (UCR) ha apostado por la excelencia, la mejora y la correspondencia entre la calidad de su formación, los profesionales
Semanario Universidad